Movilidad eléctrica: qué es, tipos y condicionantes

Inicio > Coche >  Movilidad eléctrica: qué es, tipos y condicionantes

 Movilidad eléctrica: qué es, tipos y condicionantes

La movilidad eléctrica tiene en el coche eléctrico a un gran aliado y a un claro impulsor de la eficiencia global de este tipo de sistema energético. A pesar de que ayuda a reducir las emisiones de gases nocivos para la salud y el medioambiente y procura una mayor independencia energética, también debe hacer frente a una serie de condicionantes.

Entre ellos, los más destacados están relacionados con los puntos de recarga, la duración de las baterías o las barreras administrativas, retos que requieren de políticas enfocadas en la mitigación del cambio climático y en inversiones para el desarrollo de nuevas tecnologías. 

Está claro que la movilidad eléctrica ha venido para quedarse. Por esta razón te hemos preparado la siguiente información sobre qué es, qué tipos existen y a qué condicionantes debe hacer frente.

¿Qué es la movilidad eléctrica?

La movilidad eléctrica es el transporte, tanto público como privado, de personas y de mercancías, propulsado por uno o más motores eléctricos y cuya fuente de energía proviene en gran medida de las renovables. 

Estos vehículos eléctricos no emiten gases tóxicos para el ser humano ni para el medioambiente, son silenciosos y su tecnología se encuentra en constante evolución. 

Resulta ser un elemento crucial para impulsar la transformación del sector hacia un modelo más sostenible y accesible, y supone un paso obligado para la electrificación del transporte prevista para los próximos años, principalmente en núcleos urbanos. 

La movilidad eléctrica en España

Según el último barómetro de la electromovilidad publicado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), en España en el año 2022 se han matriculado 78.316 vehículos electrificados, cifra que supone el 65 % del umbral previsto para este año. 

Sin embargo, en los últimos años la matriculación de estos vehículos ha ido evolucionando y se espera que su uso siga extendiéndose considerando las 2 grandes ventajas estratégicas que proporciona como aliado, por un lado para la mejora del sistema eléctrico del país, y por el otro para disminuir la contaminación atmosférica.

Aliado para la mejora del sistema eléctrico

Este rol como herramienta para mejorar el sistema eléctrico actúa a 2 niveles: ayuda a operar de manera eficiente el sistema eléctrico y optimiza las infraestructuras. 

Al tratarse de un nuevo consumidor de electricidad facilita la integración de fuentes de energías renovables, sobre todo si se desplaza la demanda eléctrica a las horas valle realizando la recarga en modo lento por la noche, esta se hace más homogénea. 

Este modo de consumo propicia un mejor aprovechamiento de las infraestructuras que podrán optimizarse de acuerdo con este nuevo tipo de demanda.

Ambas dimensiones, de acuerdo con los datos de Red Eléctrica Española (REE), posibilitarán en un futuro cercano que se pueda alimentar la cuarta parte del parque automovilístico sin necesidad de realizar inversiones adicionales para la generación y transporte de electricidad. 

Aliado para disminuir la contaminación

El vehículo eléctrico es una pieza fundamental en el proceso de descarbonización del transporte que, además, ayuda a reducir la dependencia energética exterior en cuanto a combustibles fósiles. 

El transporte electrificado favorece el consumo de energías autóctonas esencialmente renovables, propiciando a su vez su desarrollo. 

Este proceso aumentará la calidad del aire de los núcleos urbanos y disminuirá la contaminación atmosférica, pero también la acústica.

Tipos de movilidad eléctrica urbana

Existen varios tipos de movilidad eléctrica urbana según sus características como pueden ser los patinetes, las bicicletas, los ciclomotores y cuadriciclos, los turismos, los vehículos comerciales o los autobuses. 

Concretamente en lo que concierne a los coches, puedes encontrar 6 tipos:  

  1. BEV (del inglés Battery Electric vehicle). Vehículos 100 % eléctricos. 
  2. FCEV (del inglés Fuel Cell Electric Vehicle). Vehículos de pila de hidrógeno.
  3. EREV (del inglés Extended Range Electric Vehicle). Vehículos eléctricos de autonomía extendida. 
  4. HEV (del inglés Hybrid Electric Vehicle). Vehículos híbridos convencionales. 
  5. MHEV (del inglés Mild Hybrid Electric Vehicle). Vehículos microhíbridos. 
  6. PHEV (del inglés Plug-in Hybrid Electric Vehicle). Vehículos híbridos enchufables.

Condicionantes de la movilidad eléctrica 

A pesar de las grandes ventajas de la movilidad eléctrica, incluso a nivel del usuario, como el acceso a una bonificación del impuesto de circulación, la posibilidad de circular por las Zonas de Bajas Emisiones o por los carriles VAO, esta transformación debe hacer frente a 3 retos decisivos de los que vamos a hablarte.

Puntos de recarga

La red de infraestructuras de los puntos de recarga sigue siendo insuficiente, tanto en entornos de uso público en aparcamientos, hoteles o en centros comerciales, como en los llamados “hubs” que aglutinan varios puntos de abastecimiento. 

Actualmente, la cobertura en corredores interurbanos sigue siendo insuficiente, por lo que dependiendo de los tramos, los viajes largos se hacen complicados cuando hablamos de una movilidad 100 % eléctrica.

Sin embargo, el desarrollo de estas infraestructuras sigue en aumento año tras año. Tanto es así que en 2022 los puntos de recarga de acceso público han aumentado en 1.563 y actualmente la suma total comprende prácticamente 20.000 puntos, siguiendo las cifras del baremo de la ANFAC anteriormente citado. 

Vida y alimentación de las baterías

Los esfuerzos en lo que respecta a las baterías se centran en 2 factores. 

Por un lado, invertir en tecnologías cada vez más eficientes que proporcionen baterías de mayor autonomía y por el otro, alimentar las baterías con energía renovable. 

En 2022, de acuerdo con los datos publicados por Red Eléctrica de España, la electricidad verde ha supuesto el 42,2 % de la electricidad producida en nuestro país.

Barreras administrativas

Las administraciones públicas están trabajando en la simplificación de las barreras administrativas, proceso en el que la digitalización asume un rol esencial, para evitar retrasos, por ejemplo, en la concesión de licencias para la instalación de puntos de recarga. 

Al mismo tiempo, el Gobierno está valorando posibles reformas fiscales que incentiven la compra de vehículos eléctricos, tal y como sucede en otros países europeos con la finalidad de llegar a la neutralidad climática para el año 2050 como está previsto.

En ese sentido, se van a reforzar las ayudas a la movilidad eléctrica potenciando programas como el MOVES que podrá extenderse a flotas empresariales, así como la subvención de vehículos eléctricos seminuevos para aumentar la oferta. 

Estas iniciativas se ven potenciadas igualmente por Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE), concretamente el dedicado al coche eléctrico y conectado. 

En Reale Seguros somos agentes activos en la transformación del sector del transporte gracias a seguros de coche específicos como nuestro seguro para coche eléctrico e híbrido enchufable con coberturas específicas como la asistencia por falta de batería.Calcula tu seguro de coche en menos de 3 minutos o contáctanos para que te ampliemos la información.