Tejas solares y fotovoltaicas: definición, tipos y beneficios

Inicio > Comunidades > Tejas solares y fotovoltaicas: definición, tipos y beneficios

Tejas solares y fotovoltaicas: definición, tipos y beneficios

Las tejas solares y fotovoltaicas permiten aprovechar el tejado para generar energía eléctrica sin impactar en la estética de la construcción. Cuentan con algunas desventajas como el precio de inversión pero su instalación revaloriza el valor de tu vivienda, además de proporcionarte un ahorro energético considerable. 

Las instalaciones de energía fotovoltaica están extendiéndose por toda Europa, por lo que esta alternativa a los paneles solares te puede interesar. 

Así pues, vamos a compartir contigo en este artículo qué son las tejas solares fotovoltaicas, qué tipos existen, cuáles son sus características y qué ventajas pueden ofrecerte. 

¿Qué son las tejas solares y fotovoltaicas?

Las tejas solares y fotovoltaicas son una fuente de energía renovable que utiliza la radiación del sol para generar electricidad mediante las células fotovoltaicas que incorporan. 

De este modo, se diferencian de las tejas térmicas, elementos que producen calor mediante módulos solares térmicos.

Su aspecto es similar al de una teja convencional, por lo que no rompen la estética de los tejados ni generan ningún tipo de impacto visual. 

Su forma facilita un mejor aprovechamiento del espacio que con los paneles solares, pudiendo crear instalaciones híbridas que combinan tejas fotovoltaicas con tejas convencionales, o bien instalarlas en toda la superficie.

Esta flexibilidad en lo que se refiere a las posibilidades de instalación te permite ir escalando tu proyecto de autoconsumo para ir adaptándolo a tus necesidades.

Tipos de tejas solares 

A fin de que las distingas perfectamente, te mostramos los 3 tipos de tejas solares según la clase de energía que proporcionan: 

  • Tejas solares fotovoltaicas. Producen energía eléctrica del tipo energía verde, dado que se trata de una electricidad que proviene de una fuente renovable como es el sol. 
  • Tejas solares térmicas. Proporcionan energía térmica para abastecerte de agua caliente y calefacción por agua. Pueden calentar tanto el agua como el aire limpio.
  • Tejas solares híbridas. Combinan las dos tecnologías anteriores para ofrecerte energía eléctrica y energía térmica, así podrás alimentar tus electrodomésticos, sistemas de calefacción y agua caliente sanitaria. 

Por otro lado, las tejas solares pueden clasificarse según su forma o con base en los materiales que las componen.  

Así las cosas, pueden estar fabricadas en cerámica, pizarra, terracota o incluso en vidrio templado o policarbonato. Ten también en cuenta que los materiales de las tejas se encuentran en continua evolución para aumentar su eficiencia. 

Tipos de tejas solares fotovoltaicas

Si nos centramos en concreto en las tejas solares fotovoltaicas, podemos hacer una distinción de acuerdo a la superficie con la que captan la radiación solar.  

Así distinguimos tejas fotovoltaicas de 2 tipos

  • Con células solares. En el interior de la teja de terracota –u otro material– se incorpora un panel fotovoltaico protegido, generalmente, por un cristal. Esta opción es la más económica. 
  • Transparentes. Pueden ser de un material translúcido como el vidrio, el policarbonato o el PVC, materiales que dejan pasar hasta un 90 % de luz solar para un mayor aprovechamiento. 

En lo que respecta a la forma, puedes elegir entre: 

  • Tejas solares curvas. Se acoplan perfectamente al tejado por su forma.
  • Tejas solares planas. Son más caras aunque más eficientes al contar con una superficie superior para captar energía solar.

Características de las tejas solares fotovoltaicas

Con la intención de seguir profundizando en la definición de las tejas solares, vamos a comentar algunas de sus características más relevantes, comenzando por su funcionamiento.

Funcionamiento

El funcionamiento de las tejas solares fotovoltaicas es similar al de los paneles de autoconsumo fotovoltaico

En su interior se incorporan células fotovoltaicas que absorben la energía solar para crear un flujo de electrones libres que se van a convertir en electricidad. 

Para que sea efectivo es preciso que instales un inversor o un desviador solar. Estos elementos convierten la energía solar captada en energía eléctrica. 

Instalación

En lo que respecta a su disposición, pueden instalarse en serie, a imagen de un tejado convencional, separadas o bien siguiendo un patrón aleatorio. 

Ten presente que un tejado cubierto de tejas fotovoltaicas puede responder prácticamente a la totalidad de la demanda energética de una vivienda. 

Sin embargo, su rendimiento se halla supeditado a factores como la naturaleza de la tecnología de las tejas, la cantidad instalada de las mismas o a características propias de tu vivienda como la localización, la orientación o el aislamiento, etc. 

Potencia y rendimiento

Tal y como te hemos avanzado, las tejas solares fotovoltaicas se encuentran inmersas en un proceso de innovación constante. Actualmente, una instalación en un área de tejado de unos 50 m2 puede llegar a proveer alrededor de 3 kW de energía, proporcionada por algo más de 100 unidades.  

Debes tener en cuenta que el rendimiento de las tejas tiene un rango muy amplio, ya que pueden generar entre 13 W y 85 W, resultado ligado a la tecnología, forma o superficie del elemento, entre otros factores.

Flexibilidad

Pueden adoptar prácticamente cualquier forma gracias a la flexibilidad de materiales como el seleniuro de cobre, el galio o el indio. 

También pueden estar compuestas por silicio monocristalino, un material empleado en la fabricación de chips que les confiere mayor eficiencia. 

Seguridad

Otra de las características más interesantes de este tipo de instalación, radica en la independencia de sus componentes. 

Esto se traduce en que si una teja se estropea, al funcionar de manera autónoma, no afecta al resto de la instalación.

Durabilidad

Los tejados solares son más resistentes que los tejados tradicionales. Su vida útil ronda los 25 años y soportan condiciones extremas sin alterar su funcionamiento.

Beneficios de las tejas solares fotovoltaicas

Las tejas solares fotovoltaicas te permiten dar un paso más hacia el concepto de casa sostenible

Entre los muchos beneficios que te ofrecen destacamos los siguientes:

  • Pueden instalarse en cualquier tipo de tejado mientras sea del tipo teja. 
  • No interfieren en las tejas ya colocadas previamente y que desees conservar.
  • Refuerzan la impermeabilización del tejado y mejoran el aislamiento térmico de tu vivienda.
  • Aumentan la resistencia de tu tejado a una climatología extrema.
  • Proporcionan energía renovable más respetuosa con el medioambiente.
  • Se integran perfectamente en la estética del tejado y en el paisaje.  
  • Se instalan rápida y fácilmente, como si se tratase de tejas convencionales. 
  • Funcionan de manera independiente y autónoma. Si una teja fotovoltaica se estropea, el resto sigue funcionando con normalidad. 
  • Te permiten rentabilizar la inversión a través del ahorro energético que proporcionan y su larga vida útil. 
  • Incrementan el valor de tu vivienda. 

Desventajas de las tejas solares fotovoltaicas

Resulta igualmente necesario que abordemos los posibles inconvenientes de este tipo de instalaciones de autoconsumo. 

Elevada inversión inicial 

Esta es una de las desventajas más importantes y con mayor influencia a la hora de decantarse por ellas. 

El precio por metro cuadrado ronda los 300 €, según las fuentes consultadas, por lo que las instalaciones pueden suponer una inversión importante. 

A cambio, su larga vida útil permite rentabilizar la inversión gracias al ahorro energético que proporcionan.

Además, la manera en la que se instalan facilita que vayas ampliando poco a poco tu instalación fotovoltaica añadiendo tejas cuando lo consideres. Otra opción que permite fasear su instalación es la de ir sustituyendo las tejas estropeadas por fotovoltaicas.

Imposibilidad de orientarlas 

Otro inconveniente, sobre todo si las comparamos con los paneles solares, es que las tejas no se pueden orientar para conseguir el mejor ángulo de captación de radiación que redunde en un máximo aprovechamiento de la radiación solar. 

Es preciso recalcar que a día de hoy, los paneles solares cuentan con una mayor trayectoria que las tejas, por lo que el margen de evolución de estas últimas sigue siendo muy amplio. 

En relación directa a lo anterior, recuerda que las tejas solares, una vez instaladas, pueden suponer un ahorro de entre el 60 % y el 70 % en tu consumo energético, según los expertos. 

Como ya hemos compartido contigo, el rendimiento depende del tipo de instalación, así como de otros factores. 

Una vez hayas optado por apostar por el ahorro de una instalación fotovoltaica, el siguiente paso es proteger tu inversión. 

Para ayudarte, en Reale Seguros contamos con una experiencia contrastada en aportar soluciones eficaces a las necesidades de nuestros clientes, ayudándoles a salvaguardar su patrimonio. 

En este sentido, nuestros seguros de hogar protegen tu hogar frente a los imprevistos y se adaptan a tus necesidades gracias a sus 3 niveles de protección y nuestros packs de coberturas complementarias. 

No esperes más y obtén tu presupuesto personalizado en menos de 3 minutos con nuestra calculadora de seguro de hogar

En caso de que necesites mayor información, no dudes en contactar con nuestros agentes especializados.