Juntos día a día UN BLOG DE REALE SEGUROS

¿Cuándo contratar un seguro a todo riesgo?

01 Dic 16

¿Necesito un seguro a todo riesgo? Estas son unas preguntas recurrentes cuando buscamos cómo asegurar nuestro coche. Tanto si lo compramos nuevo, como si lo adquirimos de segunda mano con pocos años, nuestro coche es importante para nosotros y queremos protegerlo de la mejor forma posible.

Su antigüedad, sus características, los accesorios, el uso que le daremos e incluso el lugar donde vivimos, son determinantes para valorar si debemos asegurar nuestro coche con un seguro a todo riesgo.

Te recomendamos que conozcas los siguientes puntos que te ayudarán a tomar una decisión cuando no lo tengas tan claro:

La antigüedad del vehículo

Los cinco primeros años es el periodo de mayor valor y un seguro a todo riesgo te garantiza una indemnización en caso de tener un siniestro total, aunque tener un seguro a todo riesgo no significa que la compañía tenga la obligación de abonarte el 100% del valor de tu coche. Te explicamos el motivo:.

En función del nº de años que tenga tu coche el importe de la indemnización puede variar de unas compañías a otras ya que algunas ofrecen valor a nuevo durante el primer y el segundo año y otras no y a partir del segundo año te ofrecen el valor venal. En Reale buscamos compensar la pérdida total del vehículo de la mejor forma posible y por eso indemnizamos con el valor de nuevo del vehículo los dos primeros años y el tercero, cuarto y quinto año, mejoramos el valor venal del mismo en un porcentaje. ¿Pero qué es el valor Venal? se trata del valor de venta de tu coche antes del siniestro y se calcula con las publicaciones de valores de referencia de los profesionales de la compraventa de vehículos (Ganvam y/o Eurotax).

Los accesorios del vehículo

Solo las modalidades de todo riesgo te permiten tener cubiertos los accesorios de tu vehículo. Cada compañía tiene un sistema para valorarlos, revisa si en tu contrato de seguro los extras que vienen de fábrica están o no incluidos y hasta que importe. Además puedes proteger los extras que añadas declarándolos expresamente, aunque las compañías tienen un tope máximo hasta el que te permiten asegurarlos. En Reale los accesorios de fábrica quedan cubiertos sin necesidad de declarar hasta los 1.500€ y además puedes ampliar este importe declarando expresamente el valor de los extras.

Los seguros a todo riesgo suelen llevar asociada la cobertura del vehículo de sustitución, o te permiten contratarlo como una cobertura opcional que te garantiza disponer siempre de un vehículo

Uso del vehículo

Cuanto más uses el vehículo más probabilidad tienes de tener un percance y si eres de los que les gusta tener el coche siempre en perfecto estado, con un seguro a todo riesgo podrás llevar a reparar el vehículo sin coste alguno para ti o tan solo con el coste de la franquicia contratada. Además debes de tener en cuenta que los seguros a todo riesgo suelen llevar asociada la cobertura del vehículo de sustitución, o te permiten contratarlo como una cobertura opcional. Con Reale podrás elegir esta opción, pero si decides no contratar esta cobertura, los talleres de Reale te ofrecen un vehículo de cortesía sin coste, aunque como se trata de un servicio añadido tendrás que depender de la disponibilidad que tenga el taller.

El valor y la marca de nuestro vehículo

No todos los coches y las marcas son iguales. La reparación de vehículos de alta gama tienen costes de reparación muy elevados, debido principalmente al coste de las piezas y a la mano de obra especializada que necesitan.

La modalidad a todo riesgo te protege por los daños originados al vehículo en los casos en los que no intervenga un tercero responsable, casos en los que por despistes nuestros o por la mala suerte colisionamos con elementos como bolardos, columnas u otros vehículos… En estos casos podremos llevar a reparar nuestro vehículo sin que esto tenga una repercusión económica para nuestro bolsillo. Pero antes de llevarlo a reparar debemos conocer si nuestro seguro tiene franquicia.

¿Pero qué es esto de la franquicia? para quienes no conozcan el concepto, es el importe que acordamos aportar de nuestro bolsillo, en caso de reparar el vehículo o en caso de que la compañía deba de indemnizarnos por siniestro total del vehículo, en cuyo caso de descontará de la indemnización final.

Cuándo contratar un todo riesgo

El lugar de circulación

Otro de los factores a tener en cuenta es el lugar por el que conducirás habitualmente y el lugar donde vas a aparcar tu coche. No es lo mismo vivir y desplazarte en una gran ciudad con el volumen de tráfico que tienen las grandes urbes, que circular por los núcleos rurales donde no hay tantos coches circulando. Tampoco es igual si circulas por autopistas que hacerlo por las calles en una gran ciudad. En el primero de los casos la frecuencia de tener un siniestro puede ser mucho mayor, aunque la gravedad o la intensidad del siniestro probablemente sea inferior al que puedes tener en una autopista.

También es importante tener en cuenta donde vas a aparcar tu vehículo ya que cuanto más tiempo se encuentre aparcado en la calle, más probable es que le pueda ocurrir un percance, ya sea un siniestro, el robo o el incendio de tu vehículo. Con un seguro a todo riesgo, aunque tu coche duerma en la calle tú te sentirás más tranquilo sabiendo que se encuentra bien protegido…

La financiación

Un elemento que pocas veces consideramos y que debemos tener en cuenta a la hora de tomar nuestra decisión. Cuando compramos un vehículo a plazos la financiera del vehículo nos solicitará que aseguremos a todo riesgo el vehículo o ellos por su cuenta contratará un seguro para cubrir incidencias como la pérdida total. Pero si adquirimos un vehículo con un préstamo personal, la única forma de proteger nuestra inversión es mediante un seguro a Todo Riesgo, que evitará que nos quedemos sin coche y con una deuda con quien nos prestó el dinero.

Si tenemos claro que lo que necesitamos es un seguro a todo riesgo, pero el precio es demasiado elevado, tenemos la posibilidad de contratarlo usando una franquicia

 

El precio del seguro a Todo Riesgo

Una vez que tengamos identificadas nuestras necesidades, solo nos queda ver el precio de un seguro a todo riesgo. Con el precio de los seguros que hayamos identificado deberemos tener en cuenta que nos ofrece una compañía y otra y comparar la calidad y el precio. Si tenemos claro que lo que necesitamos es un seguro a todo riesgo, pero el precio es demasiado elevado, tenemos la posibilidad de contratarlo usando una franquicia, gracias a estas podremos contratarlo con un precio más reducido, sin tener que renunciar a ninguna cobertura.

 

Ahora que tenemos en cuenta todas estas variables, estamos en disposición de elegir la modalidad de seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades. Si Reale es tu opción o quieres conocer más sobre nuestros productos haz clic aquí o acércate a una de nuestras agencias.