Tipos de limpiaparabrisas de coche: accesorios más comunes

Inicio > Coche > Tipos de limpiaparabrisas de coche: accesorios más comunes

Tipos de limpiaparabrisas de coche: accesorios más comunes

Existen diferentes tipos de limpiaparabrisas de coche en función del tipo de brazo que lo componen, por ejemplo. En cualquier caso, se trata de elementos ligados a la seguridad de tu vehículo que afectan a tu visibilidad, por lo que es imperativo que sepas elegirlos.

El estilo de fijación o el material de las cuchillas de estos componentes van a determinar factores como su eficacia y durabilidad.

Con la intención de orientarte para que sepas cómo elegirlos, vamos a profundizar en los diferentes tipos de limpiaparabrisas de coche, así como en sus accesorios más comunes.

Tipos de limpiaparabrisas de coche

En el mercado puedes encontrar 3 tipos básicos de limpiaparabrisas de coche en función de las características de su estructura.

Sin embargo, es preciso señalar que su funcionamiento de base es similar en todos ellos: los brazos o aspas barren la suciedad del parabrisas moviéndose de un lado al otro.

Las escobillas limpiaparabrisas son unos de sus componentes esenciales que afectan a su eficacia. Si su estado de conservación es óptimo, van a cumplir perfectamente con su función reduciendo su sonoridad.

Te detallamos a continuación los diferentes tipos de escobillas limpiaparabrisas que puedes adquirir.

Limpiaparabrisas tradicionales

Los limpiaparabrisas tradicionales están fabricados en metal o combinan el plástico con el metal, y cuentan con una goma fija.

Esta clase de escobilla está compuesta por un puente central y varios puntos de presión, en función del tamaño del limpiaparabrisas.

Esto implica que a la hora de cambiarlos es necesario que reemplaces toda la pieza.

Limpiaparabrisas planos

Los limpiaparabrisas planos ofrecen una gran ventaja con respecto a los tradicionales: utilizan, gracias a un spoiler integrado, la presión del flujo de aire para ofrecer una mejor limpieza del parabrisas.

Son mucho más aerodinámicos y discretos, y consiguen reducir el ruido provocado por la fricción del viento considerablemente.

Limpiaparabrisas híbridos

Los limpiaparabrisas híbridos, como su nombre indica, combinan características de las escobillas convencionales y las planas.

Ofrecen una estructura aerodinámica con una cubierta exterior que los protege de condiciones climatológicas adversas.

Como complemento a estos 3 tipos de limpiaparabrisas básicos que acabamos de ver, puedes encontrar otro tipo, en este caso curvo. Te lo explicamos a continuación.

Limpiaparabrisas tipo haz

Los limpiaparabrisas tipo haz, también conocidos por la voz inglesa beam wipers, son elementos de una sola pieza, normalmente en acero, que carecen de marco externo.

Incorporan aspas con goma que presionan los parabrisas curvos de manera homogénea.

Estos elementos brindan una gran resistencia frente a condiciones climáticas extremas y una vida útil más importante que la de las escobillas tradicionales.

Accesorios más comunes para limpiaparabrisas

Es importante que conozcas los accesorios más comunes para limpiaparabrisas en caso de que te veas en la necesidad de cambiarlos.

Toma nota porque te los enumeramos seguidamente:

  • Brazos o raquetas. Transmiten el movimiento del motor al limpiaparabrisas.
  • Flexores de muelle. Distribuyen la presión del componente en toda su longitud asegurando que la escobilla se encuentre en contacto perfecto con el parabrisas.
  • Gomas. Los bordes de goma de un limpiaparabrisas son los encargados de mantener la presión necesaria para limpiar la superficie con suavidad, reduciendo la fricción.
  • Spoiler. Mejoran la aerodinámica del limpiaparabrisas, reduciendo el ruido al activarlas a velocidades altas porque minimizan el efecto del aire.
  • Anclajes o conectores. Conectan el limpiaparabrisas a las raquetas o brazos, y aseguran un movimiento adecuado y lo más silencioso posible.

En lo concerniente a este último punto, existen diferentes tipos de anclajes, según el lugar por el que se conecte la goma del limpiaparabrisas, como el anclaje gancho, el más común, el de cierre lateral, superior o el tipo bayoneta, conocido también como de pestaña.

¿Cómo elegir los limpiaparabrisas para tu coche?

Para elegir el tipo de limpiaparabrisas para tu coche te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • El tipo de adaptador al brazo metálico del coche o enganche.
  • El tamaño que necesitas.
  • Los modelos compatibles con tu marca, modelo y año de coche.
  • La calidad que buscas y que en gran medida va a determinar el precio.

En el manual de tu vehículo puedes encontrar el tipo de limpiaparabrisas que necesitas, tanto para las lunas delanteras como traseras. Gracias a esta información no es necesario que te preocupes del tamaño u otras características de estos elementos.

¿Cuándo cambiar los limpiaparabrisas para tu coche?

Los limpiaparabrisas para tu coche cuentan con una vida útil media de 2 años aproximadamente en lo que respecta a su estructura, aunque todo depende del fabricante.

En lo tocante a los accesorios, estos pueden durar menos tiempo.

Así, puedes fijarte en los siguientes escenarios que te indican que el momento de cambiar los limpiaparabrisas de tu coche ha llegado:

  • Su goma ya no se desliza suavemente, sino que lo hace a trompicones.
  • Hace más ruido de lo habitual.
  • No limpia correctamente como lo hacía antes y deja rastros al pasar.

Para alargar la vida útil de tus limpiaparabrisas te recomendamos mantenerlos limpios, y que elijas elementos que se ajusten a la climatología de la zona en la que vives.

Realizar un mantenimiento del coche en invierno y en verano adecuado de los componentes de tu vehículo, sobre todo en el caso de los limpiaparabrisas, refuerza tu seguridad en carretera.

De igual manera, contratar un seguro de coches que te ofrezca un buen compromiso entre calidad y precio como los que te proponemos en Reale Seguros, te permite disfrutar, por ejemplo, de talleres de confianza llenos de ventajas para tus reparaciones.

Puedes calcular tu seguro de coche en menos de tres minutos y conseguir un presupuesto adaptado a tus necesidades, y si necesitas ampliar la información, no dudes en contactar con nuestros agentes.