Gastos de compra de una vivienda de segunda mano

Inicio > Hogar > Gastos de compra de una vivienda de segunda mano

Gastos de compra de una vivienda de segunda mano

Por fin te has decidido y quieres saber cuáles son los gastos de compra de una vivienda de segunda mano a sumar al desembolso por la adquisición de tu casa y que pueden llegar a alcanzar el 10-15% de la operación.

De momento, ya vas por el buen camino porque tienes claro que al calcular tu presupuesto total de compra, y más si este es ajustado, además de la cantidad que te pide el vendedor tendrás que abonar otros gastos añadidos tanto si pagas al contado como si lo haces por medio de una hipoteca bancaria.

Si tu pregunta es: “Entonces, en total, ¿Qué gastos tengo al comprar una vivienda de segunda mano?”, sigue leyendo porque te lo contamos a lo largo de este artículo.

¿Cuáles son los gastos de compra de una vivienda de segunda mano?

Para desarrollar correctamente el tema vamos a centrarnos en tres aspectos clave:

  1. Los impuestos a pagar.
  2. Los gastos de compra de vivienda de segunda mano al contado.
  3. Los gastos de compra de vivienda con hipoteca.

Los impuestos a pagar.

Los gastos de compra de vivienda de segunda mano al contado.

Los gastos de compra de vivienda con hipoteca.

Vamos uno a uno para que lo veas mejor en detalle:

Impuestos a pagar en la compra de una vivienda de segunda mano

Al hacer la lista con los gastos por impuestos que intervienen en la compra de una vivienda de segunda mano, te vas a encontrar principalmente con tres modelos tributarios que tendrás que atender:

  1. El Impuesto de Transmisiones patrimoniales.
  2. El Impuesto de Bienes Inmuebles.
  3. El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (en caso de solicitar hipoteca).

El Impuesto de Transmisiones patrimoniales.

El Impuesto de Bienes Inmuebles.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (en caso de solicitar hipoteca).

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, también conocido como ITP, es el tributo que grava la compra de vivienda de segunda mano y que en el caso de la obra de nueva construcción corresponde al IVA.

El ITP es un impuesto con gestión propia en cada Comunidad Autónoma por lo que dependiendo de dónde compres tendrás acceso a algunas bonificaciones o no.

En el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles se paga de forma proporcional según el número de días que ha disfrutado cada propietario (comprador y vendedor) de la vivienda. En algunos casos el comprador puede negociar que sea el vendedor quien asuma el 100% como medida de cortesía pero dependerá de su voluntad que esto sea así o se ajuste a la ley.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados o IAJD solo se aplica a la compra de inmuebles que se van a pagar mediante hipoteca bancaria y desde hace relativamente poco tiempo corre a cargo de la entidad bancaria con la que se tramite la operación.

 Gastos de compra de una vivienda de segunda mano al contado

Seguramente ya has caído en la cuenta de que los gastos que tendrás que afrontar al comprar una vivienda de segunda mano al contado son menores que si hay una hipoteca bancaria de por medio.

En concreto, con el pago al contado “solo” te corresponde pagar los gastos de notaría y el correspondiente desembolso en el Registro de la Propiedad para legitimar que eres el nuevo titular de la vivienda.

Eso sí, en caso de que las gestiones de compraventa las realices a través de una gestoría, también deberás sumar sus honorarios a la lista de gastos de compra de tu vivienda de segunda mano.

Vamos a concretar un poco más sobre los desembolsos que te acabamos de comentar.

Los gastos notariales en la compra de una vivienda de segunda mano son obligatorios para poder firmar y formalizar la escritura de compraventa.

El Notario se encarga en primer lugar de certificar la identidad tanto del comprador como del vendedor. También comprueba la situación registral de la vivienda, su certificación energética, su cédula de habitabilidad, así como los medios de pago recibidos en la operación y que el vendedor de la vivienda está al corriente en el pago de los gastos de comunidad teniendo una deuda cero por este concepto.

En función del precio de la vivienda, el Gobierno establece unos importes fijos a cobrar por estos profesionales que podrán tener descuentos según la notaría a la que acudas pero garantizando que no haya grandes diferencias en los precios que apliquen unas y otras.

Con respecto a los gastos del Registro de la Propiedad, lo primero que debes saber es que se generan en dos tiempos.

En un primer momento del proceso, lo normal es solicitar una nota simple con la cual puedas comprobar la identidad del propietario de la vivienda, y lo que es más importante, que está libre de cargas.

El segundo momento llega tras la firma de la escritura en el notario y a efectos de que puedas realizar la inscripción en el Registro de la Propiedad correspondiente.

Si como ya te hemos anticipado, requieres de los servicios de una Asesoría o de una Gestoría porque quieres agilizar el proceso contando con la supervisión de profesionales que lo tramiten con más agilidad, entonces deberás apartar una cantidad para pagar sus servicios. Su importe, como es evidente, dependerá de la agencia que contrates.

Gastos de compra de una vivienda de segunda mano con hipoteca

Ya te hemos anticipado que los gastos por compra de una vivienda de segunda mano con hipoteca son, como es lógico, un poco mayores que si realizas la compra al contado.

La buena noticia es que con la entrada en vigor de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, que regula los contratos de crédito inmobiliario, el monto de estos gastos ha disminuido de forma significativa. Seguramente te estás preguntando por la razón, así que te contamos cuál es la principal sin más dilación.

Como ya hemos mencionado antes, en la actualidad, son las entidades bancarias las que deben hacerse cargo de los gastos de notaría, registro y del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Esto hace que el monto final de gastos que asume el comprador sea algo más liviano.

Pero centrémonos en cuáles son los gastos extra que debe asumir el comprador de una vivienda de segunda mano con hipoteca aparte de los impuestos, los gastos notariales y de inscripción en el Registro que comparte con los compradores al contado.

El primer desembolso que se produce en el tiempo es la tasación de la vivienda. Este gasto es obligatorio cuando se solicita una hipoteca bancaria. La razón es lógica, teniendo en cuenta que esta propiedad actuará como garantía del préstamo que solicites.

El coste de tasación de una vivienda depende principalmente de la agencia y de las características propias de la vivienda y, por lo general, la asume la entidad bancaria con la que firmes la hipoteca. Su validez es de 6 meses.

El segundo grupo de gastos de compra de una vivienda de segunda mano con hipoteca llega vía comisión de apertura de la hipoteca. Se paga en el momento en que se concede el préstamo y la regula la entidad financiera con la cual has formalizado la hipoteca aunque es muy común que comprador y banco la negocien.

El tercer desembolso que tendrás que hacer si tu compra de vivienda de segunda mano es con hipoteca, está asociado a que quieras tener copias de la escritura de propiedad y que corren por tu cuenta como comprador.

Además de los hasta aquí mencionados, existe otro gasto que aunque no es obligatorio, sí que te permitirá un extra de tranquilidad una vez que la compra de tu vivienda de segunda mano se haya formalizado. Nos referimos al seguro de hogar.

En Reale Seguros queremos facilitarte las gestiones y para ello ponemos a tu disposición una sencilla forma de calcular el precio del seguro de hogar online en pocos minutos. Y no olvides que si tienes cualquier duda nuestros agentes especializados están a tu disposición para darte respuestas.