Registro de bienes inmuebles: qué es, cómo consultarlo y usos

Inicio > Hogar > Registro de bienes inmuebles: qué es, cómo consultarlo y usos

Registro de bienes inmuebles: qué es, cómo consultarlo y usos

El registro de bienes inmuebles te ayuda a proteger tus derechos como propietario además de asegurarte información fidedigna, contrastada y de suma importancia si buscas adquirir un piso, una casa, una parcela o cualquier otro tipo de bien inmueble.

Si bien la inscripción de una propiedad en este registro no es obligatoria, sí ofrece una serie de ventajas como la protección jurídica de los derechos inscritos o que la información a la que podemos acceder es veraz y respeta la ley.

Por todo ello, resulta de suma relevancia conocer qué es el registro de bienes inmuebles, así como los canales para acceder a dicha información y en qué casos te puede servir.

¿Qué es el registro de bienes inmuebles?

El registro de bienes inmuebles es el espacio donde se procede a la inscripción o anotación de los actos y contratos relativos al dominio y demás derechos reales sobre bienes inmuebles, a la vez que recoge las resoluciones judiciales o administrativas que afecten a la propiedad y a otros derechos sobre bienes inmuebles y capacidad de las personas.

Por lo anteriormente expuesto, también se le conoce como registro de propiedades inmuebles o registro de la propiedad.

Recuerda que un bien o propiedad inmueble es un bien que está ligado al suelo como las casas, los edificios, los campos o los huertos comprendiendo además caminos, minas, aguas vivas y estancadas y resto de bienes definidos en el artículo 334 del Código Civil.

Las inscripciones o anotaciones de los bienes inmuebles deben realizarse en el registro que pertenezca a la circunscripción territorial donde radica la propiedad a través de la figura de los registradores inscritos en el Colegio de Registradores de la Propiedad y que son expertos en Derecho.

En lo que incumbe a su modo de funcionamiento, el registro de la propiedad depende del Ministerio de Justicia y todos los asuntos que se derivan de este organismo son encomendados a la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

El territorio español se encuentra dividido en distritos hipotecarios que son circunscripciones a las cuales les corresponde un Registro de la Propiedad a cargo de un registrador.

Estos registradores califican los documentos, registran las propiedades y ofrecen asesoramiento al ciudadano que lo necesite.

Gracias al registro de la propiedad, las personas que compran, venden o heredan bienes ven sus derechos protegidos.

¿Por qué es importante registrar una propiedad?

Inscribir una propiedad en el registro de bienes inmuebles no es obligatorio aunque sí proporciona una serie de beneficios a quien lo hace tales como:

  • Determina quién es el titular de la propiedad a los efectos legales oportunos.
  • Asegura que la información es veraz y exacta.
  • Protege tus derechos como propietario porporcionándote seguridad jurídica.
  • Otorga acceso a la información sobre una propiedad a quien tenga un interés legítimo.
  • Agiliza el tráfico jurídico y ahorra costes de transacción.

Determina quién es el titular de la propiedad a los efectos legales oportunos.

Asegura que la información es veraz y exacta.

Protege tus derechos como propietario porporcionándote seguridad jurídica.

Otorga acceso a la información sobre una propiedad a quien tenga un interés legítimo.

Agiliza el tráfico jurídico y ahorra costes de transacción.

Mediante la información que los registradores elevan a público puedes comprobar si la casa que deseas adquirir tiene deudas, por poner un ejemplo.

En el caso de que no inscribas tu propiedad en el registro puedes llegar a perderla al no contar con una protección legal de tus derechos como propietario.

¿Cómo puedes consultar el registro de bienes inmuebles?

En relación a lo que te hemos ido comentando, todo ciudadano con un interés legítimo puede solicitar información al registro de bienes inmuebles.

Si se procede o no a dar esa información requiere de una validación del registrador.

La información que consultas en el registro se llama publicidad registral y existen 2 tipos:

  1. La certificación sirve para informar sobre el contenido, viene firmada por el registrador y puede ser utilizada en un juicio.
  2. La nota simple contiene la misma información que la certificación, pero simplificada y no viene firmada por el registrador.

La certificación sirve para informar sobre el contenido, viene firmada por el registrador y puede ser utilizada en un juicio.

La nota simple contiene la misma información que la certificación, pero simplificada y no viene firmada por el registrador.

En concreto, la información que proporcionan es:

  • Código Registral Único de la finca –CRU antiguo IDUFIR – identificador único de finca registral–.
  • El titular o titulares de la propiedad.
  • La descripción de las propiedades.
  • Las cargas como hipoteca, servidumbre, las posibles anotaciones preventivas –embargo, demandas o prohibición de disponer–, el usufructo, el arrendamiento y la nota de afección fiscal que determina si un impuesto se ha abonado correctamente–.

Código Registral Único de la finca –CRU antiguo IDUFIR – identificador único de finca registral–.

El titular o titulares de la propiedad.

La descripción de las propiedades.

Las cargas como hipoteca, servidumbre, las posibles anotaciones preventivas –embargo, demandas o prohibición de disponer–, el usufructo, el arrendamiento y la nota de afección fiscal que determina si un impuesto se ha abonado correctamente–.

Existe otro tipo de información a la que puedes acceder: la nota de localización de una finca aunque proporciona información meramente instrumental que tiene como objeto facilitar la localización del registro, provincia y municipio donde una determinada persona física o jurídica tiene bienes o derechos inscritos.

Para consultar el registro de bienes inmuebles tienes 2 maneras: de forma presencial o a través de internet y en ambos casos se deberán abonar las tasas previstas a tal efecto.

Ten presente que puedes consultar la información registral en base a diferentes criterios de identificación:

  • El nombre del titular registral de la finca o derecho.
  • La denominación social de la entidad titular de la finca o derecho.
  • El CRU.
  • El número de finca registral.
  • El número de parcela catastral en los casos de fincas coordinadas con el Catastro o identificadas en la cartografía catastral.
  • Un documento Nacional de Identidad –DNI–, el Número de Identificación Fiscal –NIF–, el Número Identificación Extranjeros –NIE–, el pasaporte o la Carta de Identidad Electrónica –CIE– del titular.
  • La dirección de la propiedad mediante la indicación de la calle, plaza, etc.

El nombre del titular registral de la finca o derecho.

La denominación social de la entidad titular de la finca o derecho.

El CRU.

El número de finca registral.

El número de parcela catastral en los casos de fincas coordinadas con el Catastro o identificadas en la cartografía catastral.

Un documento Nacional de Identidad –DNI–, el Número de Identificación Fiscal –NIF–, el Número Identificación Extranjeros –NIE–, el pasaporte o la Carta de Identidad Electrónica –CIE– del titular.

La dirección de la propiedad mediante la indicación de la calle, plaza, etc.

Tienes la opción de solicitar la documentación en inglés pagando la tasa de traducción correspondiente.

Consultas presenciales

Para acceder a la publicidad registral presencialmente no tienes más que acudir a la oficina de registro que te corresponde y que puedes encontrar gracias al geoportal de la web de registradores de España.

Necesitas un documento que certifique tu identidad –DNI, NIE…– y expresar la naturaleza de su interés legítimo.

Ten en cuenta que es el registrador quien te concede o deniega la autorización para consultar dicha información.

 Consultas a través de internet

Si prefieres acceder vía internet puedes hacerlo fácilmente pagando la tasa correspondiente con tarjeta bancaria. Recibirás el documento que necesites en tu correo electrónico en formato PDF en cuanto la operación se autorice.

Recuerda que vas a necesitar tener instalado en tu ordenador el certificado electrónico para obtener tanto las certificaciones como las notas de localización de las que te hemos hablado hace un momento.

En lo que respecta a solicitar la información vía telemática, ten presente que la página oficial es la del portal de registradores de España. Ojo, porque puedes confundirla fácilmente con otras que ofrecen servicios de solicitud en tu nombre cobrando unos gastos de gestión.

 Casos de usos del registro de bienes inmuebles

Tal y como te hemos ido exponiendo a lo largo de este artículo, para acceder al registro de bienes inmuebles el registrador debe aprobar tu solicitud en base a un interés legítimo.

Son muchos los supuestos que pueden darse para que necesites acceder al registro de propiedades inmuebles. Te exponemos dos de ellos.

 Compraventa de bienes inmuebles

Tanto si quieres comprar como vender un bien inmueble es una seguridad solicitar la certificación de registro de la propiedad que detalle sus características o si se encuentra libre de cargas, entre otra información primordial.

A la hora de comprar una vivienda es una información que te ayudará a evitar problemas futuros y en lo que respecta a la venta, puede reforzar la confianza en el vendedor.

Solicitud de documentación para la Ley de Segunda Oportunidad

Si deseas acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, uno de los documentos que se te van a solicitar es una certificación oficial. En ese caso, será necesario que solicites una nota de localización que detalle las propiedades que tienes a tu nombre o en su defecto que pruebe que no tienes ninguna.

En Reale Seguros somos conscientes del gran esfuerzo que puede suponer adquirir una propiedad y cómo de determinante es contar con un buen seguro del hogar que refuerce tu tranquilidad día a día.

Puedes calcular tu seguro hogar en menos de 3 minutos o contáctanos para que nuestro equipo de expertos resuelva todas tus dudas.