Tipos de colisiones de vehículos y cómo evitarlas

Inicio > Coche > Tipos de colisiones de vehículos y cómo evitarlas

Tipos de colisiones de vehículos y cómo evitarlas

En los diferentes tipos de colisiones de vehículos suelen estar implicados factores como la velocidad excesiva, la conducción temeraria, no respetar las señales de tráfico o los ángulos muertos que dificultan la visibilidad en ciertas maniobras habituales. 

Practicar una conducción atenta y preventiva, servirte de sistemas de ayuda en el manejo de vehículos o tomar las precauciones necesarias de acuerdo con las condiciones que te rodean como conductor, son algunas de las medidas con las que puedes evitar accidentes.

Conocer cuáles son estas clases de colisiones y cómo puedes evitarlas favorece que incrementes tu seguridad en carretera.

7 consejos para evitar diferentes tipos de colisiones de vehículos

En este punto queremos compartir contigo algunos consejos para una conducción más segura que puedes aplicar a todos los tipos de colisión de vehículos:

  1. Evita las distracciones y mantén la concentración al 100 % mientras conduces. 
  2. Circula dentro de los umbrales de velocidad establecidos por la normativa.
  3. Mantén la distancia de seguridad adecuada que te permita reaccionar ante una frenada repentina del coche de delante, o que te facilite evitar cualquier obstáculo que sobrevenga e invada la calzada. 
  4. No consumas bajo el efecto del alcohol, las drogas, medicación o cualquier sustancia que pueda provocar somnolencia o afectar a la visión, coordinación o al tiempo de reacción.
  5. Conduce de manera prudente y respetuosa con el resto de actores de la circulación.
  6. Extrema las medidas de seguridad en condiciones adversas y busca un lugar seguro en el que detenerte si se dan condiciones extremas. 
  7. Realiza un buen uso de tus retrovisores y deja que los coches que se acercan a ti a una velocidad mayor que la tuya, te adelanten. 

Con la intención de profundizar en los diferentes tipos de colisiones, vamos a ir abordándolas una a una, compartiendo contigo distintas soluciones para que puedas reforzar la prevención de accidentes.

Colisión por alcance o trasera

La colisión por alcance o trasera suele estar causada por una frenada repentina del vehículo que circula delante o bien la distracción del conductor del vehículo de atrás, principalmente. 

Se trata de uno de los accidentes más habituales en trayectos urbanos, a bajas velocidades en una rotonda, un semáforo, una señal de STOP o un cruce.

¿Cómo evitar una colisión por alcance?

Para evitar este tipo de accidentes es preciso que apliques las medidas que acabamos de compartir contigo. 

Sin embargo, los llamados coches inteligentes pueden ayudarte a prevenirlas gracias, por ejemplo, a sistemas de ayuda a la conducción (ADAS), como el sistema de alerta de posible colisión con vehículos y obstáculos situados a menos de 150 metros.

Colisión frontal

La colisión frontal es aquella en la que 2 vehículos que circulan en sentido opuesto entran en contacto por la parte frontal. 

¿Cómo evitar una colisión frontal?

La forma más eficaz de evitar un choque frontal es la de, en la medida de lo posible, apartarse siempre. Eso sí, para realizar la maniobra con la mayor precisión y seguridad posibles, debes circular a una velocidad que no sea excesiva. 

Si circulas por una vía de varios carriles en ambos sentidos, procura situarte en el de la derecha, dejando despejados los centrales que suele ser donde se provocan más accidentes de este tipo. 

Colisiones frontolaterales o por embestida

Las colisiones frontolaterales o por embestida se producen cuando un vehículo impacta en el lateral de otro vehículo. Suelen ser habituales en cruces, aunque también pueden darse en las salidas de aparcamientos, centros comerciales, etc. 

¿Cómo evitar una colisión lateral?

La primera medida para evitar una colisión lateral es la de respetar la preferencia de los vehículos en todo tipo de cruces. 

Un gran avance para evitar este tipo de colisiones de vehículos son los sistemas de monitorización de ángulos muertos, útiles igualmente en las colisiones por alcance.

Colisiones laterales

Las colisiones laterales se producen cuando dos vehículos impactan o se topan por uno de sus laterales pudiendo originarse diferentes tipos de colisiones: 

  • Colisiones reflejas. Se origina cuando se dan varias colisiones laterales. 
  • Colisión por raspado. Esta puede ser negativa, cuando el raspado ocurre entre 2 vehículos que circulan en el mismo sentido, o positiva, cuando el raspado se da entre 2 vehículos que circulan en sentido contrario.

¿Cómo evitar las colisiones laterales?

Este tipo de impactos puede producirse por un adelantamiento indebido o por un cambio de carril inadecuado, pero también si no estás familiarizado con el volumen de tu vehículo. 

La prudencia y el control de la velocidad, además de verificar que tus maniobras sean seguras, son algunas de las precauciones que puedes adoptar para incrementar tu seguridad en la conducción. 

Colisiones múltiples

Las colisiones múltiples se dan cuando están implicados más de 2 vehículos que circulan en varios sentidos por lo que suelen ser habituales en cruces. 

Puede darse también en vehículos que circulan uno detrás del otro, por lo que se trata más específicamente de una colisión en cadena

¿Cómo evitar colisiones múltiples?

Las condiciones múltiples se originan en un contexto de densidad de tráfico. 

Por ello, calcular la distancia en segundos de reacción más que en espacio, puede ayudarte a evitarlas. 

Extrema la precaución en condiciones de tráfico denso y tramos de vías peligrosos. 

Colisión por vuelco

La colisión por vuelco es una colisión contra el asfalto o contra otro vehículo tras haber girado 90 º. Suele darse en zonas fuera del poblado. 

Habitualmente está provocada por un exceso de velocidad o como resultado de una maniobra brusca del conductor por la que pierde el control del vehículo. 

En este tipo de accidentes los daños son importantes tanto para las personas como para los vehículos.

¿Cómo evitar la colisión por vuelco?

Además de mantener la velocidad adecuada y no circular en condiciones atmosféricas peligrosas, puedes evitar este tipo de accidentes prestando atención a la señalización del tramo por el que circulas. 

Por ejemplo, si se anuncia la presencia de animales salvajes, el estrechamiento de las vías, etc. 

Colisiones mixtas

Finalmente, las colisiones mixtas combinan una colisión con el atropello de una persona. Por su propia naturaleza, son habituales en zonas habitadas. 

¿Cómo evitar la colisión mixta?

Evitar una colisión mixta en la que se produce un atropello puede conseguirse aplicando medidas tales como reducir la velocidad en zonas de poblado, ante semáforos y pasos de cebra. 

Otra forma de reducir este tipo de colisión es aminorando la velocidad y prestando especial atención al conducir al pasar por colegios o zonas de cruce o máxima afluencia de personas.

Ante cualquier tipo de colisión de vehículos, resulta determinante que tu seguro de coche te ofrezca las mejores coberturas para afrontar los posibles imprevistos. 

Es el caso de las soluciones de Reale Seguros con las que te proponemos distintas modalidades de seguros de coche, con soluciones específicas para coche eléctrico e híbrido

Puedes calcular tu seguro fácilmente y en menos de 3 minutos gracias a nuestra calculadora de seguro de coche, o bien contáctanos si necesitas que nuestros agentes amplíen la información que buscas.