Seguro de local sin actividad: coberturas y razones para contratarlo

Inicio > Autónomos > Seguro de local sin actividad: coberturas y razones para contratarlo

Seguro de local sin actividad: coberturas y razones para contratarlo

Contar con un seguro en un local sin actividad o vacío es el mejor modo de cubrir los riesgos asociados a una oficina o a un local comercial que se encuentre sin actividad, ya sea de manera temporal o permanente.

Y es que aunque no albergue ninguna actividad, un local no está exento de riesgos, es más, muchas veces la falta de uso puede provocar un rápido deterioro del inmueble si no hay un mantenimiento adecuado o incluso podrían darse robos al estar menos vigilado.

Si eres el propietario de un local comercial o de una lonja sin actividad o que se usa solo de vez en cuando, te invitamos a seguir leyendo porque en este artículo nos vamos a detener en las características de los seguros de comercios y locales y en la importancia de asegurar cualquier establecimiento comercial.

Seguros para locales sin actividad

Seguro que más de una vez te ha pasado que simplemente paseando por las calles de tu ciudad te has percatado de que el stock de locales comerciales vacíos ha crecido significativamente en estos tiempos de pandemia.

Como consecuencia de esto, algunos propietarios han cometido el error de dar de baja sus seguros para locales comerciales o incluso sus seguros de responsabilidad civil, pensando que ya no les hacían falta y que así podían ahorrar gastos.

Pues bien, este supuesto ahorro puede terminar saliendo caro porque, como te puedes imaginar, que un local no acoja ninguna actividad de negocio o comercial no quiere decir que se encuentre libre de riesgos.

En cualquier momento, más aún si no hay nadie pendiente de su correcto mantenimiento o vigilancia, pueden entrar a robar, romper alguna luna o cristal del escaparate o deteriorar el mobiliario existente.

Los locales vacíos tampoco están libres de sufrir imprevistos: averías en la instalación eléctrica que puedan dar lugar a incendios o inundaciones por roturas de tuberías, sobre todo en establecimientos ubicados en fincas antiguas.

Todas estas eventualidades podrían provocar graves daños al local, que al deteriorarse perdería o rebajaría su valor en el mercado, o lo que es peor, podría ocasionar daños a los inmuebles vecinos.

En estos casos, si no cuentas con un seguro que te cubra esos desperfectos, como dueño del local tendrás que asumir todos los costes propios y ajenos de los daños que se produzcan, algo que podría salirte muy caro. Gastos que se suman al coste de tener el local parado sin actividad o sin alquilar.

Por tanto, es muy recomendable que como propietario cuentes con un seguro de tu local vacío o sin actividad que te proteja ante cualquier contratiempo que pudiera darse. Esta es sin duda una inversión en tranquilidad que protege tu patrimonio.

 Seguros para locales comerciales

Contratar uno u otro seguro para tu local comercial dependerá –como siempre– del nivel de protección que necesites y de las coberturas extra que hayas pensado incluir.

Lo habitual es que sea un seguro englobado dentro de dos tipologías principales: los seguros de responsabilidad civil o los seguros de comercios.

Podríamos resumir sus coberturas así:

  • Los seguros de responsabilidad civil cubren únicamente los daños provocados a terceros. Son la opción más básica.
  • Los seguros de comercio cubren también los daños materiales en el local y suelen añadir servicio de protección jurídica.

Los seguros de responsabilidad civil cubren únicamente los daños provocados a terceros. Son la opción más básica.

Los seguros de comercio cubren también los daños materiales en el local y suelen añadir servicio de protección jurídica.

 Seguros de responsabilidad civil

Los seguros de responsabilidad civil tienen como objetivo cubrir los daños personales o materiales ocasionados a terceros y sus posibles consecuencias económicas.

Este perjuicio se puede producir tanto por acción como por omisión, por lo que, aunque en este momento no estés utilizando el local, como propietario del mismo serás el responsable último de abonar los daños.

Por ejemplo, si se incendia el local y esto afecta a los vecinos del inmueble, podrían reclamarte que les pagues el importe de los desperfectos causados por el fuego.

Un consejo importante a la hora de contratar un seguro de responsabilidad civil es que te fijes bien en la cantidad que te cubre la póliza, debes asegurarte de que sea suficiente –sin pasarte– en caso de necesidad.

Seguros de comercio

El seguro de comercio es un tipo de póliza concebida especialmente para los pequeños negocios y oficinas que pertenece al ramo de multirriesgo y que cubre tanto los daños a terceros como los riesgos asociados al local comercial (continente y contenido), haya en ese momento una actividad en marcha o no.

Ofrece así pues una protección mucho más integral y una amplia gama de coberturas entre las que podrás escoger las que mejor se adapten a tus necesidades:

  • Responsabilidad civil.
  • Robo y desperfectos.
  • Incendio, daños por agua y eléctricos.
  • Rotura de cristales.
  • Protección jurídica.

Responsabilidad civil.

Robo y desperfectos.

Incendio, daños por agua y eléctricos.

Rotura de cristales.

Protección jurídica.

El seguro de comercio, según lo que contrates, puede además cubrir el mobiliario, mercancías, productos, etc. que hayas dejado en el local, en caso de que ya no exista la actividad comercial pero todavía no lo hayas vaciado.

En Reale Seguros podemos prepararte un presupuesto personalizado si quieres contratar un seguro para local vacío o sin actividad con el que protegerte ante cualquier imprevisto.

Te asesoramos sin compromiso para que encuentres el seguro para locales comerciales que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Consúltanos!