Multa por conducir con el abrigo y otras curiosidades de la DGT

Inicio > Coche > Multa por conducir con el abrigo y otras curiosidades de la DGT

Multa por conducir con el abrigo y otras curiosidades de la DGT

¿Pueden ponerte una multa por conducir con abrigo? ¿Y por conducir llevando chanclas en verano? Son cuestiones relacionadas con la vestimenta para conducir, que quizás te preguntes en las épocas de más frío o calor del año.

Te damos respuesta a ambas preguntas a lo largo de este artículo.

En invierno te arropas debido a las bajas temperaturas y en verano usas ropa y calzado ligero para soportar el calor. Esto que a priori es lógico y normal, al hablar de conducción se traduce en que al coger el coche y tardar el sistema de climatización en surtir efecto, te lances a conducir con el abrigo puesto o con muy poca ropa y hasta en chanclas dependiendo de la estación.

Pues bien, mucho cuidado, porque conducir con abrigo, con chanclas o con cualquier tipo de vestimenta no adecuada puede suponerte una multa nada desdeñable.

Repasemos lo que nos dice la Dirección General de Tráfico (DGT) al respecto y sus recomendaciones.

Multa por conducir con el abrigo puesto

Aunque la normativa de tráfico no lo prohíbe de forma expresa, sí, te podrían multar por llevar el abrigo puesto al volante, sobre todo si se trata de un abrigo grueso que pueda dificultar los movimientos.

En principio se consideraría como una infracción leve y, por tanto, sería de una cuantía de 80 euros (40 euros por pronto pago).

Llevar guantes, abrigo, chaqueta o bufanda puede entorpecer tu libertad de movimientos y, por ende, tu capacidad de reacción ante cualquier imprevisto en la carretera.

Vestir demasiada ropa podría además hacerte pasar calor y hasta sudar, lo que influye y perjudica también a tu comodidad al conducir e incluso puede provocar o aumentar el riesgo de somnolencia.

De este modo, si un agente de tráfico considera que llevas demasiada ropa de abrigo y que ésta te está entorpeciendo al conducir –más aún si te has visto implicado en algún accidente–, podría ponerte una multa según el Artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación (RGC), que reza como sigue:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.”

 Multa por conducir con chanclas

La DGT lo ha dejado claro: aunque no existen normas específicas sobre el calzado en la conducción y no es sancionable en sí misma con un tipo de calzado concreto (chanclas, botas de monte, botas de seguridad, etc.), si un agente de la autoridad entiende que dicho calzado afecta a tu seguridad al conducir, podría sancionarte.

Y es que por su propio diseño, un calzado tipo chancla o una sandalia muy fina poco sujeta al pie, es muy fácil que se suelte de su sitio durante la conducción, provocando que no llegues bien o a tiempo a los pedales del coche y, por tanto, creando una situación de peligro real.

Al ser una infracción leve esta multa puede ascender a hasta 80 euros, que puede quedarse en 40 euros con la opción de pronto pago.

En cualquier caso, ten en cuenta que la interpretación última de la gravedad de las infracciones por conducir con el abrigo en invierno o las chanclas en verano siempre depende de la interpretación del agente de tráfico.

Por ejemplo, si considera que tu vestimenta es responsable de un percance o accidente, la gravedad de la infracción se elevará y del mismo modo la cuantía de la multa final.

Al volante, ropa y calzado cómodo

La DGT aconseja utilizar una ropa y un calzado adecuado durante la conducción para evitar cualquier riesgo de accidente. Para ello, hemos recopilado algunos sencillos consejos a tener en cuenta para que circules con seguridad y confort tanto en invierno como en verano.

 Fija una temperatura confortable

La temperatura recomendada está entre los 21 y los 23 grados de manera general, tanto en invierno como en verano, aunque para muchos el mayor confort se da en los 21,5º C.

Los distintos estudios apuntan a que la temperatura excesiva en el interior de tu vehículo reduce tu capacidad de reacción, provocando somnolencia y disminuyendo los reflejos.

Una de las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico pasa por que utilices la opción Auto del climatizador, que regula de forma automática la temperatura del habitáculo que conduces.

 Utiliza calzado adecuado

En general se considera que un calzado apropiado para conducir es aquel que cumple con las siguientes condiciones:

  • Siempre va bien sujeto al pie mientras conduces.
  • Proporciona una buena adherencia entre tus pies y los pedales.
  • No tiene elementos susceptibles de engancharse en los revestimientos del vehículo.
  • No es demasiado grande ni demasiado pesado, de modo que no puedas pisar dos pedales al mismo tiempo de forma accidental.

Siempre va bien sujeto al pie mientras conduces.

Proporciona una buena adherencia entre tus pies y los pedales.

No tiene elementos susceptibles de engancharse en los revestimientos del vehículo.

No es demasiado grande ni demasiado pesado, de modo que no puedas pisar dos pedales al mismo tiempo de forma accidental.

Así, si necesitas utilizar un calzado específico para un evento o actividad, que no sea el más adecuado –como tacones altos o botas de montaña–, te recomendamos que lo lleves aparte en el maletero y que cuentes en el coche con un calzado de repuesto, más cómodo, para conducir con seguridad.

 Lleva ropa cómoda

La ropa no debe ser muy ceñida ya que es susceptible de dificultar tus movimientos tanto de brazos como de piernas, lo que podría ser grave en un percance en la carretera.

Además del riesgo de que te sancionen, conducir con el abrigo puesto puede hacer que el airbag frontal del conductor o el cinturón de seguridad no desempeñen su función correctamente e incluso añadan riesgo de lesiones en caso de accidente.

Si por el contrario, tu vestimenta es demasiado ligera o nula, el riesgo llegará por medio de rozaduras, como por ejemplo si circulas sin camiseta o en bikini en verano.

¿Conocías estas multas por conducir con el abrigo o con ropa o calzado poco adecuado? ¿Y estás al tanto de las nuevas Normas de Tráfico?

En Reale Seguros te podemos ayudar a encontrar el seguro de coche más adecuado a tus circunstancias. Un seguro que se ajusta a ti y no al revés.

Estamos a tu disposición para lo que necesites. No dudes en consultarnos.