Juntas de vecinos: qué son, plazos legales, cómo y quién debe convocarlas

Inicio > Comunidades > Juntas de vecinos: qué son, plazos legales, cómo y quién debe convocarlas

Juntas de vecinos: qué son, plazos legales, cómo y quién debe convocarlas

Las juntas de vecinos son el órgano de gobierno esencial en toda comunidad de propietarios. Vela por sus intereses validando cuentas anuales y presupuestos, y acordando acciones por el bien común. Las juntas nombran los cargos del órgano de gobierno y se convocan de manera ordinaria o extraordinaria por el presidente o por los propios vecinos. 

Es importante que conozcas su funcionamiento, dado que tras cada convocatoria se redactará un acta con la hoja de ruta y los puntos votados y aceptados o rechazados por los participantes. 

Dada su relevancia para ti, queremos que conozcas qué es una junta de vecinos, qué plazos legales deben respetarse, al igual que cómo y quién debe convocarlas

¿Qué son las juntas de vecinos?  

Las juntas de vecinos son el órgano de gobierno máximo en una comunidad junto con el presidente, el vicepresidente, el secretario y el administrador.

Están conformadas por todos los propietarios de un edificio o urbanización que, a través de votaciones, promueven y participan en las decisiones necesarias para la vida en común.

Su constitución y desarrollo se encuentran regulados por la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal. 

En relación a la designación de los cargos se especifica que: 

  • Las juntas de vecinos deben reunirse una vez al año
  • El nombramiento del presidente de una comunidad de vecinos es obligatorio y puede ser hacerse entre los propietarios, o bien asignarlo de manera rotatoria o por sorteo entre todos los propietarios.
  • El presidente puede ejercer los cargos de secretario y administrador, siempre que no se exprese de manera contraria en los estatutos. 
  • La designación de uno o varios vicepresidentes es optativa y se realiza del mismo modo que el presidente. Entre sus funciones se encuentra la posibilidad de sustituir al presidente si es necesario.
  • La designación de los cargos tendrá vigencia de un año.

Competencias de las juntas de vecinos

Las juntas de vecinos cuentan con las siguientes competencias:

  • Nombrar y cesar los cargos del órgano de gobierno. 
  • Presentar y aprobar el plan de gastos e ingresos, así como el estado de cuentas. 
  • Aprobar o modificar los estatutos. 
  • Establecer las normas de régimen interior.
  • Poner en marcha las medidas necesarias para tratar los asuntos de interés general para el mejor servicio común.

Llegados a este punto, es importante señalar que los acuerdos que se realicen en el marco de una junta de vecinos pueden ser impugnables ante los tribunales en virtud de la legislación procesal general, si son contrarios a la ley, contradicen los estatutos o resultan gravemente lesivos para alguno de los propietarios.

En todo caso, la impugnación se encuentra supeditada al dictamen de un juez para suspender cualquier tipo de ejecución del acuerdo. 

Plazos legales de las juntas de vecinos

En lo que respecta a las juntas de vecinos, es importante señalar el procedimiento y plazos para que se garantice su correcto desarrollo. 

Como ya hemos avanzado hace unas líneas, la junta de propietarios debe reunirse al menos una vez al año en junta ordinaria para validar presupuestos y cuentas, revocar o renovar cargos, etc. 

Ten presente que el año debe calcularse en periodos de 12 meses, por ello no se debe tomar como referencia el 31 de diciembre como fin de un ciclo. 

De acuerdo con la ley de la propiedad horizontal anteriormente citada, las juntas vecinales deben convocarse al menos con 6 días de antelación. Sin embargo, para evitar posibles incidentes en la comunicación, es recomendable aumentar este plazo para asegurarse de que todos los interesados reciben la convocatoria. 

Así las cosas, también es posible convocar una junta extraordinaria de vecinos para tratar en principio temas urgentes por lo que no se requiere de plazos mínimos según la ley para notificarla. 

Igualmente, en este caso, es aconsejable realizar su notificación con el tiempo suficiente para que los propietarios puedan organizarse. 

Si las circunstancias así lo requieren, es posible realizar juntas telemáticas en comunidades cumpliendo una serie de requisitos como que todos los propietarios cuenten con los medios necesarios, que se pueda reconocer la identidad de los participantes y que se asegure la correcta recepción de los puntos de interés legítimo de las personas.  

¿Cómo y quién puede convocar una junta de vecinos?

Cómo convocar una junta de vecinos y quién puede hacerlo son 2 cuestiones esenciales qué es importante que conozcas. 

EL funcionamiento de una junta de vecinos es el siguiente: 

  • El presidente, o en su defecto los administradores designados, son quienes están al cargo de convocar las juntas de vecinos. Puede darse el caso de que la junta se convoque sin mediación del presidente, siempre que participen la totalidad de los propietarios.
  • Se debe comunicar el orden del día con los asuntos a tratar, así como el día y la hora del encuentro, y si se celebra en primera o segunda convocatoria. 
  • Si en la primera convocatoria no participan la mayoría de las cuotas de participación previstas por la ley, se debe llamar a una segunda convocatoria. Esta no necesita ya de un quórum de participación para que no suponga un bloqueo por falta de asistencia en el tratamiento de las propuestas. 
  • Todo propietario puede solicitar incluir en el orden del día cualquier tema legítimo enviando un escrito al presidente, o persona designada a tal efecto, en el que especifique claramente los asuntos que desea que se traten.
  • Finalmente, se debe proceder a redactar el acta de la junta y, posteriormente, se deben hacer llegar a los propietarios, teniendo que incluir además del orden del día los siguientes datos: 
  • Fecha y hora de celebración.
  • Autor de la convocatoria.
  • Carácter ordinario o extraordinario. 
  • Relación de los asistentes, cargos, propietarios representados y cuotas de participación en el caso de que deban incluirse. 
  • Acuerdos adoptados, y si se necesitan, los nombres de los propietarios que han votado a favor y en contra, al igual que las cuotas de participación.
  • Por último, el presidente y el secretario deberán formar las actas al final de la reunión o en los 10 días naturales desde la celebración de la convocatoria. 

Uno de los acuerdos a los que puede llegarse es la elección del seguro para la comunidad con el que vas a poder proteger tanto el patrimonio común como también aquellos elementos considerados privativos. No dudes en contactar con nuestros agentes para que te informen y así elegir la solución más adaptada a las necesidades de tu comunidad.