Casa sostenible: qué es, tipos, requisitos y cómo construirla

Inicio > Hogar > Casa sostenible: qué es, tipos, requisitos y cómo construirla

Casa sostenible: qué es, tipos, requisitos y cómo construirla

Una casa sostenible proporciona un ahorro de energía considerable gracias a su eficiencia energética presente en todo el ciclo de vida de la construcción. Toma en cuenta factores como la gestión sostenible de los recursos, el tipo de materiales o los sistemas de climatización.

Este tipo de casas se sirve de los principios de la arquitectura bioclimática que se centra en el aprovechamiento climático del suelo y en un aislamiento térmico y acústico de gran calidad. Al mismo tiempo potencia el confort térmico dentro de la vivienda protegiendo el medioambiente.

Las casas sostenibles han llegado para quedarse y queremos que cuentes con toda la información necesaria al respecto como qué son exactamente, qué tipos hay, cuáles son sus requisitos y cómo se pueden construir.

¿Qué es una casa sostenible?

Una casa sostenible es una construcción enfocada a optimizar su eficiencia energética gracias al máximo aprovechamiento y al uso consciente de recursos de su entorno, a la instalación de sistemas de energías renovables y al fomento del reciclaje de materiales y residuos.

De modo que podemos afirmar que una casa sostenible en cuanto a construcción lo es también energéticamente hablando, dado que hace uso de las técnicas de la arquitectura bioclimática.

Este tipo de arquitectura toma en consideración factores como:

  • La trayectoria solar y el tipo de radiación.
  • El confort térmico.
  • El efecto invernadero.
  • Los fenómenos de convección del aire naturales.
  • La pérdida o acumulación de calor.
  • El aislamiento térmico.
  • El aprovechamiento climático del suelo.
  • La ventilación natural.
  • La orientación y microclima de la localización de la construcción.

Así las cosas, las casas sostenibles son también ecológicas o al menos intentan respetar un máximo de criterios de esa naturaleza.

 ¿Qué tipos de casas sostenibles existen?

Las casas sostenibles pueden clasificarse con base en diferentes aspectos como el tipo de material que emplean, las instalaciones que tienen, pero también por el tipo de certificado con el que cuentan.

En cualquier caso, estas viviendas ofrecen 3 ventajas básicas, que se ven completadas por muchas otras:

  1. Ahorro energético.
  2. Confort térmico y acústico.
  3. Aumento del valor de la vivienda.

A continuación, nos vamos a centrar en los posibles tipos según los más importantes certificados que existen para este tipo de construcciones y que son 3.

 Certificación passivhaus

En este tipo de viviendas el consumo energético es prácticamente nulo gracias a técnicas de arquitectura bioclimática que:

  • Eliminan los puentes térmicos.
  • Aseguran la estanqueidad.
  • Ventilan los espacios y recuperan el calor.
  • Cuentan con ventanas y puertas de alta prestaciones.
  • Disfrutan de sistemas de climatización muy eficientes que no deben superar los 15 kWh/m2 al año.

 Casas con Certificado LEED

El Certificado LEED (del inglés Leadership in Energy and Environmental Design) es otro de los certificados que se centran en la valoración del impacto energético de una construcción a lo largo de toda su vida útil, incluyendo su demolición.

Establece una serie de categorías de acuerdo con los puntos que puede obtener un edificio por su eficiencia energética y tiene en cuenta la valoración de aspectos tales como:

  • La potenciación de la sostenibilidad ligada al emplazamiento.
  • La eficiencia en la gestión del agua.
  • La cantidad de energía que requiere una construcción para su funcionamiento.
  • El uso de energías renovables.
  • La cantidad y naturaleza de recursos y materiales empleados.
  • La innovación y el diseño, así como la integración de tecnologías eficientes.

Casas con Certificado BREEAM

La certificación BREEAM analiza la construcción desde la elaboración del proyecto hasta su mantenimiento una vez construido, centrándose en aspectos como la salud y el confort de los habitantes, así como la protección del entorno.

Por esa razón, las construcciones que cuentan con este certificado –que es un acrónimo del inglés Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology– son espacios:

  • Confortables, seguros y saludables.
  • Muy eficientes con un consumo energético hasta un 70 % inferior y un gasto de agua que permite un ahorro hasta del 40 %, con respecto a construcciones convencionales.
  • Protectoras con el medioambiente al reducir las emisiones de CO2 no solo en su construcción, sino a lo largo de la vida total de la vivienda.

 ¿Qué requisitos debe asegurar una casa sostenible?

Los criterios básicos para hacer una casa sostenible toman en cuenta factores como la orientación, el terreno, el entorno y la propia construcción.

En ese orden de cosas, tal y como has podido descubrir a lo largo de las líneas precedentes, estas construcciones deben poder asegurar:

  • Fomento de la eficiencia energética. Uso de sistemas de climatización de alto rendimiento, de iluminación LED, de control de agua o de una correcta ventilación.
  • Desarrollo sostenible. Observa la reducción de residuos y las emisiones nocivas para el medioambiente, tanto en su construcción como en su mantenimiento y demolición.
  • Anulación de las barreras arquitectónicas que impiden la movilidad normal de las personas.
  • Uso de innovaciones tecnológicas. Enfocadas en producir y almacenar energía proveniente de fuentes renovables.

Tal es la importancia de este tipo de construcción en la economía actual, que el CTE (Código Técnico de la Edificación) contempla estos aspectos, tanto en edificios de nueva construcción como de construcción preexistentes, dentro de las políticas de impulso de la rehabilitación energética de los edificios.

 ¿Qué se necesita para construir una casa sostenible?

A la hora de construir una casa sostenible es necesario tener bien presentes 5 factores que te detallamos en los puntos sucesivos.

 Necesidades

El análisis de las necesidades reales de una vivienda va a condicionar la orientación y la distribución de los espacios.

La vegetación y el suelo o el planteamiento urbanístico se ponen al servicio de criterios de orientación, forma o volumen de la vivienda para un mayor aprovechamiento de los recursos del entorno.

 Localización

La localización, y más concretamente el clima del lugar en el que se encuentre la vivienda, va a influir en la elección de los materiales de construcción y las fuentes de energía que se van a instalar.

Ten presente que la sostenibilidad de estas viviendas se relaciona muy íntimamente con las posibilidades de abastecimiento inherentes al lugar en el que se construyen.

 Eficiencia energética y energías renovables

La eficiencia energética es indisociable del concepto de casa sostenible en la que se van a priorizar soluciones de mayor rendimiento y menor consumo de recursos.

El proceso toma en consideración, de la misma manera, la incorporación de medidas de ahorro energético en iluminación y en la gestión de los electrodomésticos y resto de equipamientos.

En lo que concierne a la climatización, un buen aislamiento térmico es un factor crucial por el ahorro de energía que proporciona, así como la gestión inteligente de la ventilación para asegurar la calidad del aire en cada espacio.

Entre los sistemas de climatización y de Agua Caliente Sanitaria –ACS– más eficientes puedes encontrar la biomasa, aerotermia, geotermia o las instalaciones de autoconsumo renovable como la energía solar o eólica, entre otras.

Reciclaje de recursos

El reciclaje de recursos es otro aspecto que debe integrar una casa sostenible en una analogía a lo que puede ser el concepto de economía circular basado en la recuperación de residuos y en el abastecimiento de kilómetro 0.

En este sentido, se pueden instalar sistemas de recogida de agua de lluvia, de reciclaje del calor generado por el aire interior de una vivienda antes de ser expulsado al exterior, de reutilización de aguas grises para el riego, etc.

 Materiales

Los objetivos de este tipo de construcción, en lo que respecta a los materiales, se focalizan en utilizar materia prima natural y reducir al máximo exponente su uso para generar la menor cantidad de residuos.

Sería el caso, por poner algún ejemplo, del uso de madera procedente de explotaciones forestales controladas o la incorporación de materiales reciclados.

Todas estas dimensiones de una casa sostenible reducen el uso de las fuentes de energía y la contaminación ambiental mientras proporcionan un ahorro energético considerable.

En Reale Seguros queremos que protejas tu inversión con seguros de hogar con coberturas excelentes y muy flexibles que se adaptan a todo tipo de vivienda.

Sírvete de nuestra calculadora de seguros de hogar para obtener un presupuesto personalizado en menos de 3 minutos.

Si necesitas que nuestros agentes amplíen la información, no dudes en contactarnos.