Marca personal: qué es y cómo crear una a tu medida

Inicio > Autónomos > Marca personal: qué es y cómo crear una a tu medida

Marca personal: qué es y cómo crear una a tu medida

La marca personal es uno de los pilares clave cuando quieres destacar como profesional, conseguir nuevos clientes y mostrar de forma clara cómo puedes ayudar a tu público objetivo en un mercado cada vez más competitivo.

Por suerte, plataformas digitales como las redes sociales o buscadores como Google nos dan la oportunidad de llegar a nuestra audiencia con un simple clic.

En realidad, todos tenemos ya nuestra propia marca personal, solo tenemos que introducir nuestro nombre en Google y ver la primera página de resultados.

Ahora, la cuestión es si tomamos el control de nuestra propia historia en la red o no. Por eso, en este artículo te contamos con lujo de detalles cómo crear tu marca a medida.

¿Qué es la marca personal?

La marca personal es la imagen que los demás tienen de ti y que has ido forjando mediante tus acciones y comunicaciones, tanto online como offline.

Es cómo te ven, pero también cómo te recuerdan, e implica revelar tu identidad, tus valores y tu propósito de manera auténtica.

Aunque construir la marca personal no es un proceso rápido, ni fácil, resulta muy importante para aumentar tu valor e influencia. Al fin y al cabo, se trata de empezar un negocio en el que tú eres la marca.

¿Cuáles son las características de la marca personal?

Conocer las características de la marca personal te ayuda a comprender este concepto en profundidad, por lo que las hemos resumido en cuatro puntos:

Misión

Una misión clara te va a servir de guía para que tu marca personal se acerque cada vez más a los objetivos que te has propuesto desde el principio.

De ahí, la importancia de dirigir tu marca hacia objetivos significativos que van más allá de vender productos o servicios. Busca la conexión emocional con tu audiencia para construir relaciones auténticas.

Los siguientes puntos fundamentales de la misión has de tenerlos muy en cuenta:

  • El propósito. La misión define el propósito principal de tu marca personal y es la respuesta a la pregunta: ¿Por qué hago lo que hago?
  • La inspiración. La misión tiene el poder de inspirar y motivar tanto a ti como a los que interactúan contigo.
  • La diferenciación. Tu misión también puede ayudarte a ser diferente en tu mercado o industria. Para ello, debes definir lo que te hace único a nivel personal y profesional, así como destacar tu contribución y enfoque particular.

Experiencia

Para convertirte en un referente de tu sector es importante demostrar tu valor diferencial con evidencias en cada una de tus acciones, contando tu historia en distintos canales y formatos.

Recuerda que tu autoridad se respalda con acciones tangibles y no con palabrería que no se pueda constatar.

Algunos aspectos clave de la experiencia son:

  • Habilidades y trayectoria. Transmite las habilidades y conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo, como la experiencia laboral o tu desempeño en proyectos anteriores.
  • Confianza. Tu experiencia construye la confianza y credibilidad de tu audiencia, por lo que, cuanto más puedas demostrar tu éxito en situaciones similares, más confianza transmitirá tu marca.
  • Evidencias tangibles. Utiliza logros pasados, certificaciones o testimonios para respaldar tu experiencia.

Propuesta de valor

Crea una oferta de valor única y diferente. El público no quiere que le hables de ti, sino de lo que puede conseguir contigo. Por esto, es sumamente importante crear una propuesta de valor con atributos, habilidades y características que te diferencien de los demás.

Trata de responder a esta pregunta: ¿Por qué deberían elegirte a ti y no a otra persona?

Toma nota de los elementos clave de la propuesta de valor:

  • Habilidades y competencia. Es importante destacar las habilidades específicas que posees y que te hacen excepcional en tu sector.
  • Valores y principios. Expón tus valores fundamentales. La transparencia ayuda a establecer conexiones fuertes con el público.
  • Compromiso con la mejora continua. Resalta tu compromiso con la innovación y el aprendizaje continuo.

Historia

Es el momento de contar tu historia de manera genuina y para ello puedes utilizar la técnica del storytelling, una de las más poderosas de la comunicación.

Te va a ayudar a humanizar, emocionar y transmitir tu verdadero valor como marca.

Los aspectos de las historias y las emociones a tener en cuenta en la marca personal son:

  • Conexión emocional. Las historias personales permiten compartir experiencias que resuenan emocionalmente en el público.
  • Humanización de la marca. Contar historias personales de éxito o superación muestra autenticidad y lleva a construir una imagen real.
  • Memorabilidad. Las emociones hacen que el público recuerde tu historia, ya que la gente tiende a recordar aquello que le emociona con mayor facilidad.

¿Cómo crear tu marca personal?

Crear una marca con personalidad no es una tarea fácil, ya que necesitas contar una idea sin caer en el lenguaje convencional, entre otras cosas.

Sin embargo, existen algunos pasos que te pueden ayudar a construir tu marca personal a medida.

Define tus objetivos

Sin metas claras, resulta prácticamente imposible diseñar tu estrategia,  por eso, es importante que identifiques los objetivos de tu marca personal desde el primer momento y que respondan a preguntas clave como las que te mostramos a continuación:  

  • ¿Dónde quieres llegar?
  • ¿Quieres generar una comunidad en redes?
  • ¿Quieres aumentar tus ventas?

Sean cuales sean tus metas, recuerda que deben seguir la estela de los objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y cuantificables).

Determina la audiencia

Definir tu público objetivo te ayuda a generar contenidos totalmente orientados y a saber en todo momento a quién te diriges:

  • Cuáles son sus necesidades y preocupaciones.
  • Qué tipo de contenido online lee
  • Qué información busca en internet.
  • Cuáles son sus responsabilidades
  • Etc.

Para ello, lo más recomendable es crear tu buyer persona paso por paso.

Diseña tu estrategia de comunicación

En este punto, vas a definir lo que quieres decir y cómo vas a decirlo, desde el mensaje hasta el tono y las palabras clave que te van a permitir conectar.

Puede ser una tarea compleja, dado que debes decir la misma cosa de manera diferente según el canal, por lo que contar con una estrategia de comunicación clara va a ser tu aliada para que funcione.

Lo más importante: sé fiel a ti mismo en todo momento.

Trabaja el branding

Tu imagen es fundamental, por lo que necesitas trabajar el branding de tu marca para que refleje tu personalidad. Todo cuenta, y esto incluye nombre, logo y eslogan.

No te agobies si no sabes qué nombre ponerle a tu marca o cómo crear un logo original, en este punto, es recomendable que tengas en cuenta estas dos cosas:

  1. Identifica los conceptos con los que se relacionan los usuarios.
  2. Realiza un proceso creativo adaptado a tu identidad.

Planifica tus acciones

Es el momento de planificar las acciones que vas a llevar a cabo para darte a conocer, ganar visibilidad y evaluar los resultados de forma continua.

Esto te permite saber si la estrategia está funcionando y hacer las modificaciones necesarias.

En este punto, puedes echar mano de un calendario editorial para planificar el contenido que vas a publicar en redes sociales, blog u otras plataformas.

El trabajo no acaba aquí. Una vez construida la marca personal, es necesario asegurarla mediante estrategias sólidas y considerando seguros para empresas, pymes o autónomos, resguardando así el activo intangible y la continuidad ante posibles riesgos o siniestros.

¿Cuál ha sido la evolución de la marca personal?

Aunque para muchos es un concepto nuevo, la marca personal es un término con muchos años de historia.

Fue en 1997 cuando Tom Peters, consultor de negocios, publicó el artículo “The Brand Called You” en la revista Fast Company para introducir la idea de que cada persona es una marca con la oportunidad de destacar.

Además, desvinculó la noción de que la construcción de marcas era exclusivamente para las grandes empresas, abriendo un universo de posibilidades hasta entonces insospechadas.

Poco después, la llegada de las redes sociales marcó un hito al democratizar el proceso de branding de los profesionales y las pymes.

Ahora, sabemos que gracias a estas plataformas, las personas pueden ser encontradas fácilmente con un solo clic, lo que nos brinda un poder sin precedentes para crear y compartir nuestro mensaje al mundo.

Tras los consejos e información compartida en este artículo, esperamos que ya tengas claro cómo vas a empezar a construir tu marca personal. Si tienes dudas sobre cómo proteger tu desempeño profesional tras contar con una marca personal bien construida o si deseas obtener más información sobre nuestros productos para empresas, pymes y autónomos, ponte en contacto con nuestros agentes.