Inicio > Diccionario de Seguros > Renta vitalicia


30 Abr 2024

Renta vitalicia

La renta vitalicia da respuesta a una de las grandes preocupaciones que asaltan a muchas personas a la hora de pensar en jubilarse y en cómo hacer para mantener un nivel de ingresos razonables después del retiro laboral.

En los últimos años, han cobrado protagonismo diferentes métodos de ahorro cuyo objetivo es que las personas dispongan de un capital que sirva de complemento a las pensiones públicas de jubilación. Uno de esos métodos son las rentas vitalicias.

¿Qué es una renta vitalicia?

Una renta vitalicia es un tipo de seguro de vida a través del cual el asegurado percibe un pago el resto de sus días a cambio de una prima única o de una serie de pagos.

Este tipo de ahorro requiere la aportación de determinado capital económico por parte del asegurado. Este capital puede pagarse de una sola vez o puede consistir en una serie de aportaciones que se extiendan durante un periodo de tiempo determinado.

A partir de dicho capital, se genera un ahorro que el asegurado empezará a percibir de forma periódica (normalmente, mes a mes) cuando llegue a una edad previamente pactada con la entidad aseguradora o asegurador.

Además de ser una manera de tener controlados tus ahorros, los seguros de renta vitalicia pueden ayudarte a salvar la brecha de sueldo que, inevitablemente, se produce después de la jubilación, e incluso pueden servirte de colchón económico para posibles gastos médicos derivados del paso del tiempo.

¿Qué tipos de renta vitalicia existen?

En España existen distintos tipos de seguros de renta vitalicia dependiendo de la clasificación que se tome como base.

Inmediata

Este tipo de rentas vitalicias toman como referencia el momento en el que empieza a percibir el asegurado su capital y comienzan a pagarse al mes siguiente de formalizar el contrato y depositar el capital económico pertinente.

En otras palabras, con este tipo de renta, no tendrías que esperar a cumplir una edad determinada o ciertos requisitos para comenzar a recibir el dinero.

Diferida

También tiene su origen en el momento de percepción del capital que establece una fecha futura a partir de la cual el beneficiario comenzará a cobrar la renta.

La ventaja de las rentas diferidas es que te permiten planear a largo plazo cuándo empezar a disfrutar de ellas.

En ambos tipos de renta, el beneficiario seguirá cobrando hasta el momento de su fallecimiento.

Garantizada

Por su parte, en las rentas vitalicias garantizadas el total percibido por el asegurado es constante, es decir, percibirás la misma cantidad de dinero todos los meses.

Variable

En las rentas variables la cantidad mensual percibida por el beneficiario puede cambiar en función de diversos factores como la inflación o de si se han realizado inversiones con el dinero destinado a financiar la renta.

¿Cuáles son las ventajas de las rentas vitalicias?

Las rentas vitalicias ofrecen una serie de ventajas respecto a otros métodos o sistemas de ahorro.

Las principales son las siguientes:

  • Seguridad: te proporcionan un flujo de ingresos conocido de antemano y constante durante el tiempo que te quede de vida, lo que puede aportar una gran tranquilidad.
  • Flexibilidad: pueden estructurarse de varias formas diferentes lo que permite a los beneficiarios elegir el tipo de renta que mejor se ajusta a sus necesidades y objetivos.
  • Protección contra la inflación: muchas rentas vitalicias están indexadas a la inflación, por lo que el poder adquisitivo de los ingresos se mantendrá en el tiempo.
  • Planificación financiera: pueden ser una herramienta útil para la planificación financiera a largo plazo, ya que garantizan un flujo de ingresos constante para toda la vida.

Como ves, los seguros de renta vitalicia pueden ser un complemento perfecto para tu pensión de jubilación. Analizar en profundidad las opciones de las que dispones te llevará a decidirte por la mejor solución en tu caso. Si deseas saber más sobre los seguros de vida de Reale, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de agentes.