Juntos día a día UN BLOG DE REALE SEGUROS

Aquaplaning. ¿Qué es y cómo evitarlo?

21 Nov 18

El aquaplaning es una de las principales causas de siniestros en días de lluvia. Como su propio nombre indica, es la situación que se produce cuando un vehículo planea sobre una capa de agua, lo que nos hace perder el control sobre el mismo. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este fenómeno y las claves para evitarlo.

¿Qué es el aquaplaning y cómo se produce?

Es una situación que se produce cuando un vehículo atraviesa a gran velocidad una balsa de agua y el neumático no es capaz de desalojarla hacia los lados, o a través de las ranuras que conforman el dibujo de la rueda.

Cuando esto sucede se genera una capa de agua entre la rueda y el suelo, que provoca la pérdida de adherencia y tracción, haciendo que el coche se deslice por encima de esa capa haciendo que perdamos el control.

Factores que favorecen la perdida de control del vehículo

Existen diversos factores que propician esta situación y que podemos dividir en dos bloques, los causados por las condiciones atmosféricas como puede ser el propio desgaste de la carretera, entre otros, y factores que dependen de nosotros y están ligados a la revisión de nuestro coche.

Factores externos

Por factores externos, entendemos todas aquellos elementos que se encuentran en la carretera y en la naturaleza y que escapan a nuestro control.

 

  • Surcos en las vías

Los surcos se producen por los cambios de temperatura, que derivan en una dilatación y contracción del cemento. Por esta razón, en días de lluvia, los surcos se llenan de agua, acumulándose y siendo más propensos a la formación del aquaplaning cuando un vehículo pasa por encima.

 

  • Pavimento

Hay que prestar especial atención a todas aquellas vías que están pavimentadas con hormigón en vez de cemento, ya que éstas primeras son más proclive a la formación de surcos y grietas, aumentando la probabilidad de formar el aquaplaning.

 

  • Condiciones climáticas

Por supuesto, el aquaplaning no tiene lugar sin las lluvias por lo que es necesario estar al día de los avisos meteorológicos, especialmente si se va a conducir por una zona en el que están estimadas fuertes precipitaciones en muy poco tiempo.

Factores del vehículo

Podemos encontrar otros elementos que pueden favorecer al “aquaplaneo” y esta vez tienen que ver con nuestro vehículo:

 

  • Peso del vehículo

Uno de ellos es el peso del propio vehículo, ya que al llevar más carga, las ruedas tienen a hundirse más en los charcos o en la carretera, por lo que los vehículos más ligeros son más propensos a experimentar el aquaplaning.

 

  • Pedales del vehículo

Por otro lado, el frenado y la aceleración están directamente relacionados pues en carreteras mojadas hay que evitar frenar de manera brusca así como aminorar la velocidad para evitar cualquier accidente. Recuerda, a más velocidad, más probabilidades de que pierdas el control de tu vehículo.

 

  • Neumáticos

En cuarto lugar, la presión del inflado es otro factor esencial ya que unos neumáticos que circulan con una presión inadecuada puede provocar la siniestralidad del vehículo.

Sin lugar a dudas, el fenómeno del aquaplaning se puede evitar en gran parte gracias a una revisión periódica de nuestros neumáticos, asegurando que tanto el dibujo como la presión de las ruedas son las correctas y las establecidas por el fabricante. Con unos neumáticos en perfecto estado, se puede alcanzar una velocidad máxima de 75 a 80 km/h si nos vemos afectados por el aquaplaning.

También es importante tener en cuenta la profundidad del neumático. Si éste alcanza una profundidad de 1,6mm, hay que tener en cuenta que la capacidad de evacuar el agua se verá reducida en un 50%. Por otro lado, si su profundidad alcanza los 3 milímetros es momento de realizar su sustitución.

Además, se desaconseja adquirir neumáticos de marca blanca o más económicos pues son los más favorables a crear una situación de inestabilidad. Por otro lado, hay que alejarse de mitos como la idea de que un neumático ancho y más rígido proporciona mayor estabilidad, siendo justamente todo lo contrario, ya que su densidad implicada una mayor dificultad en la filtración del agua.

Cómo actuar en caso de aquaplaning: consejos para evitarlo

  • Ante todo, la mejor opción es mantener una actitud calmada en la que evitaremos hacer cualquier movimiento brusco con el coche.
  • Lo más importante de todo para evitar la pérdida de control del vehículo es moderar la velocidad soltando el acelerador poco a poco, evitando frenar bruscamente.
  • El volante debe mantenerse recto para evitar perder el control. Es cierto que si nos encontramos en alguna curva, lo mejor es hacer algún giro de manera muy suave hasta llegar al punto deseado.

No lo dudes, si las condiciones climatológicas empeoran notablemente y la conducción se vuelve peligrosa, lo mejor es reducir la marcha y, siempre que no suponga un peligro para otros vehículos y/o peatones, estacionar el vehículo hasta que las condiciones de la carretera mejoren y continuar la marcha una vez que la situación mejore.

Desde Reale Seguros, recomendamos siempre tener los cinco sentidos en la carretera y extremar la precaución, aún más cuando las condiciones son desfavorables.

Sin embargo, nunca está de más asegurar tu vehículo con un seguro completo como Reale Auto.

Visita tu agencia Reale más cercana e infórmate sobre cuál es la modalidad de seguro que mejor se adapta a tus necesidades.

 

Neumático Aquaplaning