Jubilación del autónomo: todo lo que necesitas saber sobre ella

Inicio > Autónomos > Jubilación del autónomo: todo lo que necesitas saber sobre ella

Jubilación del autónomo: todo lo que necesitas saber sobre ella

Teniendo en cuenta que el sistema de jubilación del autónomo cambia con frecuencia debido a distintas reformas legislativas que buscan adaptarse a las necesidades de la sociedad y del mercado laboral, se hace complicado saber cuál es el momento adecuado para empezar a planificarla.

En España, cada vez son más las personas que trabajan bajo este régimen con el objetivo de aumentar su independencia y autonomía o de crear un negocio propio.

En este artículo, vamos a explicarte con detenimiento la situación actual del sistema de jubilación de los autónomos y cómo calcular tu pensión de manera sencilla.

Tener a mano esta información te ayuda a planificar tus objetivos financieros a largo plazo, a tomar mejores decisiones sobre tu retiro y a asegurarte que cuentas con los recursos necesarios para mantener tu calidad de vida.

¿Cómo funciona la jubilación del autónomo?

La jubilación del autónomo es un tema que despierta muchas dudas a pesar de que principalmente se rige por las mismas normas que la jubilación de los trabajadores por cuenta ajena, afiliados al Régimen General. Sin embargo, tiene una serie de particularidades que pueden afectar a los autónomos, como las bases de cotización.

Como dato de aproximación, cabe mencionar que en España hay más de 3 millones de trabajadores dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), según las cifras del Ministerio de Trabajo y Economía Social. La jubilación de estos trabajadores se basa en la cantidad de años cotizados y la edad de retiro.

¿Cuándo puede jubilarse un autónomo?

Desde 2022, para poder recibir la prestación completa, los trabajadores deben haber cotizado al menos durante 37 años y 6 meses tras cumplir los 65 años de edad. Si tienes menos años cotizados, debes esperar hasta los 66 años y 2 meses para acceder al 100 % de la pensión.

Ten en cuenta que el mínimo de años cotizados para poder jubilarte es de 15, con la obligación de que dos de ellos estén dentro de los quince años previos a la jubilación. En este caso, recibirás una pensión del 50 % de la base reguladora de tu pensión contributiva.

Algo que ayuda a asegurar una carrera profesional sin preocupaciones en este régimen es conocer los seguros de autónomo posibles, así como los necesarios.

¿Cuáles son los distintos tipos de jubilación de autónomos?

A continuación, te resumimos los principales tipos de jubilación en este régimen.

Jubilación anticipada

La jubilación anticipada del autónomo es un derecho que permite a estos trabajadores solicitar la jubilación antes de la edad legal establecida.

Por un lado, existe la opción de jubilación activa, permitiendo trabajar y recibir el 50 % de la pensión, siempre que se cumpla con la edad de jubilación ordinaria.

Por otro lado, la prolongación voluntaria de la vida laboral puede aumentar la pensión.

En 2023, para accedera a la jubilación anticipada voluntaria y cobrar el 100 % de la pensión, necesitas:

  • Tener al menos 64 años y 4 meses, si has cotizado menos de 37 años y 9 meses.
  • Si has cotizado este tiempo o más, podrás acceder a la jubilación voluntaria a partir de los 63 años.

En el caso de la jubilación anticipada involuntaria, tendrás acceso a partir de los 62 años y 4 meses si has cotizado menos de este tiempo, o a partir de los 61 si has cotizado 37 años y 9 meses o más.

Jubilación activa

La jubilación activa te permite jubilarte y seguir trabajando sin empleados a cargo. Para acceder a la pensión activa es necesario que cumplas con ciertos requisitos establecidos que te explicamos a continuación:

  • La edad para tener acceso a la pensión activa se establece en 65 años.
  • El trabajo que realices simultáneamente al cobro de la pensión puede ser parcial o completo.
  • No se incluyen las jubilaciones anticipadas o aquellas que cuenten con bonificaciones.
  • Te permite realizar cualquier actividad económica, ya sea por cuenta propia o ajena del pensionista.

Jubilación flexible

Esta modalidad te permite como autónomo jubilado seguir trabajando en jornada parcial, ya sea un 25 o un 50 % de la jornada laboral, pero es importante que tus ingresos netos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

De ser así, la pensión se reduce en el mismo porcentaje en el que trabajes. Por ejemplo, si trabajas un 25 %, esta se reduce en un 75 %, y así sucesivamente.

¿Cómo se calcula la pensión de un autónomo?

Para calcular la pensión de jubilación se tienen en cuenta los años cotizados a lo largo de tu vida laboral y las bases de cotización a la Seguridad Social, que se elevan de acuerdo con la evolución del IPC.

Con estas cifras en la mano, se hace un promedio y se aplica un porcentaje determinado. Eso sí, aunque cumplas los requisitos, esto no garantiza que como trabajador inscrito en el RETA recibas una prestación que te resulte eficiente.

Para que te resulte más sencillo, piensa que tu pensión como trabajador por cuenta propia va a depender de lo que pagas de cuota mensual y del tiempo total que hayas cotizado.

Así, en el caso de que quieras jubilarte con antelación, tendrás que tener la edad mínima para la jubilación.

Para ayudarte, vamos a explicarte cómo realizar el cálculo de tu pensión de autónomo en 3 sencillos pasos:

  • Ten en cuenta los años trabajados durante tu vida laboral y la base de cotización de los últimos años.
  • Halla tu base reguladora dividiendo la suma de tus bases de cotización de los últimos 300 meses entre 350.
  • Conoce el porcentaje de esa base al que tienes derecho dependiendo del número de años trabajados.

Ejemplo práctico

Para calcular tu pensión debes sumar las bases de cotización de los últimos 25 años (300 meses) y dividirlo entre 350. Como resultado, obtendrás la base reguladora. Imagina que te jubilas en 2023 y que durante los últimos 25 años has cotizado alrededor de 950 euros cada mes. Eso significa que la base reguladora de tu pensión será de:

950 x 300 meses = 285.000 €

285.000 € : 350 = 814,28 €

¿Cuáles son los requisitos para jubilarse un autónomo?

En las siguientes líneas, hemos resumido los pasos a llevar a cabo para jubilarte como autónomo:

  • Tener 65 años o más y residir en territorio español, o haberlo hecho durante la última década.
  • Haber cotizado al menos 15 años, como hemos comentado anteriormente. Hay que hacer especial hincapié en los últimos años de vida activa debido a que son los que computa la Seguridad Social.
  • Tener 37 años y 9 meses cotizados para tramitar la jubilación a los 65, o esperar hasta los 66 y 4 meses en caso de tener menos años cotizados.

¿Qué significa el complemento brecha de género en la pensión?

El complemento de brecha de género es una cuantía fija que puedes recibir mensualmente por hijo y debe solicitarse junto con la pensión. El objetivo de este complemento es compensar el perjuicio de las mujeres que se han enfrentado a lo largo de su carrera profesional a asumir un rol predominante en las labores de cuidado de los hijos, lo que viene reflejado en el marco de las pensiones. Además, es importante tener en cuenta que tanto mujeres como hombres pueden beneficiarse de esta garantía.

En la actualidad, la cantidad establecida por hijo o hija es de 30,40 €, según informa la Seguridad Social. Además, tiene un límite de cuatro veces ese importe y se abona con dos pagas extraordinarias en junio y noviembre.

¿Cómo solicitar la jubilación de un autónomo?

Cuando llegamos a la última etapa de la vida, en general, el cuerpo ya no nos pide seguir trabajando muchos más años al mismo ritmo. Por eso, el sistema de pensiones para autónomos en España ofrece la posibilidad de solicitar la pensión de jubilación, en la que se requieren los siguientes pasos:

  • Acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social con certificado digital o sistema Cl@ve.
  • Colocar el cursor sobre «Ciudadanos» y seleccionar «Pensiones» en el menú desplegable.
  • Dentro de los trámites disponibles, elegir «Jubilación Nacional para actuar en nombre propio”, o «Jubilación Nacional como representante de otra persona”.
  • Identificarse con uno de los sistemas ofrecidos y rellenar todos los datos personales de la persona que se jubila, incluyendo nombre, DNI y número de afiliación a la seguridad social.
  • Proporcionar información sobre las personas a su cargo y datos laborales, como el último día de cotización.
  • Elegir el porcentaje de IRPF que se aplicará a la pensión contributiva.

Cuando completes todos estos pasos, el proceso quedará iniciado en la Tesorería General de la Seguridad Social, que puede tardar varias semanas.

En Reale Seguros consideramos importante que sepas que nuestros seguros para autónomos buscan ofrecerte las mejores coberturas en cada caso.

Contacta con nuestros agentes y amplía la información que necesites.