Obsolescencia programada: qué es, tipos, consecuencias y efectos

Inicio > Hogar > Obsolescencia programada: qué es, tipos, consecuencias y efectos

Obsolescencia programada: qué es, tipos, consecuencias y efectos

La obsolescencia programada determina el ciclo de vida de un dispositivo para fomentar su sustitución ante el final anticipado de su vida útil, del desfase de su diseño o ante la necesidad de actualizar un programa que asegure el funcionamiento del aparato. 

Sin embargo, esta medida adoptada en su origen como un motor para el desarrollo de la economía, se centra hoy en día en un consumo más sostenible donde la economía circular solicita una mejor gestión de los recursos y la reutilización de los residuos. 

Dado que la obsolescencia programada te impacta como consumidor, creemos necesario ahondar en su definición, así como en la exposición de los diferentes tipos que existen y en cuáles son sus consecuencias y efectos

¿Qué es la obsolescencia programada?

La obsolescencia programada se trata de la planificación desde el momento del diseño de un dispositivo que determina un ciclo de vida útil más corto de lo esperado. También se conoce como obsolescencia planificada.  

Esta estrategia nace en los años 30 del siglo XX como medio para la recuperación de la gran crisis de 1929 al buscar incentivar el consumo. 

El resultado puede ser un producto que no puede repararse, pero también un estilo desfasado transcurrido un tiempo o un sistema obsoleto que requiere de una nueva versión para funcionar correctamente. 

En 2013 el Comité Económico y Social Europeo (CESE) recomendó restricciones sobre la obsolescencia programada de los dispositivos con la finalidad de:

  • Beneficiar la economía de los consumidores. 
  • Proteger el medioambiente. 
  • Realizar un consumo energético más sostenible. 
  • Potenciar la industria europea.

En este orden de cosas, en 2020 la Comisión Europea ha adoptado la nueva agenda europea para un crecimiento sostenible, concretado en el Pacto Verde Europeo que marca la hoja de ruta para llegar a una neutralidad climática para el año 2050 en Europa. 

Igualmente, el nuevo plan de acción de economía circular (CEAP) señala la importancia de evitar la obsolescencia programada y la destrucción de los productos no vendidos, creando nuevas oportunidades de negocio innovadoras para las empresas.

Obsolescencia programada versus calidad

En el proceso de lucha contra la obsolescencia programada en electrodomésticos y otros aparatos, el usuario adopta un rol esencial puesto que es recomendable que su demanda abandone la impulsividad y se centre en demandar calidad. Esto implica un aumento de la inversión en el producto, sin embargo, va a rentabilizarse en el tiempo al prolongar su vida útil. 

No obstante, debes saber que la durabilidad artificial de un producto no está prohibida por ley por lo que cada fabricante es libre de ajustarla de 2 maneras: 

  1. La durabilidad es menor a la que debería de acuerdo con la tecnología que incluye. 
  2. La durabilidad de la tecnología utilizada es menor que si se hubiese utilizado otra tecnología.

Tipos de obsolescencia programada

La obsolescencia programada puede materializarse a través de diferentes formas que es preciso que conozcas, ya que pueden ayudarte a seleccionar de manera más eficiente los productos en tus compras. 

De diseño

Surge en el momento en que los materiales de un objeto pueden desgastarse por el uso normal o bien porque su aspecto haya pasado de moda. 

La estrategia de marketing de un producto se basa en cambios frecuentes en el estilo del aparato o producto con la intención de asegurarse una rotación determinada. 

Este proceso de influencia en el consumidor se muestra como una obsolescencia psicológica derivada de las campañas de marketing de los fabricantes. Piensa que si un producto está previsto que pase de moda cada 4 años, ¿por qué van a fabricar dispositivos que duren más?

Se da cuando la sociedad deja de utilizar un objeto por cambio de hábitos o porque el objeto o servicio se prohíbe legalmente. En todo caso, el resultado es dejar de usar un objeto antes de que complete su vida útil.

Tecnológica

Este tipo de obsolescencia ocurre cuando un producto queda desfasado porque sale una nueva versión al mercado más innovadora y que ofrece mayores prestaciones. 

Este sería el caso de un dispositivo informático que deja de funcionar cuando se actualiza su sistema operativo obligando al usuario a adquirir un nuevo producto más moderno. 

Ocurre igualmente con modelos de dispositivos electrónicos para los que dejan de sacar actualizaciones y quedan obsoletos.

Indirecta

Se da cuando resulta imposible reparar un producto porque una o varias piezas no se encuentran o una de sus partes esenciales no se puede reparar como el caso de baterías soldadas a un aparato. 

Económica

Se trata de la obsolescencia de un dispositivo cuya reparación requiere de una inversión mayor que si se compra uno nuevo.

En este punto la garantía comercial, voluntaria en lo que respecta al fabricante y que va más allá del periodo legalmente establecido, adquiere una especial relevancia puesto que puede suponer un verdadero valor añadido. 

Consecuencias de la obsolescencia programada 

Los efectos de la obsolescencia programada afectan a la dimensión ética, económica y medioambiental de los productos, tal y como te mostramos en los puntos sucesivos.

Consecuencias éticas

Sin duda la primera de las consecuencias radica en la incongruencia de crear bienes de consumo con una vida útil planificada inferior a la que podría ser por las condiciones reales del producto. 

Millones de objetos son desechados anualmente con las implicaciones medioambientales y de salud de las personas que conlleva, debido a los productos tóxicos y sustancias químicas peligrosas que contienen. 

Esta política genera toneladas de basura a un ritmo sin precedentes que entra en una contradicción frontal con la necesidad de incorporar la economía circular a todos los niveles de la producción, venta, uso y gestión de residuos para facilitar la transición hacia un sistema más sostenible. 

Consecuencias económicas

En un principio, el beneficiado de la obsolescencia planificada es el propio fabricante al ver aumentadas sus ventas. Por el contrario, el resultado es el inverso en el usuario que ve mermada su economía al no poder rentabilizar su inversión al verse obligado a reinvertir antes de tiempo.

Consecuencias medioambientales

La obsolescencia programada provoca una sobreproducción que necesita una explotación de recursos energéticos descontrolada que, además, genera una cantidad de residuos inabarcable. Estos desechos son devueltos a la naturaleza ante la imposibilidad de reintegrarlos en la economía.

Ante esta realidad, según las Naciones Unidas, la economía circular podría reducir hasta en un 99 % los desechos de algunos sectores industriales, disminuyendo a su vez la emisión de gases de efecto invernadero.

A su vez, el objetivo 12 de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la agenda 2030 establece la necesidad de cambiar el sistema productivo actual con la intención de proceder a una gestión más sostenible de los recursos y a disminuir la generación de desechos.

Medios para combatir la obsolescencia programada

Como consumidor puedes combatir los efectos de la obsolescencia programada adoptando una serie de recomendaciones que te exponemos seguidamente: 

  • Analiza lo que compras. Comprueba la etiqueta de los productos que adquieres. Presta especial atención a su vida útil y al número de utilizaciones. Igualmente es determinante que compruebes si la marca puede asegurar continuidad a la hora de proporcionar piezas de recambio, si su servicio de postventa es de calidad, etc.
  • Invierte en calidad. Puedes sentirte seducido por el precio de un producto en concreto, pero ve más allá en tu elección y apuesta por productos duraderos. 
  • Mantén tus equipamientos limpios y actualizados. Puedes prolongar la vida útil de tus aparatos respetando las instrucciones de uso y realizando el mantenimiento que requieren.
  • Prueba los reacondicionados. Se trata de dispositivos que se han reparado y actualizado para que cuenten con una segunda vida y a los que puedes acceder a precios reducidos sin renunciar a una garantía postventa con buenas coberturas.

En Reale Seguros somos conscientes de la importancia de alargar la vida útil de tus equipamientos, por ello, contratando un seguro del hogar con nosotros puedes elegir entre 3 niveles de protección –estándar, óptima o premium– adaptables a tus necesidades, o incluso vas a poder contratar packs como el de protección tecnología. 

Además, puedes calcular tu seguro de hogar en menos de 3 minutos o si necesitas que te ampliemos la información, contáctanos