Prevención de accidentes laborales: medidas para sortearlos

Inicio > Empresas > Prevención de accidentes laborales: medidas para sortearlos

Prevención de accidentes laborales: medidas para sortearlos

La prevención de accidentes laborales comprende una serie de medidas de sensibilización, análisis, control y actuación que se muestran indispensables ante las cifras anuales de siniestros en el trabajo en España y que no dejan de incrementarse año a año.

No obstante, muchos de los riesgos que originan este tipo de accidentes pueden reducirse o incluso eliminarse por completo con concienciación, protocolos de seguridad y medidas adaptadas.

En ese sentido, queremos que entiendas qué es exactamente la prevención de accidentes en el trabajo, cuáles son los accidentes más habituales y qué medidas puedes introducir en tu empresa para sortearlos.

¿Qué es la prevención de accidentes en el trabajo?

La prevención de accidentes en el trabajo es el conjunto de actividades o medidas previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el objetivo de evitar o disminuir los riesgos derivados de las condiciones del trabajo. Promueve la mejora de la seguridad y de la salud de los trabajadores.

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales supuso un nuevo enfoque en la prevención de accidentes en el trabajo a través de una nueva concepción legal. Esta no limita únicamente la prevención a tomar una serie de medidas legales, sino que se integra en el conjunto de actividades y decisiones de la empresa desde sus primeros pasos.

Los técnicos especialistas en Prevención de Riesgos Laborales –PRL– deben llevar a cabo una evaluación inicial orientada a:

  • Mostrar errores que ayuden a analizar qué se debe cambiar.
  • Identificar factores y situaciones que pueden originar accidentes.
  • Establecer una serie de medidas para la limitación del riesgo en la empresa.

Mostrar errores que ayuden a analizar qué se debe cambiar.

Identificar factores y situaciones que pueden originar accidentes.

Establecer una serie de medidas para la limitación del riesgo en la empresa.

Este servicio de prevención de riesgos en el trabajo suele realizarlo una empresa externa acreditada para ello.

 ¿Qué es un accidente laboral?

Un accidente laboral se entiende como la lesión sufrida de manera súbita e imprevista por el empleado como consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena y que afecta a su integridad física o psíquica.

En esta definición se incluyen también las lesiones producidas en accidentes in itinere, es decir, en el trayecto entre el centro de trabajo y su domicilio, o viceversa.

En relación a la información anterior, los accidentes pueden ser provocados principalmente por:

  • Caídas.
  • Golpes de objetos.
  • Desgastes por movimientos repetitivos.
  • Exposición o contacto.
  • Sobreesfuerzos.
  • Lesiones psicológicas originadas por las condiciones laborales del propio trabajo o del entorno profesional.

Caídas.

Golpes de objetos.

Desgastes por movimientos repetitivos.

Exposición o contacto.

Sobreesfuerzos.

Lesiones psicológicas originadas por las condiciones laborales del propio trabajo o del entorno profesional.

 ¿Cuáles son los accidentes en el trabajo más habituales?

Los accidentes de trabajo se clasifican atendiendo principalmente a 3 parámetros:

  1. El lugar del accidente. Si es en el centro habitual u otro centro, si ocurre in itinere o en un desplazamiento profesional, etcétera–.
  2. La gravedad de la lesión.
  3. Los días de baja que se establecen o si en su defecto no son objeto de baja.

El lugar del accidente. Si es en el centro habitual u otro centro, si ocurre in itinere o en un desplazamiento profesional, etcétera–.

La gravedad de la lesión.

Los días de baja que se establecen o si en su defecto no son objeto de baja.

Tal y como apunta el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo –INSST–, la acción preventiva no debe limitarse únicamente a los accidentes laborales que provocan lesiones en el trabajador, sino que debe estudiar también los accidentes blancos –los que producen daños materiales únicamente– así como los incidentes –que no producen daños–.

En todos estos aspectos subyace la importancia de la prevención de accidentes laborales. Más aún si somos conscientes de que en 2021, tomando como base los datos estadísticos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, se produjeron casi medio millón de accidentes con baja laboral, lo que ha supuesto un aumento del 18,9 % respecto al año anterior.

 9 medidas de prevención de accidentes en el trabajo

La política de prevención de accidentes en el trabajo actúa como venimos avanzando a diferentes niveles:

  1. Prevención. Resulta una acción orientada a neutralizar el riesgo.
  2. Protección. Se centra en minimizar las consecuencias en caso de accidente.
  3. Normalización. Permite regular el comportamiento humano para que sea seguro.
  4. Señalización. Recoge el conjunto de indicadores o normas que advierten de los factores de riesgo en una empresa.
  5. Información y formación. Se trata de dos pasos esenciales para que el resto de medidas que acabamos de comentar surtan efecto.

Prevención. Resulta una acción orientada a neutralizar el riesgo.

Protección. Se centra en minimizar las consecuencias en caso de accidente.

Normalización. Permite regular el comportamiento humano para que sea seguro.

Señalización. Recoge el conjunto de indicadores o normas que advierten de los factores de riesgo en una empresa.

Información y formación. Se trata de dos pasos esenciales para que el resto de medidas que acabamos de comentar surtan efecto.

En este proceso se pueden integrar medidas para sortear los accidentes laborales como las siguientes:

  1. Elimina o mitiga los productos químicos que pueden suponer un riesgo para la salud.
  2. Aísla o coloca barreras entre los factores nocivos que pueden crear lesiones y los trabajadores con medidas como la automatización, el control remoto, el uso de equipos auxiliares, etc.
  3. Implanta programas de mantenimiento preventivo.
  4. Ten a disposición Equipos de Protección Individual –EPI– cuando sea necesario.
  5. Organiza adecuadamente el trabajo respetando protocolos de producción orientados a la seguridad y a la reducción del estrés.
  6. Forma a tus equipos, sobre todo, cuando la prevención del riesgo dependa únicamente del factor humano, a través de cualificaciones necesarias para desempeñar una tarea de manera experimentada y segura. Deben contar con las oportunidades técnicas, organizativas, físicas y psicológicas requeridas.
  7. Asegúrate de que los supervisores de los equipos se preocupen de realizar un seguimiento de los procedimientos de seguridad.
  8. Comprueba, en caso de que la tengas, que tu flota de vehículos se encuentra en perfecto estado y con todas las garantías de seguridad obligatorias.
  9. Revisa las condiciones laborales de los trabajadores y mejóralas si detectas carencias. El ambiente laboral incide en gran medida en la seguridad de tu empresa.

Elimina o mitiga los productos químicos que pueden suponer un riesgo para la salud.

Aísla o coloca barreras entre los factores nocivos que pueden crear lesiones y los trabajadores con medidas como la automatización, el control remoto, el uso de equipos auxiliares, etc.

Implanta programas de mantenimiento preventivo.

Ten a disposición Equipos de Protección Individual –EPI– cuando sea necesario.

Organiza adecuadamente el trabajo respetando protocolos de producción orientados a la seguridad y a la reducción del estrés.

Forma a tus equipos, sobre todo, cuando la prevención del riesgo dependa únicamente del factor humano, a través de cualificaciones necesarias para desempeñar una tarea de manera experimentada y segura. Deben contar con las oportunidades técnicas, organizativas, físicas y psicológicas requeridas.

Asegúrate de que los supervisores de los equipos se preocupen de realizar un seguimiento de los procedimientos de seguridad.

Comprueba, en caso de que la tengas, que tu flota de vehículos se encuentra en perfecto estado y con todas las garantías de seguridad obligatorias.

Revisa las condiciones laborales de los trabajadores y mejóralas si detectas carencias. El ambiente laboral incide en gran medida en la seguridad de tu empresa.

Puedes valorar poner a disposición de tus empleados un servicio de atención psicológica que complemente el de la vigilancia de la salud que ofrecen las empresas de PRL.

¿Qué hacer en caso de accidente laboral?

En caso de accidente laboral debes seguir el protocolo establecido a tal efecto en tu centro de trabajo.

Además, el trabajador que ha sido víctima del accidente debe informar a la Empresa de Riesgos Laborales –ERL– sobre las lesiones o enfermedades que se deriven.

La ERP a su vez debe investigar las causas del suceso para lo que se pondrá en contacto con el centro de trabajo. En este punto es importante aclarar que no se trata de buscar culpables, sino de proponer medidas preventivas para que no se repita.

El responsable en la empresa de la seguridad y salud laboral debe supervisar la puesta en marcha de las medidas oportunas.

Y por último, ten presente que la seguridad de una empresa pasa también por contar con un seguro reactivo y flexible, a la altura de tus necesidades.

Nuestro seguro multirriesgo empresa, por ejemplo, cuenta con una cobertura opcional para la reforma, decoración o modificación que necesites efectuar.

En Reale Seguros disponemos de una oferta muy completa y competitiva de seguros para empresas, pymes y autónomos.

Contáctanos, será un placer ofrecerte el seguro que necesita tu empresa.