Normas y tipos de extintores para empresas

Inicio > Empresas > Normas y tipos de extintores para empresas

Normas y tipos de extintores para empresas

Las normas de extintores para empresas se centran en establecer los requisitos y características que deben cumplir estos elementos de protección contra incendios para ser eficaces.

En los documentos normativos puedes encontrar, por ejemplo, la cadencia de los diferentes mantenimientos, o el tipo de extintor que debe usarse considerando el elemento que puede provocar un incendio.

Dado que todo lugar de trabajo debe contar con sistemas de protección contra incendios, en este artículo vamos a ayudarte a conocer las normas y tipos de extintores para empresas.

Normas de extintores para empresas

La norma española de extintores para empresas queda recogida en los siguientes documentos oficiales:

  • Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, también conocido como RIPCI 2017. Recoge las condiciones y características que deben cumplir este tipo de instalaciones y detalla el tipo de extintor necesario para cada clase de fuego.
  • Código Técnico de la Edificación (CTE). Este documento normativo plasma las indicaciones a adoptar en lo que respecta a la seguridad de edificios de viviendas y oficinas con un apartado específico que detalla la obligatoriedad, características y ubicación de los extintores.
  • Norma UNE 23120. Recoge los requisitos técnicos que deben cumplir los extintores, así como las características de instalación y el tipo de mantenimiento al que hay que someterlos para su correcto funcionamiento.

Como complemento de esta normativa, pueden existir normas municipales y autonómicas específicas.

En definitiva, estos documentos aclaran una serie de cuestiones como la cantidad de extintores que deben instalarse, los lugares en los que deben colocarse, así como la periodicidad y tipos de mantenimientos.

Tipos de extintores para empresas según la carga

La distinción básica entre extintores es la que se establece entre los extintores portátiles y los móviles en función de los kilos de carga de la siguiente forma:

  • Extintores portátiles. Ofrecen una masa igual o inferior a 20 kg. Se trata de elementos que pueden ser cargados por una persona y utilizados manualmente.
  • Extintores móviles. Cuentan con un peso superior a 20 kg por lo que se transportan sobre la estructura con ruedas que tienen. También pueden ser accionados a mano.

Tipos de extintores para empresas según el origen del fuego

La segunda clasificación se determina en virtud de la clase de fuego sobre la que van a actuar, como ocurre con los extintores para casa, y que queda establecida por la naturaleza del combustible que lo genera.

Clase A: materiales sólidos

Este tipo de extintores actúa sobre los materiales sólidos cuya combustión se produce con las brasas.

Es el caso del papel, carbón, caucho o madera. 

Clase B: materiales líquidos

La clase B es eficaz en fuegos originados por materiales líquidos como alcohol, gasolina, aceites, parafina, ceras o grasas.

Clase C: gases

Se trata de extintores eficaces en caso de incendios originados por gases como el propano, butano, acetileno o gas natural. 

Clase D: metales

Los extintores de clase D actúan sobre fuegos cuyo origen son los metales como el magnesio, aluminio en polvo, potasio, etc.

Clase F: aceites y grasas para la cocina

Esta última clase es la que debe colocarse en lugares en los que se manipulan aceites y grasas vegetales o animales destinados a la cocina.

Tipos de extintores para empresas según el agente utilizado

La siguiente clasificación se centra en el agente que se utiliza para actuar contra el fuego.

Agua con aditivos

Se trata de elementos de extinción de incendios que utilizan agua como agente, tanto dulce como salada. En este último caso, las instalaciones de almacenamiento, distribución e impulsión deben estar preparadas para ello.

Con la intención de mejorar la eficacia de los extintores de agua se le añaden aditivos como espumógenos, humectantes, espesantes o retardantes.

Espuma física

La espuma es el resultado de agregar aire en una mezcla espumante, que a su vez se forma con agua y un agente emulsor.

Esta mezcla crea una capa aislada del aire que impide la combustión.

Polvos químicos

Este tipo de extintores pueden contener 3 tipos diferentes de polvos químicos:

  1. Polvo seco ABC. También conocido por polvo polivalente o antibrasa, este tipo de extintores son eficaces en fuegos originados por sólidos, líquidos y gases.
  2. Polvo seco BC. Recibe otros nombres como normal o convencional. Actúa sobre fuegos de clase B y C, y pueden ser compatibles o no con la espuma física que acabamos de ver. Utilizan bicarbonatos o sulfatos como base, y se enriquecen con aditivos que mejoran la proyección y la conservación.
  3. Polvo seco especial. Se trata de un producto sólido granulado apto para mitigar fuegos originados por metales. El elemento base es una sal a la que se añaden elementos para potenciar su conservación y fluidez.

CO2

Su función se basa en la acción del dióxido de carbono (CO2) sobre el oxígeno, ya que al desplazarlo, enfría las llamas.

Dado que no deja residuos es útil para sofocar fuegos en equipos electrónicos puesto que  no conduce electricidad.

Es importante señalar que este tipo de extintor debe utilizarse con precaución pues puede ser peligroso en estancias con mala ventilación.

¿Cuántos extintores hay que instalar en una empresa?

Si nos centramos en la cantidad de extintores para empresas que deben instalarse, debes saber que su número debe responder a lo estipulado en el proyecto de protección contra incendios que ha de establecerse con anterioridad por una empresa especializada.

No obstante, en el Real Decreto 513/2017 que ya conoces, queda reflejado que como mínimo, ha de colocarse un elemento en cada planta, y en los lugares donde pueda haber mayor riesgo de incendio, la recomendación de los profesionales es colocar uno cada 200 metros.

Es necesario señalar que los extintores de uso general en el recorrido horizontal no deben superar los 15 metros de distancia respecto al origen de evacuación o los 10 metros en zonas más peligrosas.

Por otro lado, los extintores deben colocarse en paramentos verticales de manera que la parte superior del elemento se sitúe entre 80 cm y 120 cm sobre el suelo.

¿Dónde han de colocarse los extintores para empresas?

En lo tocante al lugar de colocación de extintores para empresas se deben considerar los criterios que vamos a compartir contigo en los puntos sucesivos.

Estos son de gran relevancia pues gran parte de la eficacia de la lucha contra incendios reside en el lugar de colocación estratégico y que responde a las necesidades de la planificación de seguridad en empresas.

Visibilidad y señalización

Los extintores deben estar visibles y contar con una señalización clara, permanente y fluorescente. Esta resulta eficaz cuando las condiciones de visibilidad son complicadas como puede ocurrir en el marco de un corte eléctrico.

Por esta razón, no deben colocarse detrás de cortinas o de puertas, ni dentro de armarios, por ejemplo.

Accesibilidad

Es imperativo que el acceso a los extintores no se encuentre bloqueado por ningún tipo de objeto, estructura o elemento decorativo. Las personas que necesiten utilizarlos deben poder acceder a ellos fácilmente.

En el mismo orden de cosas, es recomendable que estos elementos de seguridad se encuentren próximos a las salidas o a lo largo de rutas de evacuación.

Esto permite que las personas que intentan escapar de un lugar en llamas, puedan acceder a extintores en caso de necesidad.

Espacios de alto riesgo

La empresa instaladora va a detectar los puntos conflictivos en los que existe mayor probabilidad de que se origine un incendio.

Espacios como cocinas, lugares de concentración de equipamientos eléctricos o espacios en los que se acumulan componentes altamente inflamables como el papel o los productos químicos deben contar con al menos un extintor.

Tan importante como contar con instalaciones para la protección contra incendios es que tu empresa cuente con un seguro que te ofrezca buenas coberturas ante un siniestro de esta naturaleza.

En Reale Seguros ofrecemos a nuestros clientes una amplia gama de seguros para empresas, pymes y autónomos como el seguro Reale Comercios y Oficinas con garantías básicas que cubren los daños producidos por incendios, explosiones o caídas de rayos.

No dudes en contactar con nuestros agentes si necesitas ampliar la información.