Juntos día a día UN BLOG DE REALE SEGUROS

Seres sintientes: qué son y nueva ley en España

25 Feb 22

Los animales ya son seres sintientes a todos los efectos legales en España. La nueva norma los reconoce como seres vivos dotados de sensibilidad y no podrán ser abandonados, embargados, hipotecados, maltratados o apartados de sus dueños como si fueran simples objetos.

Con la entrada en vigor en enero de 2022 de la ley que reforma el régimen jurídico de los animales, se establece algo que ya sentían muchos dueños de mascotas: que los perros, los gatos y el resto de animales que conviven contigo son seres vivos con sensibilidad y para muchos, son otro miembro más de la familia.

Tanto si tienes una mascota o algún otro animal como si no, te animamos a seguir leyendo para descubrir todas las novedades de la nueva regulación que te pueden afectar.

Significado de seres sintientes

Perros, gatos y demás animales pasan a ser considerados seres sintientes o seres vivos dotados de sensibilidad con la nueva ley aprobada por el Gobierno, y que afecta a tres normas importantes de nuestro ordenamiento jurídico: el Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Esta nueva consideración legal de “seres sintientes”, reconoce explícitamente que los animales cuentan con capacidad de sentir y experimentar sensaciones (dolor, sufrimiento o bienestar), hecho este que los diferencia de las cosas y, por tanto, los convierte en sujetos de ciertos derechos.

¿Y qué supone esto para tus animales de compañía?

Como ya hemos anticipado, ser considerados como seres sintientes implica que los animales o mascotas ya no podrán ser hipotecados, abandonados o maltratados. Asimismo, tampoco podrán ser apartados de sus dueños en caso de separación o divorcio sin tener en cuenta su bienestar o su protección.

Veamos los principales cambios de la normativa y los nuevos derechos que adquieren los animales.

La nueva ley de seres sintientes 

La ley de “seres sintientes” o de reforma del régimen jurídico de los animales (ley 17/2021) afecta, como declaración genérica, a todos los animales (de compañía, domésticos, silvestres o salvajes) a los que en su preámbulo se les reconoce unos intereses y derechos que hay que tener en cuenta. En el caso de las mascotas se les reconoce además como miembros de la familia.

Con esta legislación, España sigue las líneas marcadas por las diferentes normativas europeas e introduce, entre otros aspectos, un mayor soporte legal para cuestiones peliagudas como la custodia del animal en separaciones y divorcios o en caso de fallecimiento del dueño.

Además, se prohíbe el abandono animal, algo que ya recogían algunas normas locales y autonómicas.

Analicemos juntos los principales supuestos que recoge la nueva legislación.

 Divorcio o separación

  • Se regula la custodia compartida de los animales de compañía en caso de separación o divorcio. Los jueces tendrán en cuenta para ello los vínculos afectivos del animal, no solamente quién es el propietario legal del mismo.

  • El juez podrá además acordar la participación de ambos cónyuges en los gastos de manutención y cuidado del animal.

  • Si hay antecedentes de malos tratos a animales o amenaza de causarlos para ejercer violencia vicaria en el otro miembro de la pareja o hijos, se considerará la limitación de la guardia y custodia.

  • En caso de falta de acuerdo entre la expareja, el juez decidirá el destino de la mascota teniendo en cuenta tanto el interés de las personas implicadas como el bienestar del animal.

 Fallecimiento del dueño

  • Los animales también pasan a ser considerados en los testamentos. Si no existe documento de últimas voluntades, el animal de compañía se entregará a los herederos o sucesores que lo reclamen.

  • Si los trámites de sucesión se alargan, y para que los animales no queden desatendidos, éstos se entregarán al órgano administrativo o centro que tenga encomendada la recogida de animales abandonados hasta que se resuelvan las diligencias pertinentes.

  • Si más de un heredero reclama la mascota y no hay acuerdo, el juez decidirá su destino teniendo en cuenta principalmente su bienestar.

  • En caso de que ninguno de los sucesores quiera hacerse cargo del animal, la administración podrá cederlo a un tercero para su cuidado y protección.

Animales perdidos

  • Si te encuentras un animal perdido, deberás entregarlo a su legítimo propietario o al responsable de su cuidado –si lo localizas–, salvo que aprecies indicios fundados de abandono o malos tratos, en cuyo caso deberás comunicarlo a las autoridades.

  • Al devolver el animal a su propietario y responsable, podrás reclamarle los gastos en los que hayas incurrido en su curación (en caso de que estuviera herido) y cuidado.

 En caso de hipotecas o impagos

  • Los animales de explotaciones ganaderas, industriales o de recreo no podrán en ningún caso estar incluídos en las hipotecas –como sí ocurría hasta ahora–.

  • Los animales, por tanto, no son susceptibles desde ahora de ser embargados ante impagos, como sí sucedía en el pasado, tampoco los colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganadera, industrial o de recreo.

¿Cuánto sabes de la cobertura para mascotas de nuestro seguro de hogar?

En Reale Seguros sabemos que tu mascota es parte de tu familia. Por ello, nuestra póliza de hogar incluye una cobertura específica para cuidar la salud de tus animales de compañía.

En cualquier caso, si tienes dudas no dudes en consultarnos, tenemos una red de agentes especializados esperando poder asesorarte.