Seguros de vida familiares: qué son y qué cubren

Inicio > Vida > Seguros de vida familiares: qué son y qué cubren

Seguros de vida familiares: qué son y qué cubren

Los seguros de vida familiares tienen un marcado carácter anticipativo y buscan protegerte tanto a ti como a tus hijos ante situaciones imprevistas que puedan poner en jaque vuestra tranquilidad ya sea por enfermedad, invalidez o fallecimiento.

Como padre, seguro que quieres sentirte seguro en el máximo número de aspectos relacionados con tu familia, ¿verdad? Pues bien, el seguro de vida familiar es una excelente forma de ganar esa tranquilidad que buscas ante situaciones que se escapan a tu control.

¿Qué son los seguros de vida familiares?

Los seguros de vida familiares son una clase de aseguramiento enfocado en posibles accidentes que puedas tener con resultado de fallecimiento o incapacidad, pero también tienen como fin dar cobertura a los gastos económicos derivados del cuidado o tratamiento de enfermedades graves de tus hijos desde el momento en que nacen hasta que cumplen los 18 años.

 ¿Qué cubre un seguro de vida familiar?

Como ya hemos anticipado los campos de cobertura de un seguro de vida familiar tienen nombres propios que son fallecimiento, incapacidad y enfermedad.

Fallecimiento

En caso de fallecimiento, el seguro de vida familiar te ofrece respaldo en dos sentidos:

  • Cubriendo económicamente la pérdida humana con una cantidad de dinero fija.
  • Anticipando una cantidad de dinero para cubrir los gastos relacionados con el fallecimiento.

Cubriendo económicamente la pérdida humana con una cantidad de dinero fija.

Anticipando una cantidad de dinero para cubrir los gastos relacionados con el fallecimiento.

 Incapacidad

Puede que como cabeza de familia te veas envuelto en un accidente o en una enfermedad que derive en una incapacidad laboral permanente y absoluta que afecte de pleno a tu generación y aporte de ingresos al núcleo familiar.

En esta situación tanto tu economía y calidad de vida como la del resto de los miembros de la familia se va a ver seriamente perjudicada, por lo que recibir una cantidad de dinero con origen en un seguro de vida familiar puede ser la tabla de salvación para ti y los tuyos.

 Enfermedades o anomalías de tus hijos

Si las dos circunstancias anteriores son dignas de contar con una cobertura que aporte una ayuda económica a los asegurados que las sufren, qué decir de las infames situaciones en que se presentan anomalías o patologías en los recién nacidos o enfermedades graves en los más pequeños de la casa.

Algunas enfermedades graves infantiles, desde que el niño nace hasta que cumple los 18 años, quedan cubiertas en el seguro de vida familiar que ofrecen muchas entidades aseguradoras. Todo ello se materializa gracias a una cantidad fija a percibir para su cuidado o para afrontar y aliviar los costes relacionados con los posibles tratamientos.

El síndrome de Down, el cáncer, las quemaduras graves, el coma o la distrofia muscular son algunas de las enfermedades infantiles que se recogen de forma habitual entre las coberturas de este tipo de herramientas de protección y que buscan dotar de soluciones a toda la familia.

 ¿Qué otras ventajas supone contratar un seguro de vida familiar?

Contratar un seguro de vida familiar tiene que las ya mostradas en cuanto a seguridad económica de la familia y protección en caso de fallecimiento, enfermedad o incapacidad.

A continuación, te mostramos el resto de bondades asociadas a este tipo de aseguramientos.

Liberados de deudas e impuestos

En caso de que fallezcas, la cuantía económica a percibir por tus herederos está a salvo de embargos y no se verá minorada por las deudas económicas en las que hayas podido incurrir.

La cuantía de la indemnización que recibirán los beneficiarios legales será íntegra y tampoco estará afectada por el ISD –Impuesto de Sucesiones y Donaciones– ni por el IPRF –Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas–.

 Garantía frente a deudas pendientes

El caso más evidente, y de mayor gravedad, dado el importe económico que lleva implícito, suele ser el pago relacionado con la hipoteca firmada para la compra de la vivienda.

En caso de que fallezcas, tus herederos quedarán cubiertos bajo el paraguas que ofrecen los seguros de vida hipotecarios y que se convertirán en la solución ideal para que tu familia pueda seguir dedicando sus ingresos habituales a otros fines que no sean el pago de la hipoteca.

Esta solución supone sin duda un desahogo considerable al quedar cubierto el resto del préstamo pendiente de pago, que también estará contará con el aval por parte de la entidad aseguradora sin coste alguno para tus familiares.

Seguros adaptados a tus necesidades

Otra de las ventajas de los seguros de vida familiares es la posibilidad de modificación de las coberturas a medida que se van cumpliendo ciertos hitos.

Esto incluye que en caso de nacimiento de nuevos niños puedas ajustar las coberturas al alza o que puedas realizar los ajustes pero en forma de rebajas de precio de la póliza si los niños van saliendo del perfil de asegurados porque cumplen la mayoría de edad legal.

La lista de beneficiarios en los seguros de vida familiares es totalmente flexible y adaptable a cada momento.

¿Quieres recibir más información sobre este tipo de seguros de vida? ¿Quieres que uno de nuestros agentes te llame? ¿O prefieres contactar con nosotros tú mismo?

Decidas lo que decidas en Reale Seguros tenemos una opción a tu medida.