Juntos día a día UN BLOG DE REALE SEGUROS

Mediador

El mediador es una figura a la que puedes acudir si buscas asesoramiento personalizado a la hora de contratar un seguro.

Gracias a esta nueva entrada de nuestro diccionario de términos sabrás qué es, qué tipos existen, qué obligaciones tiene y cómo te puede ayudar.

 ¿Qué es un mediador?

El mediador de seguros es toda persona física o jurídica que realiza una actividad de distribución de seguros a cambio de una remuneración.

Esta figura en ningún caso puede ser una entidad aseguradora o reaseguradora ni tampoco puede ser un empleado de la misma, ya que en realidad se trata de un intermediario entre la compañía aseguradora y el asegurado.

¿Cómo puedes conseguir el título de mediador de seguros?

Para convertirte en mediador de seguros necesitarás el Certificado del Grupo A de Mediación de Seguros, acreditación que puedes conseguir a través de los cursos aprobados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones –DGSFP-.

Los Colegios de Mediadores de Seguros de cada Comunidad Autónoma, así como algunas universidades –incluida la Universidad Nacional a Distancia, UNED– imparten formación homologada para convertirse en mediador.

 ¿Cómo te puede ayudar un mediador?

Un mediador te proporciona asesoramiento profesional y especializado sobre los seguros que ofrece. En ese sentido debe cumplir con estas 3 imperativos:

  1. Estar inscritos en el Punto Único de Información o PUI de Distribuidores de seguros y de reaseguros.

  2. Ofrecer información veraz y suficiente en la promoción, oferta y suscripción de los contratos de seguros.

  3. Ser el depositario de las cantidades recibidas de sus clientes en concepto de pago de las primas por contrato de seguro, así como de las cantidades entregadas por las entidades aseguradoras en concepto de indemnizaciones o reembolso de las primas destinadas a sus clientes.

Ten presente que en ningún caso el mediador puede añadir recargos a los recibos de prima emitidos por las entidades aseguradoras o celebrar o modificar en nombre de su cliente un contrato de seguro sin el consentimiento de éste.

En cualquier caso, un mediador supervisado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones posee políticas escritas y fácilmente accesibles para sus usuarios con el fin de garantizar su transparencia.

En el caso de que accedas a un mediador a través de internet, dichas políticas deberán encontrarse claramente plasmadas en sus sitios webs detallando:

  • Los criterios utilizados para la selección y comparación de los productos de las entidades aseguradoras.

  • Las entidades aseguradoras sobre las que se ofrecen productos y la relación contractual con el mediador.

  • El aval de si el precio del seguro que figura al final del proceso está o no garantizado.

  • La frecuencia con la que la información de los distribuidores se actualiza.

Asimismo, como en el caso de toda página web, debe tener accesibles su titularidad y su condición para que los usuarios puedan ejercer con la máxima garantía los derechos de asistencia y defensa de sus intereses y, en especial, utilizar las instancias de reclamación interna.

 Ventajas de contar con un mediador

Permítenos, tras lo expuesto, que te indiquemos a modo de pequeño recopilatorio las ventajas que te puede proporcionar un mediador de seguros:

  1. Especialización y profesionalidad.

  2. Asesoramiento personalizado antes de contratar un seguro y a lo largo de su vigencia.

  3. Gestión postventa que supervisa que los contratos se respeten por todas las partes implicadas.

  4. Transparencia y seguridad, siempre y cuando cuentes con mediadores oficiales.

 Mediadores y diferencias entre agentes y corredores de seguros

La figura del mediador se relaciona con otras dos que son los agentes y los corredores de seguros.

Antes de abordar las diferencias entre ellos es necesario conocer qué tipos de intermediarios de seguros hay.

Según el Real Decreto-ley 3/2020 el mediador se engloba en lo que se considera distribuidores de seguros, entre los que puedes encontrar:

  • Entidades aseguradoras.

  • Mediadores de seguros.

  • Mediadores de seguros complementarios.

A su vez, los mediadores se clasifican en los siguientes 3 grupos, que pueden ser tanto personas físicas como jurídicas:

  1. Agentes de seguros.

  2. Corredores de seguros.

  3. Operadores de banca-seguros.

Es importante señalar que son incompatibles entre sí, es decir que un corredor de seguros no puede ser de manera simultánea agente de seguros u operador de banca-seguros.

Con el objetivo de determinar sus diferencias, te indicamos a continuación en qué consisten cada uno de ellos.

 Agentes de seguros

Los agentes de seguros llevan a cabo la mediación entre el futuro asegurado y la entidad aseguradora mediante la celebración de un contrato de agencia.

Encontrarás 2 tipos de agentes de seguros:

Exclusivos

Los agentes exclusivos son, como su propio nombre anticipa, aquellos que trabajan únicamente para una aseguradora.

No obstante, si la aseguradora principal les otorga permiso, pueden ofrecer los productos de otras aseguradoras siempre que no abarquen las mismas áreas de la aseguradora principal.

 Vinculados

Los agentes vinculados pueden trabajar para varias aseguradoras sin problemas.

Asimismo, los agentes de seguros tienen la posibilidad de contratar colaboradores externos para desarrollar sus redes de distribución de productos.

Dichos colaboradores se encuentran bajo la responsabilidad y dirección del agente que los contrate en los términos que pacten.

Corredores de seguros

Los corredores de seguros son personas físicas o jurídicas que realizan la actividad de distribución de seguros. Ofrecen al futuro asegurado un servicio de asesoramiento independiente basado en un análisis objetivo y totalmente personalizado de sus necesidades.

Deben seguir las siguientes pautas:

  • Informar a quien trate de concertar el seguro sobre las condiciones del contrato que a su juicio conviene suscribir.

  • Velar por que el futuro asegurado cumpla con los requisitos de la póliza de seguro.

  • Prestar asistencia y asesoramiento en caso de siniestro.

  • Presentar al menos tres propuestas diferentes a sus clientes.

Como hemos señalado anteriormente, los corredores de seguros no pueden ser agentes de seguros, ni agentes externos de estos.

Su actividad también es incompatible con la de peritos de seguros, comisarios de averías y liquidadores de averías, salvo que estas actividades se desarrollen en exclusiva para asesoramiento de tomadores del seguro, asegurados

 

Operadores de banca-seguros

Los operadores de banca-seguros son bancos y entidades de crédito tanto públicas como privadas que realizan la mediación de seguros como agentes de seguros.

Su relación profesional con las compañías aseguradoras se vehicula a través de un contrato de agencia.

Sea como sea, el corredor de seguros y el operador de banca-seguros deberán informar a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones de cualquier relación que pretendan establecer con personas físicas o jurídicas que pueda implicar la existencia de vínculos estrechos.

Permítenos que hagamos un breve recopilatorio de información antes de concluir.

El mediador Reale es un agente especializado que tiene como objetivo estar cerca de ti, al igual que nuestros asesores que estarán encantados de ayudarte. Contáctanos sin compromiso.