¿Qué botas de moto me compro?

Inicio > Moto > ¿Qué botas de moto me compro?

¿Qué botas de moto me compro?

Son muchos los amantes de las motos que a la hora de equiparse se hacen la misma pregunta: “¿qué botas de moto me compro?”. La cuestión es más que lógica teniendo en cuenta todas las variables que intervienen en esta aparentemente sencilla decisión.

Para que lo tengas más claro te vamos a ir relatando a lo largo de este artículo las principales bondades y características de las mejores botas de moto del mercado pero desde ya queremos anticiparte a modo de píldoras una primera tanda de recomendaciones.

Tus botas para moto deben:

  1. Cubrir todo el pie, el tobillo y parte de la tibia y el peroné.
  2. Proteger sin impedir el manejo natural del vehículo.
  3. Ser impermeables.
  4. Contar con protecciones de plástico o metal para mayor seguridad.
  5. No ser de cordones.

Cubrir todo el pie, el tobillo y parte de la tibia y el peroné.

Proteger sin impedir el manejo natural del vehículo.

Ser impermeables.

Contar con protecciones de plástico o metal para mayor seguridad.

No ser de cordones.

¿Cómo elegir qué botas de moto comprar?

Elegir bien las botas para la moto se convierte en una tarea para nada sencilla dado que son muchos los aspectos a tener en cuenta para dar con el par óptimo para cada situación.

Es cierto que desplazarte en un vehículo de dos ruedas lleva implícito un matiz fundamental que es la seguridad y no nos referimos solo a la tranquilidad de saberte cubierto por un seguro de moto para circular legalmente, sino también a la seguridad física que debemos buscar gracias a la ropa y otros elementos para moto que nos protegen en caso de accidente.

Pero, si bien esto es así, la realidad nos muestra que este no es el único requisito en el que debes fijarte para dar respuesta a tu pregunta de “qué botas de moto me compro” y por eso, vamos a tomar en cuenta diferentes criterios para que tengas controladas tantas variables como sea posible.

Tipos de botas para moto según criterios generales

Para hacer esta primera clasificación nos vamos a centrar en 4 puntos clave:

1.   Seguridad

Ojo, porque en este caso la seguridad no la interpretamos como protección (lo explicaremos en el siguiente punto), sino como calidad de materiales, diseño y adecuación al uso.

Tanto si vas a dar a tus botas para moto un uso intensivo como si va a ser más esporádico, la calidad de los materiales es importantísima. ¿Quieres que la bota empiece a dar síntomas de envejecimiento prematuro? Pues ahí la calidad de los materiales influye y mucho.

El diseño y la adecuación al uso son los encargados, entre otras cosas, de garantizar que una bota de moto urbana se adapte a este terreno o que una bota de motocross sea la idónea para esta práctica. Lo mismo pasa con las botas de moto a usar en verano o en invierno con unas condiciones climáticas totalmente distintas en cada caso.

2.   Protección

Ya hemos mencionado que cualquier tipo de bota para moto debe tener como objetivo cuidar el pie, el tobillo y la pierna de golpes, abrasiones, roturas de huesos o lesiones musculares en accidentes.

¿Sabías que el mayor número de lesiones por abrasiones en las piernas que sufren los moteros se producen en verano? La razón es evidente dado que en esta época del año el equipamiento al circular en moto se “aligera” dejando en muchos casos “aparcada” la ropa que ofrece mayor protección pero que da más calor.

Con esto que te acabamos de contar solo queremos que tomes conciencia de la importancia que tiene que vayas protegido adecuadamente cada vez que te subes a tu moto.

3.   Impermeabilidad

Además de ser desagradable y un riesgo en potencia para resfriarnos, conducir con los pies mojados o fríos conlleva un factor de inseguridad añadido. Nos referimos al peligro que es que tu pie se deslice por la humedad dentro de la bota y que puede afectar directamente a tu capacidad de conducir y reaccionar debidamente a una situación extrema.

Al consultar las distintas marcas de botas de moto comprueba con especial atención las características de impermeabilidad que ofrecen y busca que te aíslen correctamente sobre todo de la lluvia y el frío.

4.   Antideslizamiento

Tan importante como tener los pies secos dentro de tus botas de moto -como ya te hemos explicado- es que las suelas de tus botas para moto vengan equipadas con un material antideslizante que no resbale y te mantenga firme con agua o barro.

Además debe ser un material resistente que aguante que en ocasiones arrastres las suelas por el asfalto, hecho que provoca un mayor desgaste en tu bota de moto.

Tipos de botas para moto según la actividad

Vamos con una segunda clasificación, en este caso atendiendo a la actividad a realizar.

Botas de moto urbanas

Están especialmente pensadas para ser usadas en la ciudad. Son botas de moto cómodas al ser más bajas y menos duras. Su nivel de protección es medio.

Botas de moto touring

Su objetivo es dar cobertura en largos recorridos, de ahí su diseño robusto. A pesar de esto, se pueden calificar como botas cómodas, fáciles de poner y quitar y están confeccionadas con materiales impermeables.

Botas de moto clásicas

En este caso hablamos de botas para moto con caña alta en las que se premia más la estética que la seguridad. Son las más populares pero el nivel de protección suele ser bajo.

Botas de moto deportivas

Este tipo de botas son las que se usan por ejemplo en motoGP. Son ligeras pero muy resistentes y llevan múltiples protecciones en las partes clave de los pies y los tobillos.

Botas de moto off-road

Enfocadas en la protección a mayor escala pero menos que las deportivas. De caña alta, rígidas, pesadas y con gran capacidad de resistencia para actividades tipo enduro o motocross.

Botas de moto trail

A caballo entre las touring y las off-road. Son de piel, más altas y rígidas.

Botas de moto trial

Totalmente focalizadas en la práctica de trial. Son botas de moto cómodas al ser muy ligeras y nada rígidas.

Antes de estrenar tus botas para moto asegúrate de estar perfecta y legalmente asegurado por una compañía de tu confianza. En Reale Seguros te ponemos fácil calcular tu seguro de moto en tan solo unos minutos.