Seguros D&O: qué son y qué cubren

Inicio > Otros seguros > Seguros D&O: qué son y qué cubren

Seguros D&O: qué son y qué cubren

Los seguros D&O se han importado de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) y responden al creciente recrudecimiento de las consecuencias por los daños causados en el ejercicio de la actividad laboral de administradores, directivos o consejeros de una sociedad. Surgen como herramienta preventiva orientada a la protección del patrimonio de estos altos cargos empresariales. 

En el mismo orden de cosas, ayuda a garantizar la continuidad de la actividad de una empresa que puede ver dañada su imagen por este tipo de situaciones conflictivas. 

Aunque no se trata de seguros obligatorios como los de responsabilidad civil, sí es importante que conozcas qué son en detalle, cuáles son sus coberturas y qué razones para contratarlo existen. 

¿Qué es un seguro D&O?

Un seguro D&O (del inglés Directors and Officers) es un seguro de Responsabilidad Civil enfocado a administradores y directivos de pequeñas y medianas empresas de menos de 20.000.000 € de facturación.

Este segmento es clave para la economía de muchos países incluido el nuestro. 

El objetivo de este seguro, importado de allende los mares, es proteger el patrimonio de los altos cargos, así como el de la organización, que puede verse impactado por la responsabilidad de los daños causados en el desempeño de su actividad. 

Los seguros D&O en España responden al progresivo endurecimiento del marco regulatorio en materia de responsabilidad mercantil de administradores y directivos que ha convertido sus empleos en actividades de riesgo

En línea con lo anterior, piensa que pueden verse expuestos a importantes sanciones administrativas y penales. 

La peculiaridad de este tipo de seguro es que el tomador es la empresa y el asegurado es el trabajador ya sea dirigente, administrador, directivo o ejecutivo.

¿Qué cubre un seguro D&O?

En esencia, las coberturas básicas de un seguro D&O suelen abarcar por un lado las indemnizaciones por daños derivados del desempeño de la actividad de los cargos directivos, y por el otro los gastos de defensa jurídica y fianzas.

Así las cosas, los resarcimientos de daños y perjuicios se pueden extender mediante garantías complementarias a otras consecuencias que se derivan de la responsabilidad como pueden ser: 

  • Las sanciones administrativas y tributarias que sean asegurables. 
  • La restitución de la imagen en lo que concierne a toda acción centrada en impedir o mitigar algún tipo de reclamación estipulada en la póliza. 
  • Los gastos de aval concursal en sustitución de un embargo ordenado contra el asegurado de acuerdo con la Ley Concursal vigente.
  • Las reclamaciones en el marco de disputas laborales por despido nulo, discriminación en el trabajo o cualquier otro escenario análogo.

Estos seguros D&O, tal y como te hemos avanzado, van orientados a proteger el patrimonio privativo de cargos directivos y consejeros frente a reclamaciones de terceros. 

Ten en cuenta que incluso si dejan el cargo, deben enfrentar la responsabilidad que se les atribuye.

Has de saber que como administrador de una organización respondes con tu patrimonio personal ante reclamaciones por negligencia en el ejercicio de tu cargo. 

Y en lo que respecta a los consejeros, estos responden de manera subsidiaria en tales circunstancias. 

¿Qué no suele cubrir un seguro D&O?

Al igual que ocurre en otros seguros de daños y perjuicios, existen una serie de supuestos que, por norma general, no suelen estar cubiertos tampoco en el caso del seguro D&O. 

Fíjate en algunos ejemplos: 

  • Las acciones deliberadas, dolosas o fraudulentas. 
  • Las reclamaciones por incidencias anteriores a la entrada en vigor del seguro. 
  • Las reclamaciones por daños personales o materiales siempre que no deriven de la garantía de prácticas de empleo indebidas.
  • Las reclamaciones como consecuencia de actos de terrorismo o guerra. 
  • Las reclamaciones por radioactividad o riesgo nuclear.

Es importante señalar que cada aseguradora establece los límites previstos para cada contexto observado en la póliza de seguros, así como que es la encargada de detallar las características de las coberturas y garantías. 

¿Por qué contratar un seguro D&O?

El seguro D&O no es un seguro obligatorio. Sin embargo, como has podido constatar, resulta una herramienta preventiva para proteger a administradores y directivos de las consecuencias derivadas de su responsabilidad, tal y como legitima la Ley de Sociedades de Capital.

Las personas o entidades que pueden interponer reclamaciones de esta naturaleza son tanto públicas como privadas. 

Te ponemos algunos ejemplos seguidamente.

Accionistas

Los accionistas o miembros de la Junta General de una empresa pueden reclamar a directivos y/o consejeros por el incumplimiento de sus obligaciones, irregularidades en la información solicitada o incluso por los malos resultados de la compañía. 

Acreedores

Los acreedores pueden pedir responsabilidades, por ejemplo, por una ruptura injustificada del contrato que establece las bases de colaboración con la entidad, entre otros escenarios plausibles. 

Empleados

En el caso de los empleados, los altos cargos de una entidad pueden ser denunciados por discriminación o acoso, por un despido improcedente o por procesos de regulación de empleo no justificados legalmente.

Competencia

Aunque pueda resultarte sorprendente, las empresas competidoras pueden solicitar responsabilidades a otra empresa por competencia desleal o por violar las prácticas del mercado. 

Administraciones públicas

Las administraciones públicas pueden actuar contra una empresa por infracciones tributarias o administrativas, y contra sus altos cargos y consejeros a través de la responsabilidad tributaria subsidiaria. 

Compradores de la sociedad

En el caso de que tu empresa tenga comprador, éste puede igualmente exigir responsabilidades ante la falsedad o inexactitud de la información y documentación aportada. 

Piensa que los datos proporcionados pueden decantar una venta y si no se ajustan a la realidad, ponen en peligro el capital y estrategia del comprador. 

Estos perfiles no son los únicos que pueden emprender acciones legales contra administradores y directivos, sino que cualquier persona, empresa o entidad que se vea perjudicada por una negligencia o mala gestión se encuentra en disposición de hacerlo. 

¿Qué ventajas ofrece contratar un seguro de Responsabilidad Civil D&O?

El seguro de Responsabilidad Civil D&O proporciona una serie de ventajas estratégicas para una organización. 

Te enumeramos algunas de las más importantes:

  • Protege a la empresa, al dar cobertura a sus altos cargos, de un entorno normativo cambiante que alimenta la incertidumbre en el tejido empresarial, sobre todo en el caso de las pymes por su mayor fragilidad.
  • Evita que las decisiones de los responsables de una empresa se vean condicionadas por la responsabilidad que pueda derivarse de ellas. Nadie está a salvo de posibles errores o decisiones incorrectas por muy competente que sea. 
  • Protege el patrimonio de sus directivos, el de los administradores y consejeros ante posibles negligencias. Incluso si nos centramos únicamente en los gastos de defensa, considera que estos pueden ser muy elevados e inasumibles en muchos contextos.
  • Puede convertirse en un atractivo importante a la hora de captar talento para puestos de gran responsabilidad. Este seguro lo abona la empresa, lo que será visto como un compromiso férreo de protección de la empresa para sus trabajadores más cualificados. 
  • Garantiza la continuidad de tu empresa al proteger tanto su patrimonio como su imagen, que puede verse dañada incluso cuando la reclamación no es fundada. La gestión de la crisis de la imagen del directivo o de la empresa es tan necesaria como elevado es su coste. 

En Reale Seguros te ofrecemos un seguro D&O que completa nuestra oferta integral para empresas, pymes y autónomos.  No dudes en contactar con nuestros agentes en caso de que necesites ampliar la información.