Conducción defensiva: qué es y técnicas para prevenir accidentes

Inicio > Coche > Conducción defensiva: qué es y técnicas para prevenir accidentes

Conducción defensiva: qué es y técnicas para prevenir accidentes

La conducción defensiva reduce la posibilidad de sufrir un accidente, hace más amable la conducción, es más eficiente y ayuda a ahorrar combustible y gastos médicos, entre otras ventajas.

Sus pilares son la observación, la anticipación y la distancia de seguridad, tres actitudes que incluyen una serie de técnicas que van a ayudarte a protegerte y por extensión a proteger al resto de conductores.

Por su relevancia, te hemos preparado este contenido donde vamos a compartir contigo qué es la conducción defensiva y qué técnicas puedes aplicar para prevenir accidentes.

¿Qué es la conducción defensiva?

La conducción defensiva es conjunto de técnicas de conducción orientadas a que el conductor adopte una actitud preventiva y de alerta en carretera para reforzar la seguridad y reducir al máximo la posibilidad de sufrir un accidente, o si no es posible, minimizar sus consecuencias.

Este método de anticipación funciona como un manual de buenas prácticas independientemente de la actitud del resto de conductores y circunstancias.

La clave de una conducción defensiva es que el conductor se basa en la prevención, la anticipación y la atención, además de tomar decisiones proactivas enfocadas a reforzar la seguridad en carretera y anticiparse a posibles situaciones de riesgo.

La conducta defensiva ofrece otras ventajas complementarias como ahorrar tiempo en los trayectos, reducir el consumo de combustible y proteger la vida humana, ya que al cuidar de uno mismo, se cuida la vida de los demás conductores.

Diferencia entre conducción defensiva y preventiva

Aunque en ocasiones se utilizan sin hacer distinción entre ambas, la conducción defensiva se centra en reaccionar de manera segura en situaciones de riesgo procurando mantenerte a salvo a ti y al resto de conductores.

La conducción preventiva, como su nombre indica, se orienta en mayor medida en prevenir los riesgos, en anticiparse a los imprevistos. Para ello debes prestar especial atención a maniobras como el adelantamiento, incorporaciones en glorietas o la circulación por pasos de peatones o intersecciones complicadas.

¿Cómo puede ayudarte la conducción defensiva? 5 beneficios importantes

La mayor ventaja de la conducción defensiva es el aumento de la seguridad al volante, algo que cobra gran relevancia ante las cifras de fallecidos comunicadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) durante el año 2023: 1.145 personas perdieron la vida en siniestros de tráfico.

Hemos recopilado otros beneficios en la siguiente enumeración que te van a ayudar a entender la importancia de adoptar una manera de conducir defensiva:

  • Prevención de accidentes de tráfico.
  • Reducción del estrés al mejorar la identificación de los riesgos y saber cómo actuar frente a ellos.
  • Ahorro a largo plazo por las sanciones que puedes evitar al no cometer infracciones o al no sufrir accidentes y tener que afrontar posibles gastos médicos.
  • Conducción segura es sinónimo de más eficiente. Al limitar las frenadas bruscas y las maniobras arriesgadas, se reduce el consumo de combustible, algo que minimiza a su vez las emisiones de gases de efecto invernadero en coches de combustión, así como el desgaste del vehículo.
  • Contagio de una cultura vial responsable que promueve un entorno más seguro y agradable para todos los intervinientes.

Técnicas de conducción defensiva que debes conocer

Las técnicas de conducción defensiva se fundamentan en 3 pilares en los que vamos a profundizar en los sucesivo:

  1. La observación.
  2. La anticipación.
  3. La distancia de seguridad.

Observación

La observación en la conducción defensiva resulta estratégica. Como conductor debes procurar que tu mirada sea panorámica, no limitarte a lo que puede ocurrir justo delante del vehículo.

Ten presente que cuanto más rápido vayas, más lejos debes procurar mirar para anticiparte a cualquier tipo de riesgo. 

Además, utiliza los espejos retrovisores de manera regular con la intención de captar lo que ocurre a tu alrededor a lo largo del trayecto y especialmente al realizar cualquier tipo de maniobra.

En lo que concierne a la visibilidad existen sistemas ADAS como la cámara trasera con detección de tráfico cruzado que permiten eliminar los ángulos muertos, afianzando la seguridad de tu conducción.

La observación debe permitirte recabar toda la información que necesitas para analizar y reaccionar de manera eficaz y segura.

Por ejemplo, prestando atención a la visión lateral, vas a poder anticipar la apertura de la puerta de un coche, a un peatón que pretende cruzar o un movimiento brusco de otro vehículo.

Anticipación

Para poder prever un peligro debes controlar la velocidad, cuanto más rápido circules, menor tiempo de reacción vas a tener para protegerte.

Por otro lado, mantener una actitud proactiva en cuanto a la planificación de un plan B en situaciones con un alto potencial de riesgo va a permitirte ser más eficaz si algo ocurre.

Por ejemplo, en un cruce peligroso o un STOP, no confíes únicamente en la prioridad que puedas tener, muéstrate precavido y comprueba el entorno minuciosamente.

Separación

De acuerdo con las recomendaciones de la DGT, es aconsejable que mantengas una distancia de dos segundos de separación respecto a un punto fijo que se encuentre entre tu coche y el que te precede.

Esta distancia de seguridad debes mantenerla también con el coche que va detrás de ti.

Si bien es cierto que no puedes controlar la velocidad con la que circulan los demás, si puedes adoptar buenos hábitos de conducción para intentar asegurarte de que se respete entre los que se encuentran:

  • Frenar a tiempo.
  • Evitar las frenadas bruscas, procura que sean progresivas.
  • Utilizar convenientemente las señalizaciones luminosas como las luces de emergencia.

En todo caso, es importante que recuerdes que el tiempo de reacción del ser humano se encuentra en torno al segundo, por lo que adoptar una conducción defensiva va a disminuir considerablemente el riesgo de un siniestro.

Puedes reforzar estas técnicas planificando con tiempo el recorrido para evitar situaciones de estrés y realizando un correcto mantenimiento de tu vehículo.

Si, a pesar de todas estas precauciones, te ves involucrado en un accidente, contar con un seguro de coche con buenas coberturas como las que te ofrecemos en Reale Seguros, resulta determinante.

Te ofrecemos la contratación de pólizas que se adaptan a todo tipo de conductor con modalidades de terceros, terceros ampliado y todo riesgo con y sin franquicia.

Puedes obtener un presupuesto personalizado en menos de 3 minutos con nuestra calculadora de seguros de coche, y si necesitas información, no dudes en contactar con nuestros agentes