Tipos de suelos para casa: 8 consejos para elegir el mejor

Inicio > Hogar > Tipos de suelos para casa: 8 consejos para elegir el mejor

Tipos de suelos para casa: 8 consejos para elegir el mejor

Elegir entre la gran cantidad existente de tipos de suelos para casa puede suponer una gran inversión de tiempo, así como tener que decidir entre un número de opciones tan variado que, finalmente, acabes eligiendo un suelo que no se ajusta a tus espacios y necesidades. Los hay laminados, cerámicos, hidráulicos, vinílicos o de piedra, entre otras opciones. 

Para discriminar entre ellas, valora factores como tu presupuesto, la instalación, el suelo existente, la resistencia o el estilo decorativo de tus espacios. 

Para ayudarte a bucear entre tantas posibilidades, vamos a compartir contigo 8 útiles consejos para que detectes cuál es el más adecuado para ti. 

Tipos de suelos para tu casa

El primer paso para elegir correctamente el tipo de suelo que te conviene, es conocer las opciones más habituales que puedes encontrar en el mercado. 

Porcelánicos y cerámicos o de gres

Tanto los suelos porcelánicos –que como su nombre indica están compuestos por porcelana– y los cerámicos o de gres proporcionan múltiples acabados, formas y calidades, con la ventaja añadida de ser muy resistentes

Sin embargo, son suelos fríos, y aunque suponen una inversión para toda la vida, pueden elevar tu presupuesto inicial. 

Vinílicos y de PVC

Los suelos vinílicos y de PVC son soluciones con una buena relación calidad-precio, resistentes a la humedad y fáciles de instalar

En contrapartida, los modelos de menor calidad pueden perder color con el tiempo y desgastarse. 

Hidráulicos

Los suelos hidráulicos consisten en baldosas decorativas de cemento pigmentado comprimido que puedes utilizar en interiores pero también en exteriores. 

El mayor inconveniente es que son resbaladizas.

Microcementos

Los suelos de microcemento son muy resistentes e impermeables, por lo que serán una buena opción en cocinas, baños y zonas de paso

Los acabados son muy profesionales y elegantes, pero requieren de personal especializado para instalarlos.

Parqués y suelos de madera

El parqué es un suelo de madera que puede ser macizo o bien estar compuesto por láminas

Dependiendo del tipo de instalación puede ser parqué flotante, esto es sin pegarlo al suelo existente, sino colocándolo sobre él, o bien encolado, es decir pegando las láminas al suelo.

Ofrece múltiples posibilidades de acabado, son cálidos y originales, puesto que cada lámina cuenta con un aspecto único.

Laminados

Si te gusta el acabado de madera, pero buscas mayor resistencia y un menor mantenimiento, los suelos laminados son idóneos. 

Están conformados por varias capas de melanina prensadas y una capa superior transparente que las protege.

De piedra

Los suelos de pizarra, arenisca, mármol o granito son muy resistentes aunque más fríos, por lo que suelen instalarse en zonas cálidas. 

De linóleo

Los suelos de linóleo se elaboran a partir de aceite de linaza, maderas o resinas, entre otros componentes naturales. 

Es un suelo elástico, muy resistente y se limpia fácilmente.

De resina epoxi

A no ser que tu suelo anterior sea de madera, la resina epoxi se coloca fácil y rápidamente sobre él. 

Por este hecho, resulta idóneo para reformas parciales y espacios en los que necesites un suelo antideslizante.

De moqueta

La moqueta aporta sin duda calidez y confort, no obstante, su principal desventaja es su mantenimiento complicado en zonas de pasos, y queda desaconsejada su instalación si algún miembro de la familia padece alergias o algún tipo de afección respiratoria.

De corcho

El suelo de corcho es resistente y ligero, además de que te ayuda a reforzar el aislamiento térmico y acústico de tu vivienda. 

8 consejos para elegir entre los distintos tipos de suelos

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de suelo, presta atención a los siguientes factores que pueden decantar la balanza hacia uno u otro. 

Lugar de instalación

El lugar de instalación del suelo va a determinar su uso y los elementos a los que se va a ver expuesto. 

Te ponemos algunos ejemplos:

  • En los baños valora colocar suelos antideslizantes como los de arenisca o los de resina epoxi.  
  • En el garaje instalar un suelo de hormigón pulido o resina epoxi te ofrece resistencia y solidez.
  • En las cocinas puedes jugar con los acabados profesionales del microcemento y su característica impermeabilizante

Incidencia del sol

Ten en cuenta si en el lugar en el que vas a instalar el suelo incide o no la radiación solar. 

Los suelos de madera o de vinilo pueden sufrir alternaciones de color por acción del sol de manera excesiva y continuada.

Compatibilidad con suelo radiante

Si cuentas con una instalación de suelo radiante, es necesario analizar el tipo de suelo que vas a utilizar para no interferir con sus grandes ventajas en climatización de espacios. 

Por ejemplo, los suelos de madera al tener una importante capacidad aislante pueden disminuir el rendimiento del suelo radiante. 

Por esta razón, es esencial que elijas suelos conductivos como los suelos cerámicos, de microcemento o de piedra.  

Decoración de tus espacios

Recuerda que instalar un suelo u otro, puede ofrecer distintas sensaciones en tus espacios. 

La piedra es sofisticada y elegante, la madera cálida y acogedora, el suelo porcelánico versátil y la resina epoxi altamente decorativa

Realiza diferentes simulaciones con alguna aplicación de los suelos que más te gusten antes de tu elección para aproximarte mejor al resultado final. 

Tipo de suelo existente

Es un factor a tener en cuenta porque ciertos tipos de suelos para pisos no pueden instalarse sobre uno existente, o si el ya instalado no es suficientemente estable. 

Si estás obligado a quitar el anterior, considera el  incremento en tu presupuesto. 

Instalación

El parqué junto con los suelos laminados son de los suelos que cuentan con una instalación más sencilla gracias a su sistema de clic por el que se unen unas láminas a otras. A ellos se unen los suelos de vinilos que se adhieren a cualquier superficie no porosa. 

Mantenimiento

Si buscas un suelo con un mantenimiento sencillo, evita suelos naturales de madera, ya que al tratarse de un material natural es más sensible a la erosión y requiere unos cuidados específicos. 

Por el contrario, los suelos de gres y porcelánicos tienen un mejor envejecer y son fáciles de limpiar. 

Presupuesto

El material elegido es determinante a la hora de marcar el presupuesto de instalación del suelo de tu vivienda. 

Si cuentas con un presupuesto limitado y buscas suelos económicos los de vinilo, linóleo o laminados son opciones accesibles. 

Los de madera dependiendo de cuál sea la elegida, así como los porcelánicos o cerámicos pueden elevar el monto final de tu factura. 

Sostenibilidad

Si te preocupa la sostenibilidad, los suelos de madera, porcelánicos, cerámicos, de linóleo o de piedra natural son perfectos para tu contribución respetuosa al medioambiente

En todo caso, elijas el suelo que elijas, no deja de ser una inversión en tu vivienda. 

Para que puedas proteger tus inversiones, en Reale Seguros te brindamos la posibilidad de disfrutar de seguros de hogar con amplias coberturas que puedes adaptar a tus necesidades.  

Calcula tu seguro de hogar en menos de 3 minutos o contáctanos si necesitas mayor información.