Normativa de aparcamiento para motos: ¿Qué debes saber sobre ella?

Inicio > Moto > Normativa de aparcamiento para motos: ¿Qué debes saber sobre ella?

Normativa de aparcamiento para motos: ¿Qué debes saber sobre ella?

La normativa para el aparcamiento de motos recoge todos los requisitos a tener en cuenta por los conductores. Aparcar la moto de forma legal no debería ser difícil ni confuso pero al tratarse de un vehículo más ágil y de menor tamaño que el coche, a menudo te enfrentas a la tentación de dejarla en lugares que incumplen la ley.

Las prisas y la falta de información pueden hacer que a muchos motoristas les invadan las dudas.

Por lo anterior, y siendo amante de las dos ruedas como eres, en este artículo te vamos a proporcionar una guía para que puedas aparcar tu moto de manera segura y legal en todo momento.

¿Cuál es la normativa general para el aparcamiento de motos?

La normativa para el aparcamiento de motos en España está regulada principalmente por la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que prohíbe estacionar motos sobre las aceras, paseos y otras zonas destinadas al paso de los peatones.

Sin embargo, esta ley permite a los municipios regular la parada y estacionamiento de los vehículos de dos ruedas en aceras y paseos, siempre y cuando no perjudiquen ni entorpezcan el tránsito peatonal.

Esto requiere tener en cuenta las necesidades de personas con discapacidad o que transporten objetos voluminosos, como carritos de bebé o dispositivos de movilidad.

En general, las ordenanzas municipales, entendidas como normas jurídicas emitidas por los municipios, suelen coincidir en la idea de que el estacionamiento de motocicletas debe hacerse en espacios reservados para ellas.

Además, no deben invadir las áreas destinadas al estacionamiento de otros vehículos. No obstante, una moto puede aparcar en una plaza de coche si no hay una zona específica para motos y la calle es estrecha.

Es importante recordar que las ordenanzas municipales deben respetar la jerarquía normativa establecida por la legislación nacional, regional o autonómica, y no pueden contradecir normas de rango superior.

¿Se puede aparcar una motocicleta en la acera?

La posibilidad de aparcar una moto en la acera varía según las regulaciones municipales.

En ciudades grandes como Madrid y Barcelona, las motos pueden estacionar en aceras con ciertas condiciones.

Por ejemplo, en Madrid, y como vamos a ver más a detalle, se permite el estacionamiento en aceras de más de tres metros de ancho, de forma paralela o en batería según la amplitud, y respetando distancias mínimas.

En cualquier caso, la normativa suele exigir que, al aparcar en la acera, se respeten distancias mínimas con respecto al bordillo, a pavimentos tactovisuales y a los accesos a transporte público.

Aparcamiento de motocicletas en Madrid y Barcelona

En Madrid, el reglamento establece que las motos deben aparcar en espacios específicamente reservados para ello, y si no los hay, se puede estacionar en la calzada junto a la acera de manera oblicua.

También se puede aparcar una moto en la acera, andén o paseo, asegurándose de dejar un espacio mínimo de 3 metros para el paso de los peatones.

En el caso de Barcelona, las motocicletas pueden aparcar en aceras de más de tres metros de ancho cuando no sea posible hacerlo en la calzada.

Además, se establece la condición de aparcar lo más cerca posible del bordillo, prohibiendo la formación de dos líneas de estacionamiento en la acera.

Aparcamiento de motocicletas en Zaragoza y Sevilla

Ten en cuenta que las normativas locales pueden variar de unas ciudades a otras.

Por ejemplo, en Zaragoza, además de permitir el estacionamiento en la acera, la distancia entre motocicletas debe ser mayor a 2 metros.

Por su parte, en Sevilla las motos pueden aparcar en aceras de más de 3 metros y medio de ancho, manteniendo una distancia de 50 cm del bordillo de forma paralela.

Aparcamiento de motocicletas en Bilbao y Valencia

En Bilbao, el aparcamiento de motos en aceras está terminantemente prohibido y sólo se permite en aparcamientos habilitados para las motocicletas fuera de las aceras.

En el caso de Valencia, se puede aparcar en espacios reservados en la calzada y en aceras es posible siempre y cuando tengan más de tres metros de ancho. Debe haber una distancia de 50 cm del bordillo y respetar las condiciones específicas.

¿Cómo aparcar correctamente la moto?

Ya te hemos dejado claro que, aunque la normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT) en España prohíbe el estacionamiento de motocicletas en aceras, paseos y zonas peatonales como regla general, los municipios tienen la facultad de regular la parada y estacionamiento de vehículos de dos ruedas en estos lugares, siempre y cuando no obstaculicen ni pongan en riesgo el tránsito de peatones.

Ahora bien, esto debe estar siempre indicado mediante la señalización correspondiente.

Por ejemplo, si vas a Madrid, estas son las señales y los aspectos a tener en cuenta a la hora de aparcar una moto sin riesgo de ser multado:

  • Estacionar preferentemente en plazas reservadas para motos en la banda de estacionamiento.
  • Si no hay plazas reservadas, estacionar en la banda de estacionamiento de forma oblicua a la línea de acera, ocupando un máximo de dos metros.
  • Estacionamiento gratuito e ilimitado para motos en calles no peatonales ni de especial protección para el peatón.
  • Dejar espacio libre para el tránsito peatonal y respetar las condiciones específicas de estacionamiento.

Otro ejemplo es el de Barcelona. Las señales a tener en cuenta a la hora de aparcar una moto en la Ciudad Condal son:

  • Estacionar en espacios destinados especialmente a motos siempre que sea posible.
  • En la calzada, si no existen estos espacios, se debe estacionar en semibatería ocupando una anchura máxima de 1,5 metros.
  • En aceras de más de tres metros de ancho, estacionar a una distancia de 50 cm del bordillo y respetar las condiciones específicas.

¿De cuánto es la multa por una moto mal estacionada?

Las multas por estacionamiento indebido pueden variar según la ciudad y la gravedad de la infracción, pero un estacionamiento que obstruye un paso de peatones conlleva multas de 200 euros, aproximadamente.

En cualquier caso, es fundamental respetar las normativas para evitar sanciones económicas y contribuir a una convivencia vial armoniosa.

A título informativo, estas son algunas de las multas habituales para conductores de motocicletas:

  • Circular sin placas de matrícula: 200 €.
  • No llevar la documentación de la moto: 10 €.
  • Transportar menores de 12 años como pasajeros: 200 €.
  • Circular sin seguro obligatorio: 650 €.
  • No pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) en el plazo establecido: 200 €.
  • No llevar pegada la etiqueta de la ITV: 100 €.
  • Adelantar por la derecha: 200 € (salvo excepciones).
  • Circular haciendo zigzag entre los coches: 500 €.
  • Repostar combustible con el motor encendido: 80 €.
  • Circular sin casco o con un casco homologado: 200 € y 4 puntos menos del carnet de conducir.
  • No encender las luces, tal y como establece el Artículo 104 del Reglamento General de Circulación: 200 €.
  • Invadir el sentido contrario de la calzada: 500 €.

Teniendo todo esto en cuenta, es fundamental para los conductores de motocicletas cumplir con la normativa de tráfico y seguridad vial para evitar multas. También recuerda que circular sin seguro es ilegal y acarrea multas considerables.

Además, considerando la vulnerabilidad de los motoristas, contar con un seguro de moto que cubra la responsabilidad civil obligatoria es igualmente importante.

Si lo deseas, aquí puedes calcular tu seguro de moto de forma fácil y en tan solo unos minutos. Si quieres obtener más información, contacta con nuestros agentes.