Principales funciones de los conserjes de comunidades de vecinos

Inicio > Comunidades > Principales funciones de los conserjes de comunidades de vecinos

Principales funciones de los conserjes de comunidades de vecinos

¿Realmente es necesario que estés al tanto de las principales funciones de los conserjes de las comunidades de vecinos? Tal y como nosotros lo vemos la respuesta es sí y por una razón muy concreta, y es porque conocer sus tareas es la mejor forma de garantizar una convivencia sana y ajena a problemas en el edificio en el que resides.

Saber hasta dónde tiene que realizar sus labores el conserje del edificio en el que vives implica que no le exijas algo a lo que no está obligado, al tiempo que te garantiza poder pedir todo aquello que sí entra dentro de sus funciones.

Funciones de los conserjes de comunidades

Vamos sin más dilación a adentrarnos en mostrarte cuáles son las 11 principales funciones de los conserjes de comunidades de vecinos.

¡Toma nota!

Control de accesos y vigilancia de zonas comunes

El control de las personas que acceden al edificio o a las zonas comunes es evidentemente una tarea importante de cara a garantizar la seguridad dentro del recinto y de las distintas viviendas del edificio residencial, entre las que se encuentra la tuya.

Limpieza y conservación de zonas comunes

El portero o el conserje –luego veremos en qué se diferencian– estará a cargo de mantener limpias tanto las zonas comunes como la propia portería.

Asimismo, además de la limpieza, se encargará del mantenimiento de las instalaciones a fin de dilatar su buen estado a lo largo del máximo tiempo posible.

Por lo general, se recomienda que las tareas de limpieza las realice a primera hora de la mañana para evitar de esta forma llevarlo a cabo en las horas de mayor tránsito y no molestar a los vecinos mientras circulais por el inmueble.

 Atención a las personas interesadas en comprar pisos

Es común que sea el propio conserje el que atienda y acompañe a los interesados en comprar o alquilar alguno de los pisos de la comunidad. Esta función se aplica incluso en los casos en que la operación se realice a través de una agencia inmobiliaria.

Esta función del conserje de la comunidad es generalmente muy bien valorada, dado que te permite, si eres el propietario, no tener que estar al tanto de presentarte cada vez que el piso recibe una visita de un posible comprador o inquilino. Tus limitaciones por falta de tiempo o por agenda no serán causa de que pierdas una buena oportunidad de vender o alquilar tu casa.

Algo importante a tener en cuenta es que, al realizar esta tarea, es fundamental que el conserje se muestre educado y cordial con el futuro inquilino al tiempo que se asegura de no revelar información sensible sobre la comunidad o sobre cualquiera de sus propietarios.

Apertura y cierre del portal 

Abrir y cerrar la puerta de acceso al portal es una tarea que suele ir unida al encendido y apagado de las luces en las zonas comunes del edificio y que de común realizan el portero o el conserje.

De esta forma se optimiza el control de acceso al tiempo que se facilita el mismo a los vecinos o a las personas consideradas visitantes autorizados.

Recogida y entrega de correspondencia y paquetería

Entre sus funciones, el conserje puede verse a cargo de la recogida y entrega tanto de la correspondencia como de la paquetería de aquellos vecinos que así lo hayan autorizado.

También se encargará de recoger, cribar o repartir –según corresponda– la publicidad que llegue al edificio según las indicaciones de cada vecino.

Control de energía  

El conserje de la comunidad se encargará de llevar el control de los contadores de la luz eléctrica y del gas en aquellos casos en que así se considere.

Asimismo, en las comunidades en que existen depósitos comunes para la energía –como por ejemplo para el gasóleo de calefacción–, el conserje será el encargado de controlar los niveles mínimos para garantizar que no se produzcan faltas de suministro y que los vecinos gocen en todo momento del abastecimiento necesario.

 Control de funcionamiento de ascensores

Garantizar el buen funcionamiento de los ascensores es también tarea de los conserjes de las comunidades que se encargarán también de dar parte de las averías cuando éstas se produzcan.

Realización de tareas adicionales

En este caso nos referimos a encargos específicos, generalmente del presidente, como el cobro de alquileres o cuotas de la comunidad. Hay que mencionar que esta tarea está cada vez más en desuso al predominar en la actualidad los cobros domiciliados sobre los que se realizan en efectivo. No obstante, puede darse el caso mencionado.

Puesta en conocimiento de situaciones anómalas

El conserje es, en muchas ocasiones, el enlace natural entre los vecinos y el presidente de la comunidad  y en línea con esto, se encargará de comunicarle cualquier noticia que pueda afectar a una correcta convivencia entre los mismos tanto si se lleva a cabo por parte de propietarios como si es por parte de inquilinos.

Los ejemplos más claros de esta labor los encuentras en las notificaciones sobre vecinos ruidosos o que causen molestias al resto, en la puesta al corriente de las obras que se realizan en las viviendas y que se han de hacer dentro de los parámetros marcados por la ley –por ejemplo, garantizando que cuentan con el debido permiso municipal de obras– o en pasar la información oportuna al presidente sobre subarriendos, traspasos u ocupaciones que puedan ser causa de delito.

Reciclado y gestión de traslado de la basura

Entre las funciones más comunes del conserje se encuentra la de encargarse del traslado de los cubos de basura que los propietarios depositan en zonas comunes y llevarlos hasta el punto que el ayuntamiento tenga asignado para la recogida. Lo mismo aplica para los desperdicios que tengan carácter de reciclables.

 Custodia de llaves

En este punto, el conserje debe encargarse de custodiar y mantener a buen recaudo las llaves de las zonas comunes o de los locales –en caso de haberlos–.

De manera voluntaria también puede encargarse de la guarda y custodia de las llaves de los vecinos que se ausenten por vacaciones o por trabajo y que, a título personal, le soliciten el servicio.

 Diferencia entre portero y conserje de comunidad

Posiblemente al tratar este punto hayamos despertado una duda en ti.

¿Existe alguna diferencia entre el portero y el conserje en una comunidad de vecinos? La respuesta es sí aunque la mayoría de la gente ignora cuál es.

El portero y el conserje son figuras parecidas pero no son exactamente iguales a pesar de que cumplen funciones muy similares, si no iguales en muchas ocasiones.

Pero, como te acabamos de anticipar, existe una diferencia entre ambos que resulta definitiva y es que mientras el portero vive en la misma comunidad para la que trabaja, el conserje tiene su vivienda fuera del edificio residencial en el que ejerce su labor profesional. Ahí está la clave que los diferencia.

Asimismo, hay que señalar que en los últimos años la figura del conserje está representada en la mayoría de los casos por un profesional que presta sus servicios a través de una empresa externa por medio de la cual labora mientras que el portero suele estar contratado directamente por la propia comunidad de vecinos.

Ahora que ya te hemos hablado de las ventajas y las funciones de contar con un conserje para tu comunidad que te aporte un extra de seguridad, y si a fecha de hoy no tienes contratado un seguro para comunidades en tu edificio, puede que este sea un buen momento para consultar en Reale Seguros.

¿Por qué? Pues porque contamos con un producto específico para las comunidades de vecinos que se adapta como un traje a medida a sus necesidades.

Mientras lo decides, puedes ampliar tu información sobre qué cubre el seguro de comunidades de vecinos a fin de estar al tanto de todo aquello que debe tener tu futuro aseguramiento.