Homologar los faros auxiliares de las motos: cómo hacerlo y por qué

Inicio > Moto > Homologar los faros auxiliares de las motos: cómo hacerlo y por qué

Homologar los faros auxiliares de las motos: cómo hacerlo y por qué

Homologar los faros auxiliares de las motos, es la principal forma de asegurar que realizan su labor de seguridad adecuadamente. Las luces son una cuestión fundamental para las motocicletas, ya que se deben emplear en muchas más ocasiones que en otros vehículos.

Instalar faros auxiliares puede mejorar la visibilidad en la conducción de motocicletas pero este cambio se debe realizar en un taller autorizado o por cuenta propia si se dispone de los conocimientos necesarios. En cualquiera de los dos casos mencionados, los faros auxiliares deben pasar por un proceso de homologación.

Homologar los faros auxiliares de una moto es un proceso crucial para la seguridad del conductor y, dada su importancia, vamos a explicar cómo se lleva a cabo y los principales motivos para hacerlo.

¿Qué son los faros auxiliares de la moto?

Los faros auxiliares son luces de apoyo que se suelen utilizar en algunos tipos de motocicletas como las de trail o de touring. Por lo general, se instalan para perfeccionar estéticamente las motos pero en algunos casos se pretende mejorar la visibilidad en ciertos terrenos complejos.

Lo más habitual es que los faros auxiliares sean antiniebla. En este caso, es necesaria cumplir la homologación de acuerdo al Reglamento n.º 48 de la Comisión Europea.

¿Qué luces se suelen sustituir?

Cualquier faro se puede sustituir, sin embargo, lo más común es reemplazar el faro delantero. También, puede darse el caso de que se sustituyan las luces intermitentes delanteras y traseras, los faros de posición trasera, las de frenado, la iluminación de la matrícula e incluso el catadióptrico trasero.  

No obstante, para ejecutar este reemplazo, siempre es necesario un procedimiento de homologación que tendrá que quedar registrado para que la moto no enfrente ningún obstáculo para pasar la Inspección Técnico de Vehículos (ITV)

¿Cómo se homologan los faros auxiliares de una moto?

Para que el procedimiento de homologación sea legal y evites la multa, son necesarios los siguientes documentos específicos:

  • Una fotocopia técnica.
  • Una fotocopia del permiso de circulación.
  • Fotografías de la moto.
  • Fotografías de la reforma ejecutada.
  • Fotografía de la contraseña de homologación.
  • Identificación de la marca, modelo y la referencia.

Del mismo modo, para pasar la ITV es necesario el certificado del taller y un informe de conformidad para la instalación de los faros auxiliares. Una vez superada la inspección, los nuevos faros serán considerados totalmente homologados en un plazo máximo de 15 días.

En la nueva ITV constará que los faros auxiliares cumplen con los estándares y normativas exigidas. En caso de que no sea así, la moto no pasará la ITV y será susceptible de ser multada por Tráfico.

Por otro lado, si el faro auxiliar está declarado expresamente como accesorio, cumple con la normativa y está debidamente homologado, en Reale Seguros lo clasificaremos como dentro de las coberturas ofrecidas por nuestra póliza para este supuesto. 

Suelen ser varios los motivos por los que se ejecuta el cambio en los faros de las motos. Aunque lo cierto es que, lo importante no es el motivo final que lleva a reemplazar las luces, sino el proceso de homologación para evitar la sanción.

¿Por qué motivos se sustituyen las luces auxiliares?

Generalmente, las circunstancias que derivan en un reemplazo de los faros son:

  •  La motocicleta es antigua y los faros no iluminan adecuadamente la calzada, por tanto, es necesario un cambio por un modelo mejor y con tecnologías mejoradas como xenón.
  •  La moto ha sido tuneada y, consecuentemente, los faros se han dañado. En este caso, se recomienda llevar a cabo la sustitución por ejemplares homologados.
  • Ninguno de los casos anteriores. El dueño de la motocicleta considera que es buen momento para cambiar los faros por modelos más atractivos. Aquí se busca seguridad pero también estética.

¿Cómo elegir un faro auxiliar antiniebla?

Una vez probado que los faros auxiliares están homologados, es el momento de elegir entre los diferentes tipos disponibles para cada motocicleta. Por ende, hay que tener presentes diversas cuestiones. Principalmente, la elección de las luces auxiliares dependerá de cómo, dónde y cuándo se va a usar la moto.

Entre los puntos en los que hay que detenerse destacan los siguientes:

  • El tamaño: un faro muy grande no va a dar más luz. Incluso si la moto en la que se instala no es de grandes dimensiones, puede incomodar a la visión, causando problemas de seguridad.
  •  La potencia: esta cuestión es relevante, sobre todo, si la moto va a transitar por zonas de baja visibilidad de manera frecuente. Es un hecho que no es igual la visibilidad en carreteras urbanas que en las de montaña.
  •  Instalación sencilla o que implique mano de obra cualificada: en este caso, lo más recomendable es acudir a los servicios de un taller para que aporte el certificado de homologación y así no tener dificultades en el momento de pasar la ITV.

Tan importante es contar con faros auxiliares homologados para garantizar la seguridad y evitar multas, como contratar un buen seguro de moto que sea útil y eficaz cuando surge un problema. Además recuerda que es obligatorio contar con uno para poder conducir de forma legal. 

Calcula tu seguro de moto en 3 minutos y si necesitas asesoramiento contáctanos. En Reale Seguros nos avala la experiencia y podemos resolver tus necesidades.