Empresas del sector secundario: tipos y diferencias con sector primario y terciario

Inicio > Empresas > Empresas del sector secundario: tipos y diferencias con sector primario y terciario

Empresas del sector secundario: tipos y diferencias con sector primario y terciario

Las empresas del sector secundario utilizan materias primas que transforman para crear bienes de uso que pueden utilizarse igualmente para producir otro tipo de productos o consumos.

Se trata de uno de los 3 sectores en los que se divide la actividad económica de nuestra sociedad e incluye actividades industriales –como la automoción o el textil– pero también actividades artesanales.

Si quieres profundizar más en el tejido empresarial de España, concretamente en las empresas del sector secundario, sigue leyendo.

En este artículo te vamos a hablar de los diferentes tipos que existen, así como en qué se diferencian de las empresas del sector primario y terciario.

¿Qué son las empresas del sector secundario?

Las empresas del sector secundario son las que producen bienes de uso o consumo mediante la transformación de materias primas obtenidas por el sector primario.

Asimismo, a este sector se lo conoce como sector industrial o manufacturero, ya que genera productos terminados, manufacturados en mayor o menor medida, y que pueden colocarse directamente en el mercado.

Tal y como su nombre indica, estas empresas asumen la responsabilidad de la segunda etapa del desarrollo económico.

¿Qué tipos de energías utilizan?

En lo que respecta a las energías utilizadas para su actividad y desarrollo por las empresas del sector secundario, estas pueden ser de 2 tipos:

  • Renovables. Se trata de energías de origen natural que se reponen rápidamente y de manera ilimitada tras su consumo por lo que son también sostenibles. La energía solar, eólica o geotérmica son energías renovables.
  • No renovables. Hace alusión a las energías de origen fósil como el petróleo, el carbón o el gas.

La actividad de estas empresas puede ser industrial, como la construcción o la automoción, o artesanal, como la creación de elementos decorativos.

Características de las empresas del sector secundario

Este tipo de empresas cuentan con las siguientes características para proporcionar productos con valor añadido para la sociedad:

  • Dependen del sector primario. Este sector se encarga de extraer los recursos naturales para obtener materias primas, pero no las transforman para venderlas directamente al consumidor.
  • Producen bienes y servicios con maquinaria y/o tecnología. En este caso, ofrecen productos acabados o semiacabados.
  • Pertenecen a la industria. La mayoría de las empresas producen productos tangibles manufacturados, equipos, alimentos procesados, etc. No obstante la artesanía también pertenece a este sector, como hemos visto.
  • Comprenden diferentes fases de elaboración de un producto. Las empresas del sector secundario suelen asumir toda la cadena de producción de un bien, desde la recepción de la materia prima a su producción, empaquetado y distribución.
  • Automatizan sus procesos. Muchas de sus etapas y procesos de producción se automatizan para responder mejor a la demanda.

Tipos y ejemplos de empresas del sector secundario

Ahora que ya sabes qué son las empresas del sector secundario, vamos a compartir contigo los diferentes tipos que existen.

A tal efecto, vemos conveniente aclarar que las empresas pueden clasificarse según diversos criterios que vamos a ir desplegando en los puntos sucesivos junto con algunos ejemplos que permiten ilustrar los conceptos.

Por subsector

Las empresas del sector industrial pueden organizarse en 4 subcategorías principales:

  1. Artesanía. Su objetivo no es satisfacer las necesidades del mercado, sino aportar valor añadido decorativo o práctico, y hacer perdurar modos domésticos de hacer las cosas.
  2. Industria. Realiza manipulaciones a gran escala asegurando grandes cantidades de producción que pueden satisfacer las necesidades crecientes de la sociedad.
  3. Construcción. Se ocupa de fabricar todo tipo de construcciones arquitectónicas de naturaleza privada o pública.
  4. Energía. Se enfoca en producir y distribuir energía mediante diferentes tipos de mecanismos e infraestructuras, elemento clave para todo tipo de industria.

Por cantidad de materia prima

La primera clasificación que te presentamos se centra en la cantidad de materia prima que emplea una empresa del sector secundario:

  • Industria pesada. Este tipo de industria emplea grandes cantidades de materia prima para generar productos semielaborados. Este sería el caso de la siderurgia que produce diferentes tipos de láminas a partir del hierro.
  • Industria semiligera. Esta clase de empresas se sirve de productos semielaborados para conformar un producto final. Ejemplo de este tipo de actividad son las industrias que se ocupan de la elaboración de bienes de equipo como las que fabrican maquinarias o las que se dedican a la automoción.
  • Industria ligera. En este tercer grupo se encuentran las empresas que producen bienes de consumo como el sector textil, el calzado, la elaboración de alimentos procesados o la industria química.

Por los bienes producidos

Otra posibilidad a la hora de clasificar las empresas del sector industrial es por el tipo de producto que ofrecen.

En este orden de cosas las industrias pueden ser:

  • De base. Reciben ese nombre al intervenir precisamente productos en la etapa inicial del proceso. Son las que transforman el recurso natural en un producto que, posteriormente, es utilizado por las industrias que producen bienes de equipo o de consumo.
  • De bienes de equipo. Transforman los productos semielaborados en productos de infraestructura y maquinaria para otras industrias.
  • De bienes de consumo. Desarrollan productos que van a ser adquiridos directamente por el consumidor sin necesidad de ser transformados como ocurre con los alimentos, los medicamentos, etc.

Empresas del sector secundario en España

Según datos recogidos en el informe sobre Estructura y Dinámica Emrpesarial en España del Ministerio de Industria y Turismo, a fecha de 1 de enero de 2022, las empresas del sector secundario ascendían a 617.462.

Con respecto a la totalidad de las empresas de nuestro país, estas suponen un 18 %. 

Las empresas que encabezan el sector industrial en la clasificación se encuentran principalmente en las provincias de Albacete, Álava, La Rioja, Cuenca y Toledo, de acuerdo con la información expuesta en el mismo documento. 

Diferencias del sector secundario con el sector primario y terciario

Las empresas del sector secundario se diferencian de las de otros sectores por el tipo de actividad que desempeñan:

  • Empresas del sector secundario. Tienen como objeto transformar recursos naturales, semitransformados o no, obtenidos por las empresas del sector primario en bienes aptos para el uso y/o consumo humano.
  • Empresas del sector primario. Se encargan de extraer, recolectar, producir o transformar materias primas o recursos naturales. Aquí puedes encontrar actividades como la pesca, la ganadería, la agricultura o la silvicultura.
  • Empresas del sector terciario. Este sector centra su actividad en satisfacer las necesidades de la sociedad ofreciendo servicios de toda índole. Empresas ligadas al turismo, la hostelería, el abastecimiento de agua, electricidad o telecomunicaciones se encuentran en esta clasificación.

Además de estos 3 sectores que acabamos de abordar, existen otros 2:

  1. El sector cuaternario. Se trata de un segmento de la economía centrado en el desarrollo del conocimiento, esto es, desarrolla herramientas y procedimientos tangibles e intangibles estrechamente ligados a la innovación. Resulta un sector transversal en el que puedes encontrar las consultorías, la planificación financiera, la robótica o las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs).
  2. El sector quinario. Engloba todo tipo de actividad sin ánimo de lucro y actividades no rentables, pero que ofrecen servicios indispensables para la vida en sociedad. Esta clasificación comprende a los cuerpos de seguridad, los organismos de salud pública o las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

En Reale Seguros contamos con una amplia experiencia acompañando a los espíritus emprendedores con seguros para empresas, pymes y autónomos que ofrecen seguridad para tu actividad pero también para tus bienes.

Disponemos de soluciones flexibles que se adaptan a todo tipo de perfiles empresariales. Contáctanos si lo necesitas, nuestros agentes estarán encantados de informarte.