¿Se puede transferir un coche sin ITV?

Inicio > Coche > ¿Se puede transferir un coche sin ITV?

¿Se puede transferir un coche sin ITV?

Una duda muy habitual es la relativa a si se puede transferir un coche sin ITV si vas a vender o comprar un vehículo de segunda mano. Antes de enfrentarte a un problema como una denegación de transferencia, es mejor contar con toda la información que atañe a esta cuestión.

Ten presente que sin la ITV vigente, un vehículo no puede circular por ninguna vía de nuestro país, puesto que se trata de la certificación de que cumple con la normativa vigente.

En este artículo vamos a responder a esta pregunta pero, además, vamos a abordar los posibles contextos que pueden bloquear la compraventa de un coche y que debes conocer.

¿Se puede transferir un coche sin ITV? Normativa y consideraciones

Si quieres saber si se puede transferir un coche sin ITV (Inspección Técnica de Vehículos), debes saber que de acuerdo con la normativa vigente, es posible.

Ahora bien, la Jefatura de Tráfico admite el cambio de titular pero, y esto es importante, no te facilita el permiso de circulación hasta que no acredites que has superado de manera satisfactoria la ITV.

De modo que para obtener el permiso de circulación definitivo es indispensable que el vehículo cuente con la ITV, ya que se trata de la ficha técnica que avala que el vehículo se encuentra homologado para circular de forma legal por las carreteras de España.

Desde el año 2015, tal y como recoge la Dirección General de Tráfico (DGT), esta información queda recogida en el permiso de circulación.

En todo caso, antes de circular con cualquier vehículo que hayas adquirido, cerciórate de que tenga la ITV al día y de que cuente con un seguro.

Recuerda que las multas por circular con un coche que no tenga la inspección al día son las siguientes:

  • Multa de 200 € en el caso de que esté caducada y no hayan transcurrido más de 2 meses.
  • Multa de 200 € e inmovilización si circulas con una ITV caducada más de 2 meses.
  • Multa de 500 € e inmovilización si circulas con una ITV que ha sido denegada. 

Transferencia con la ITV caducada

En el caso de querer transferir un vehículo sin la ITV al día, es decir, que esté caducada, la respuesta es también afirmativa.  Aunque, como ocurre con los que no tienen ITV, no puedes circular con él hasta que la pases.

De modo que, para acudir a una estación de ITV debe ser una grúa o un medio de transporte autorizado quien lleve el vehículo.

¿Cuándo puede denegarse la transferencia de un coche?

Aunque un coche sin ITV puede transferirse, pero no circular, existen una serie de escenarios que bloquean la transferencia de un coche hasta que se encuentre una solución a su situación.

Procedemos a detallarlos para que no te pillen desprevenido:

  • Reserva de dominio. Se da cuando la titularidad del coche es de la entidad financiera que ha otorgado el crédito con el que se adquirió. Antes de transferir un vehículo con reserva de dominio has de liquidar el pago del coche y solicitar la anulación de la reserva.
  • Precinto. En el caso de que una autoridad judicial o administrativa solicite la inmovilización del coche, este se puede transferir pero, como ocurre con la ITV, la Jefatura de Tráfico no va a emitir el permiso de circulación hasta que se cancele por parte de la autoridad que dictó el precinto.
  • Multas. Un coche con 4 o más infracciones graves pendientes en el momento de la compraventa no se puede transferir hasta que se haga frente a ellas. 
  • Embargo. En este caso tampoco se bloquea la transferencia, pero el comprador va a ser notificado por la DGT de la existencia de un embargo sobre el vehículo que le alerte de esta situación desfavorable.
  • Fallecimiento del titular. En el caso de que el titular del coche que se desea traspasar fallezca, es necesario presentar una serie de documentos para poder llevar a cabo el procedimiento de acuerdo a la legalidad. Entre los documentos a presentar están la declaración de herederos, el testamento, etc.
  • Restricciones. Pueden darse otros escenarios que requieran solucionar incidencias denegatorias antes de realizar cualquier tipo de trámite. En este sentido, por ejemplo, si no dispones de alguno de los siguientes documentos, la transferencia no puede hacerse efectiva: seguro de automóvil obligatorio, contrato de compraventa y DNIs o documentos acreditativos de la identidad de los implicados.

6 consejos para comprar un vehículo de segunda mano

Para comprar un coche de segunda mano con la máxima seguridad, la Dirección General de Tráfico proporciona las siguientes recomendaciones:

  1. Analiza al detalle el estado del vehículo.
  2. Verifica que esté libre de cargas y no se encuentre en ninguna de las circunstancias que hemos compartido contigo, y que puedan impedir su transferencia.
  3. Recuerda firmar un contrato de compraventa con el vendedor.
  4. Liquida el impuesto de transmisiones.
  5. Procede a realizar el cambio de titular en la DGT.
  6. Comprueba que el vehículo tiene la ITV en vigor o pásala antes de circular con él. 

Por último, contrata un seguro de coche que se adapte a tu perfil y cubra específicamente tus necesidades.

En Reale Seguros contamos con años de experiencia aportando soluciones flexibles y eficaces a los conductores más exigentes con modalidades de terceros, terceros ampliado y todo riesgo, con y sin franquicia.

Para facilitarte aún más las cosas, ponemos a tu disposición una calculadora de seguro de coche con la que obtener en menos de 3 minutos un presupuesto personalizado.

En cualquier caso, si tienes dudas, no lo pienses y contacta con nuestros agentes que estarán encantados de informarte.

¡Escribe un comentario!