Multas por no tener ITV: importes, tipos y causas más comunes

Inicio > Coche > Multas por no tener ITV: importes, tipos y causas más comunes

Multas por no tener ITV: importes, tipos y causas más comunes

Las multas por no tener la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) son de diferente cuantía según el tipo de infracción que se esté cometiendo. Algunas de las causas sancionables son circular con la ITV caducada o no tener la pegatina de la inspección visible.

Aparte de los importes de las multas, puedes sufrir otras consecuencias como la inmovilización inmediata del vehículo. Otro factor a tener en cuenta es que si circulas sin la ITV tu seguro puede negarse a cubrir los gastos ligados a un siniestro del que seas culpable.

Para que cuentes con todos los detalles sobre las multas por no tener ITV, te hemos preparado este contenido en el que abordamos importes, tipos y causas más comunes de las sanciones.

Información clave sobre las multas por no tener ITV

Antes de profundizar en los detalles de las multas por no tener la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), queremos compartir contigo algunas de las dudas más frecuentes al respecto que te van a ayudar a entender las implicaciones de no pasar la Inspección Técnica de Vehículos.

Esta información te va a ayudar a entender mejor los tipos de multa que existen, a los que nos vamos a referir más adelante.

¿Cada cuánto tiempo hay que pasar la ITV?

La periodicidad de la ITV se establece con base en el tipo de vehículo y su clasificación.

Sin embargo, ambulancias, taxis o vehículos históricos, siempre que estén catalogados, forman parte de las excepciones.

Generalmente, un vehículo debe pasar la inspección con la siguiente cadencia:

  • Primera inspección: a los 4 años a contar desde la matriculación del vehículo. 
  • Siguientes inspecciones hasta los 10 años: cada 2 años.
  • A partir de los 10 años: cada año.

Ten en cuenta que puedes pasar la ITV 30 días antes de que caduque si te viene mejor o tienes algún compromiso ineludible en la fecha prevista para la renovación.

Así evitas posibles multas por circular sin ella en regla.

¿Qué casos pueden requerir pasar la ITV antes de tiempo?

Si se modifica o sustituye cualquier tipo de elemento antes o después de la matriculación que modifique las características recogidas en la tarjeta de la ITV, es necesario pasar la inspección y actualizar la información.

Otro escenario que obliga a volver a pasar la ITV es cuando el coche ha sufrido un accidente y, como consecuencia, sufre desperfectos importantes.

¿Pueden multarte legalmente por no tener la ITV estando el coche estacionado?

Si no tienes pasada de manera satisfactoria la ITV pueden multarte, aunque tu vehículo se encuentre estacionado, y de hecho, es el escenario más habitual.

De hecho, existen múltiples sentencias en diferentes Comunidades Autónomas que así lo ratifican fundamentándose en que todo vehículo estacionado destinado a la circulación debe someterse a la inspección técnica.

¿Qué veredictos puedes obtener en la ITV?

Cuando pasas la ITV puedes obtener 3 resultados:

  1. Favorable. La has superado con éxito.
  2. Desfavorable. Debes volver al taller porque se han encontrado defectos graves. Cuando los repares dentro de un plazo estipulado de 2 meses, debes volver a pasarla.
  3. Negativa. Los defectos son tan graves que originan la inmovilización inmediata del vehículo.

Importes y tipos de las multas por ir sin ITV

Según datos de 2022 de la Dirección General de Tráfico (DGT) el 65% de las furgonetas y hasta el 61% de los turismos circulan sin la ITV en vigor.

Existen diferentes escenarios que pueden darse y relacionados con la ITV, que van a determinar el importe de las multas a las que te puedes exponer.

Multa por ir sin ITV y no haberla pasado

La multa por circular sin ITV cuando no has presentado el vehículo a la Inspección Técnica del Vehículo en el plazo previsto asciende de 200 € a 500 €, de acuerdo con la tipificación de las infracciones de la Dirección General de Tráfico.

En esas circunstancias, se te va a otorgar un plazo máximo de 10 días para que pases la inspección.

Ten presente que la ITV es un sistema que garantiza que los vehículos que se incorporan al tráfico son seguros para sus conductores y para el resto de protagonistas de la circulación, así como para el medioambiente.

Multa por circular con ITV desfavorable

Si el resultado de la ITV es desfavorable vas a disponer de 2 meses para subsanar las faltas que se hayan encontrado.

Si transcurrido ese plazo no has pasado la ITV y sigues circulando, puedes encontrarte con una sanción de 200 €, aunque vas a poder seguir circulando.

Si aún así sigues circulando más allá de estos 2 meses, además de la sanción económica tu vehículo puede ser precintado, iniciándose así un procedimiento legal mediante el órgano competente para dar de baja el coche. 

Multa por circular con ITV negativa

Un resultado negativo en la ITV corresponde a haber encontrado faltas tan graves en el vehículo que no puede seguir circulando.

En la misma inspección se te impedirá circular con él y debes solicitar el traslado del vehículo a un taller mecánico para subsanar los problemas señalados en el informe, y cuando lo hagas debes volver a pasar la ITV.

Si por el motivo que sea, sigues circulando con tu coche te enfrentas a una multa de 500 € y a la inmovilización inmediata del coche.

Multa por no tener la pegatina

La pegatina de la ITV es el distintivo V-19 y debe ser instalado en un lugar visible de tu vehículo, concretamente en la esquina superior derecha del parabrisas cuando sea posible.

Según establece el Reglamento General de Vehículos, la sanción a la que puedes enfrentarte si circulas sin ella es de 80 € a 100 €.

Puede ocurrir que el agente no te multe por no tener la pegatina de la ITV porque puede comprobar si tu coche ha pasado la inspección en la base de datos de tráfico, sin embargo, es mejor que no te arriesgues.

Multa por tener la ITV caducada

De igual modo, circular con la ITV caducada puede originar multas de 200 €, y dependiendo del caso, la inmovilización instantánea del coche cuando presenta graves deficiencias.

Además, si te ves envuelto en un accidente y se determina que el causante has sido tú y que está ligado a deficiencias del vehículo por no haber pasado la ITV, las multas administrativas, así como tu responsabilidad civil y penal pueden verse incrementadas.

Multa por no haber pasado la ITV tras la segunda inspección negativa

No pasar la segunda Inspección Técnica de Vehículos en el plazo estipulado, te expone a una multa de 500 € y, a una posible inmovilización del vehículo como ocurre en otros casos que hemos expuesto a lo largo de este artículo.

Recuerda que no puedes, bajo ningún concepto, circular con un vehículo con una ITV negativa.

Causas más comunes de una ITV negativa

Si te preguntas por qué motivos pueden declarar una ITV negativa, estos son los más habituales:

  • Problemas en el sistema de frenado.
  • Emisiones contaminantes por encima de los valores permitidos, lo que incluye las modificaciones del tubo de escape que afecten a las emisiones.
  • Funcionamiento incorrecto en la dirección y los ejes del vehículo.
  • Ruedas en mal estado o defectuosas.
  • Problemas con el alumbrado y sistemas de señalización.
  • Fallos en el depósito del coche.
  • Deformaciones o golpes en la carrocería que pueden comprometer la seguridad del habitáculo del vehículo.
  • Incapacidad de identificar el vehículo por tener una matrícula en malas condiciones o falsificada, manipulaciones del número de bastidor, etc.

Evitar las multas relacionadas con la ITV

La mejor manera de evitar las multas con la ITV es circular con el vehículo solo cuando hayas obtenido un dictamen favorable o te encuentres dentro de los plazos estipulados para volver a pasarla.

Si no sabes cómo puedes saber dónde mirar la fecha de la siguiente ITV, puedes hacerlo de 3 formas diferentes:

  1. Aplicación miDGT, disponible para Android e iOS. No tienes más que descargarla y registrarte. Gracias a ella puedes acceder a todos los datos de los vehículos a tu nombre.
  2. Etiqueta de la ITV. En ella aparece la fecha de la siguiente inspección.
  3. Informe de la última ITV pasada. Se trata de un documento que se te entrega al pasar una inspección donde consta la fecha de expiración.

Recuerda que otra de las consecuencias de ir sin ITV es que en caso de accidente, el seguro puede negarse a cubrir los daños y perjuicios ocasionados.

Esto significa que el conductor debería, en esas circunstancias, asumir cualquier gasto relacionado con el siniestro como gastos médicos o daños a terceros.

Ahora que ya sabes lo importante que es tener la ITV en regla, el segundo paso es contratar un seguro de coche que se adapte a tu perfil como conductor, a las características de tu coche y a tus necesidades.

En Reale Seguros hemos habilitado una calculadora de seguros de coche que te permite obtener un presupuesto personalizado en pocos minutos, y si tienes dudas, contacta con nuestros agentes especializados para que te informen.