Esquela funeraria: qué es y tipos

Inicio > Decesos > Esquela funeraria: qué es y tipos

Esquela funeraria: qué es y tipos

La publicación de la esquela funeraria en la prensa escrita, forma parte de la tradición española en este sector. Comúnmente, esta herramienta de comunicación se utiliza para anunciar el fallecimiento de una persona a los más allegados. 

De este modo, los conocidos pueden acompañar a los familiares en el funeral o, simplemente, dar el pésame. Por su parte, el desarrollo de las nuevas tecnologías ha revolucionado el sector funerario, provocando principalmente una pérdida de popularidad en las esquelas físicas. 

Aunque el formato tradicional de esquelas sigue permaneciendo en la prensa escrita, en los últimos años han surgido nuevas formas digitales de informar sobre los fallecimientos. Te contamos qué son las esquelas, cómo localizarlas y los tipos que existen. 

¿Qué son las esquelas funerarias y para qué sirven?

Las esquelas funerarias son textos publicados en prensa escrita generalista, medios funerarios especializados o tablones de anuncios para comunicar el fallecimiento de una persona. 

Por lo general, se componen de un cuadro negro con el nombre y apellidos del difunto, un pésame público y los datos más importantes sobre el lugar y la fecha del funeral ya sea religioso o civil. 

Tradicionalmente, se suelen publicar en prensa escrita o en sitios públicos con mucho tráfico de viandantes, para que llegue al mayor número de personas posibles. 

Actualmente, también es posible publicar la esquela en internet. Además, existe otro tipo de esquela que no se publica con un objetivo informativo porque la defunción se acaba de producir, sino más bien a modo de recordatorio en el aniversario del fallecimiento.  

Las personas que suelen redactar y, posteriormente, publicar una esquela funeraria son mayoritariamente aquellas a las que les ha unido una importante relación personal, laboral o de amistad con el fallecido. 

Breve historia de las esquelas 

Antaño, se empleaban los tablones de anuncios situados en lugares públicos, con mucha frecuencia de paso de personas, como son el ayuntamiento o las plazas de las iglesias, para anunciar el fallecimiento de una persona. 

Hoy en día, es más habitual ver las esquelas funerarias en la prensa escrita o directamente en páginas web especializadas en este tipo de comunicados, como puede ser la web de la funeraria o el tanatorio. 

Las esquelas forman parte de la tradición funeraria de toda España. Sin embargo, su importancia destaca en la zona norte del país, donde es muy común el uso del término pompas fúnebres

Tipos de esquelas que existen 

Principalmente, el objetivo de las esquelas es notificar con claridad quién es el fallecido, para que los conocidos puedan asistir al funeral o a dar el pésame público. Actualmente, en el sector comunicativo funerario existen dos tipos de esquelas

Esquelas funerarias físicas

Las esquelas físicas son aquellas que, como su propio nombre adelanta, se redactan y publican en la prensa escrita. También, es posible encontrarlas en tablones de anuncios públicos, generalmente, en pueblos o ciudades pequeñas. 

Este tipo de esquelas se caracteriza por tener un formato sencillo compuesto por: el nombre del difunto, un pésame público escrito o sugerido por algún allegado y los datos más relevantes sobre el evento fúnebre. 

Esquelas funerarias digitales 

Las esquelas digitales surgen tras el desarrollo de las nuevas tecnologías. También tienen como objetivo comunicar la muerte de una persona o notificar sobre el aniversario del fallecimiento. Existen portales digitales especializados que se dedican a publicar esquelas funerarias diarias y a rememorar la vida de los difuntos. 

¿Cómo redactar una esquela? Paso a paso 

Si quieres comunicar el fallecimiento de un allegado a través de una esquela funeraria, te explicamos cómo redactarla paso a paso. 

Puntos clave de la redacción

El texto es una cuestión muy personal y, por tanto, debe ejecutarse pensando en quien ha fallecido. No obstante, las esquelas presentan una estructura común que conviene conocer como referencia. 

  1. Símbolo religioso si representa al fallecido. 
  2. Nombre completo del difunto. 
  3. Títulos nobiliarios, cargos públicos o nombre popular con el que se le conocía. 
  4. Datos informativos sobre el día de la defunción y la edad de la persona. 
  5. Las siglas QEPD (Que en Paz Descanse) o DEP (Descanse En Paz). 
  6. Nombre, parentesco o relación de la persona encargada de publicar la esquela. Si son varios, lo normal es colocar primero el más cercano, como hijos, viuda, hermano, etc. 
  7. Datos sobre el funeral religioso, ceremonia civil o laica: día, hora y lugar. También se puede aprovechar este apartado para elaborar un texto breve para hacer oraciones religiosas. 

Medios de contacto posibles para la publicación

Tras redactar el escrito funerario se debe elegir el medio de comunicación donde publicar la esquela. Una vez seleccionado, hay dos opciones: 

  • Contactar con el medio de comunicación antes de que cierre la edición. De este modo, la esquela funeraria sería publicada justo al día siguiente del fallecimiento. 
  • Contactar con la funeraria para que tramite el procedimiento de una forma efectiva. 

El precio de publicación varía según el medio y, sobre todo, de la tirada que tenga el periódico. Los periódicos o medios locales y regionales tienen un impacto menor, por ende, los precios son más asequibles. 

Por su parte, algunos seguros funerarios cuentan entre sus coberturas con gestiones relacionadas con las esquelas. En caso de tener contratado un seguro de este tipo, te aconsejamos revisar el condicionado de la póliza para comprobar de forma exacta su alcance y las posibles exclusiones. 

En concreto en Reale Seguros cubrimos la esquela en un periódico local desde las 3 modalidades de seguro de decesos: Prima periódica (Básica y Completa) y Prima única

¿Cómo localizar una esquela antigua?

Si deseas localizar una esquela antigua publicada en un medio de comunicación hace años, debes buscar en la hemeroteca del medio. Para agilizar el procedimiento es conveniente tener una idea aproximada de cuando se produjo el fallecimiento. 

También se puede acceder a la hemeroteca digital, dependiente de la Biblioteca Nacional de España, por si hubiera alguna información relacionada. Tan importante es conocer los detalles de una esquela funeraria como contratar un buen seguro de decesos.

En Reale Seguros contamos con una dilata experiencia en este ramo. Contáctanos y nuestros expertos responderán a todas tus inquietudes y necesidades.