Conducir en Madrid: 9 trucos para conducir en ciudad

Inicio > Coche > Conducir en Madrid: 9 trucos para conducir en ciudad

Conducir en Madrid: 9 trucos para conducir en ciudad

Conducir en Madrid, como ocurre en otras grandes urbes, puede provocar cierto miedo, sobre todo en los conductores noveles. La ansiedad al volante es fruto de la inseguridad del conductor, ya sea por desconocimiento del recorrido o la presión de un tráfico muy denso, entre otros factores. 

Para evitar situaciones que pueden ponerte en peligro o exponerte a sanciones, es preciso estar informado sobre las restricciones medioambientales, los espacios habilitados para el aparcamiento o las horas de mayor afluencia

En este artículo, y para ayudarte a que conduzcas en las mejores condiciones posibles, vamos a detallarte estos y otros consejos útiles

9 trucos para conducir en Madrid

Antes de conducir en grandes ciudades como Madrid, es preciso que tomes en consideración algunos de los trucos que vamos a compartir contigo en los puntos sucesivos y que van a ayudar a mejorar tu conducción. 

Infórmate sobre las restricciones de circulación

De acuerdo con la ley 7/2021 de cambio climático, enfocada a alcanzar una circulación libre de emisiones contaminantes, los núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes deben habilitar lo que se conoce como zonas de bajas emisiones (ZBE). 

En ellas, la circulación se encuentra restringida para los coches que no cuenten con una etiqueta medioambiental, también conocidos como códigos de contaminación de la DGT

En Madrid, 2 de estas zonas son Madrid Central y Madrid 360. Los coches que pueden circular por ellas son los que cuentan con las etiquetas B, C, ECO y CERO. Las dos primeras llevan asociadas una serie de condiciones como tener que ir directamente a un aparcamiento privado o a un parking subterráneo. 

En todo caso, las condiciones irán modificándose a lo largo de los años para adecuarse a las directivas en materia medioambiental, por lo que es preciso que te informes convenientemente antes de circular por una ciudad como Madrid.

Presta atención a los escenarios de los protocolos anticontaminación

En Madrid, desde el año 2018, existen 5 tipos de protocolos anticontaminación previstos por las concentraciones de dióxido de nitrógeno que afectan a la circulación de los vehículos: 

  1. Protocolo 1. La velocidad de los vehículos se limita en la M30 y accesos a 70 km/hora. Los autobuses de la empresa municipal de transportes (EMT) son gratuitos y se activa la tarifa dinámica SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) con el 100 % de recargo.
  2. Protocolo 2. Se aplican las medidas del protocolo 1, además de impedir la circulación de vehículos por la M30 que no disponen de etiquetas B, C, ECO y CERO. En las zonas SER solo pueden aparcar los vehículos ECO y CERO, con el 100 % de recargo para los primeros. 
  3. Protocolo 3. Además de aplicar las medidas del protocolo 2, se recomienda que los taxis vacíos no circulen, menos los Eurotaxis y los que dispongan de etiquetas CERO y ECO.
  4. Protocolo 4. En este caso, se trata de las medidas del protocolo 3 a las que se añade la prohibición de que circulen los vehículos con etiqueta medioambiental B.
  5. Protocolo 5. En este protocolo, únicamente pueden circular los vehículos con etiquetas CERO o ECO, y solo los primeros pueden aparcar en las zonas SER. 

Localiza los estacionamientos disponibles

En Madrid, como en otras grandes ciudades, se han habilitado zonas de aparcamiento regulado o SER con la intención de incentivar el transporte público. 

Existen 2 tipos de zonas: 

  • Plazas verdes. Limitan el estacionamiento a 2 horas. 
  • Plazas azules. Te permiten estacionar 4 horas.

En Madrid Central, por ejemplo, solo pueden aparcar en estas zonas los coches con etiqueta ECO –un máximo de 2 horas– y con etiqueta CERO, sin límite de tiempo. Mientras que los vehículos con pegatinas B y C, solo pueden aparcar en parkings públicos y privados.

Evita las horas de tráfico más denso

En la medida de lo posible, evita el tramo horario entre semana de 6.30 a 9.30 horas de la mañana. Se trata del rango de horas en el que las personas se desplazan a su trabajo. 

El tráfico es denso de nuevo a partir de las horas de la comida –especialmente en zonas donde se trabaja en horario intensivo y los viernes–, y a partir de las 17-18 horas que, por normal general, se trata del final de la jornada laboral para muchas personas.

Respeta las limitaciones de velocidad

Obviamente es necesario respetar las limitaciones de velocidad en toda circunstancia, pero estas cobran mayor relevancia en ciudades con grandes aglomeraciones de tráfico. 

En ellas los tipos de colisiones de vehículos por alcance, también conocidas como traseras, o por embiste en cruces suelen ser habituales, aumentando la probabilidad de que se produzcan si circulas a una velocidad más elevada de la que debes. 

Todo ello, con el inconveniente añadido de exponerte a sanciones administrativas importantes. 

Planifica el itinerario

Si no conoces una ciudad, antes de aventurarte a conducir en ella, es recomendable preparar el recorrido y grabarlo en el GPS para mayor comodidad. 

No olvides añadir los estacionamientos y tener en cuenta las ZBE y otras posibles restricciones para evitar problemas y sanciones.

Mantén la distancia de seguridad

Una de las claves esenciales para tu seguridad, y la de las demás personas, es conservar una distancia prudente con el vehículo de delante. 

Ten en cuenta para calcularla, las condiciones de la vía, la meteorología y la señalización

Circula prestando plena atención 

Los imprevistos en la circulación en las ciudades son múltiples. 

Peatones, bicicletas, patinetes que se cruzan, motos que circulan entre los coches, todos ellos son riesgos para los que tienes que estar preparado. 

Extrema la precaución por la noche

Toma la precaución de encender las luces de cruce al menos una hora antes de que se ponga el sol. 

Por último, cuando vayas de viaje y debas cruzar una gran ciudad, ante cualquier síntoma de cansancio, lagrimeo o picor de ojos busca un lugar en el que detenerte a descansar. 

En todos tus desplazamientos es esencial contar con un seguro de coche con buenas coberturas como los productos de Reale Seguros que te ofrecen una amplia protección y packs adaptables.

Puedes obtener tu presupuesto personalizado en tan solo unos minutos utilizando nuestra calculadora de seguro de coche, y si necesitas mayor información, contáctanos, nuestros agentes atenderán tus dudas.