Normativa contra incendios en edificios de viviendas

Inicio > Comunidades > Normativa contra incendios en edificios de viviendas

Normativa contra incendios en edificios de viviendas

La normativa contra incendios en edificios de viviendas recoge las medidas y sistemas mínimos exigibles con los que debe contar un inmueble para garantizar la seguridad de sus habitantes y evitar daños materiales.

La virulencia de un siniestro provocado por el fuego ha manifestado la necesidad de dotar a las construcciones de un marco regulador que proponga soluciones enfocadas a prevenir, detectar y combatir este tipo de riesgos.

Por consiguiente, si quieres saber en qué consiste esta normativa, qué documentos la conforman y qué medidas y sistemas son exigibles en una comunidad de propietarios, este artículo te interesa.

Normativa contra incendios en edificios de viviendas: documentos que la sustentan

La normativa contra incendios en edificios de viviendas se desarrolla en diferentes documentos preceptivos que velan por la seguridad de las personas que ocupan estos espacios.

Te los detallamos a continuación.

RIPCI

En el RIPCI o Reglamento de instalaciones de protección contra incendios se detallan los requisitos y disposiciones relacionadas con 2 áreas que se complementan como son las medidas y sistemas de protección contra incendios que consisten en: 

  • Protección activa. Engloba los medios, sistemas y equipos para la detección, control y/o extinción de un incendio, además de la evacuación de los ocupantes.
  • Productos de protección. Se centra en los componentes y equipos que participan en la protección activa contra incendios. Es el caso de los detectores de humo o los extintores de una comunidad de vecinos.

El RIPCI establece, por ejemplo, cuántos extintores se necesitan por metro cuadrado en edificios de viviendas, o los requisitos de fabricación y comercialización de los mismos.

Este reglamento se aprobó mediante el Real Decreto 513/2017.

Código Técnico de la Edificación

El Código Técnico de la Edificación (CTE) supone el marco normativo que plasma las exigencias básicas de calidad que debe reunir una obra de nueva construcción, tanto pública como privada.

Estas normas aprobadas por el Real Decreto 314/2006 se establecen en relación a los requisitos de seguridad plasmados en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación entre los que se encuentran los requisitos básicos de seguridad en caso de incendio.

Es necesario señalar que el CTE no incluye las exigencias para limitar el riesgo de inicio de un incendio cuando este se encuentra relacionado con instalaciones o almacenamientos a los que se aplica una reglamentación específica.

Asimismo, los elementos del entorno de un edificio quedan incluidos en las obligaciones presentadas por estas normas siempre que formen parte del proyecto de edificación.

Normativa contra incendios en edificios de viviendas: cuestiones aclaratorias

Antes de proseguir en el desarrollo del contenido que hemos preparado para ti, vemos oportuno detenernos en 2 cuestiones aclaratorias con respecto a la normativa contra incendios en edificios de viviendas.

Exención de inspecciones periódicas de sistemas contra incendios

Las instalaciones de protección contra incendios de edificios deben pasar una inspección periódica obligatoria cada 10 años que debe llevarse a cabo por un Organismo de Control Autorizado (OCA). 

No obstante, los usos que se encuentran exentos de este tipo de inspecciones son los siguientes:

  • Viviendas de uso residencial.
  • Edificio de uso administrativo o docente con una superficie construida menor de 2.000 m2.
  • Edificio de uso comercial o uso de concurrencia pública con una superficie construida menor de 500 m2.
  • Aparcamiento con una superficie construida menor de 500 m2.

Cabe señalar que esta exención solo es de aplicación siempre que no exista un riesgo especialmente alto de producirse un incendio en estos espacios.

Un ejemplo de ello es una sala de calderas de más de 600 kW, que por sus características sí debe someterse a las inspecciones periódicas de sus sistemas contra incendios.

Otro caso es el de un aparcamiento en un edificio de viviendas que cuenta con una superficie construida de más de 500 m2, donde la inspección es obligatoria.

Medidas contra incendios en edificios alternativas al CTE

De acuerdo con la información que recoge el CTE, es posible utilizar soluciones diferentes a las acciones contra incendios previstas en el documento siempre que se siga el procedimiento que se detalla en el mismo.

De manera sucinta, se pueden aplicar soluciones alternativas debidamente justificadas y señalando las limitaciones al uso del edificio con base en el grado de adecuación alcanzado según los requisitos mínimos exigibles.

Incendios en edificios: exigencias básicas

A lo largo de este apartado, vas a poder descubrir las 6 áreas de exigencias básicas en materia de incendios en edificios de acuerdo con el SI o documento básico de Seguridad en caso de incendio del CTE, anteriormente citado.

Propagación interior

Las medidas y sistemas contra incendios en relación a la propagación interior observan las siguientes soluciones:

  • La sectorización de los edificios debe realizarse a través de compartimentos que dividen el edificio en sectores de incendio en los que se incluyen locales, escaleras o pasillos.
  • Los elementos separadores de la sectorización deben ser resistentes al fuego.

Propagación exterior

En cuanto a la propagación exterior, el documento hace hincapié en la necesidad de establecer la separación adecuada entre sectores de incendio en las fachadas y medianerías

Estas precauciones permiten evitar la propagación horizontal y vertical en un mismo edificio o en construcciones colindantes.

Igualmente, recoge la necesidad de que las cubiertas sean resistentes al fuego, así como especificaciones para las zonas en las que las cubiertas se encuentran con la fachada.

Evacuación de ocupantes

Para conformar un plan de evacuación de ocupantes eficaz, debe considerarse el cálculo de la ocupación del edificio en función del uso de las diferentes áreas.

Este cálculo permite establecer el número de salidas y los recorridos de evacuación contra incendios necesarios, así como el dimensionamiento de los medios de evacuación como escaleras, pasillos y puertas que se sitúan en estas áreas. 

Los sistemas contra incendios en viviendas deben utilizar señales de evacuación definidas en la norma UNE 23034:1988 donde se explican cuestiones como las que te enumeramos a continuación:

  • El rótulo “Salida de emergencia” debe anunciar las salidas del edificio, pero también de la planta.
  • Las señales indicativas de los recorridos de evacuación deben indicar claramente la dirección correcta, así como los itinerarios accesibles para personas con problemas de movilidad.
  • Las puertas que, estando presentes en los recorridos de evacuación, no sean de salida, han de identificarse como “Sin salida”.

Condiciones de protección contra incendios en los edificios

Los edificios deben contar con equipos e instalaciones contra incendios de la siguiente naturaleza:

  • Extintores portátiles. 
  • Bocas de incendio equipadas en zonas de alto riesgo.
  • Instalaciones automáticas de extinción en edificios con una altura de evacuación superior a 80 metros.
  • Columna seca. Si la altura de evacuación excede los 24 metros.
  • Sistema de detección de incendios y alarma. Cuando la altura de evacuación exceda los 50 metros.
  • Hidratantes exteriores. Si la superficie construida del edificio se encuentra entre los 5.000 y los 10.000 m2, sumando una más cada 10.000 m2 adicionales.

Intervención de bomberos

Este apartado del SI que ya conoces explica las facilidades con las que debe contar un edificio para que los bomberos puedan desempeñar su labor de contención del fuego y rescate con éxito.

Por ejemplo, se detalla que si el edificio está equipado con una columna seca, se debe asegurar un acceso para un equipo de bombeo a menos de 18 metros de cada punto de conexión a la columna. Además, los puntos de conexión deben poder verse desde el camión de bomberos.

Igualmente, en este punto, se describen las características de accesibilidad por la fachada para propiciar la entrada de los grupos de rescate en cada planta del inmueble, entre otras medidas.

Resistencia al fuego de la estructura

Las características estructurales de un edificio, y en concreto la resistencia al fuego de la estructura, resulta un elemento esencial en el comportamiento de un edificio frente a un incendio.

En este apartado se especifica la necesidad de usar materiales homologados para soportes, vigas, muros y capas protectoras.

Cuando un incendio no puede evitarse a pesar de todas las medidas contraincendios, tener contratado un seguro de comunidades de propietarios de calidad va a permitirte proteger tu patrimonio y el del resto de propietarios.

Te invitamos a descubrir las soluciones para comunidades que te podemos ofrecer en Reale Seguros con coberturas básicas como las reparaciones de los daños en caso de incendio y gastos derivados por demolición, salvamento y desescombro.

Contacta con nuestros agentes para que puedan aportarte la información que necesites.