Inicio > Diccionario de Seguros > Damnificado


28 May 2024

Damnificado

El damnificado es la persona que sufre un perjuicio o daño como consecuencia de un siniestro de envergadura con efecto, generalmente, colectivo. 

En ocasiones, requiere incluso de la intervención de las autoridades competentes. 

¿Qué es un damnificado?

Un damnificado es un sujeto que ha sufrido las consecuencias de un siniestro o de un desastre en forma de graves daños o perjuicios morales, físicos o patrimoniales, en especial de naturaleza colectiva, y con independencia de si las consecuencias son parciales, totales, temporales o definitivas. 

Ante ciertas circunstancias graves se puede requerir la ayuda de las autoridades para cubrir las necesidades básicas hasta que la situación se restablezca o se rehabilite la zona.

Suele utilizarse de forma plural en el sentido de que los acontecimientos de gran envergadura suelen afectar a múltiples personas

Entre los tipos de causas graves o extraordinarias encontramos: 

  • Terremotos. 
  • Erupciones volcánicas. 
  • Inundaciones. 
  • Huracanes. 
  • Terremotos. 
  • Derrumbamientos.
  • Actos terroristas. 

Respuesta a damnificados colectivos

En estos casos, se lleva a cabo un recuento minucioso de las personas afectadas por el desastre con el objetivo de analizar la magnitud del siniestro y así determinar la ayuda humanitaria y material necesaria.  

De esta forma, las autoridades competentes ante un desastre pueden determinar con mayor precisión las respuestas a dar con base en los resultados del análisis en lo referente a: 

  • Operaciones de salvamento y rescate. 
  • Abastecimiento de víveres y otras necesidades. 
  • Albergue y asistencia social. 
  • Asistencia psicológica. 
  • Rehabilitación urgente de infraestructuras. 

Por norma general, se trabaja de manera proactiva en planes de gestión del riesgo de catástrofes a nivel nacional o regional en coordinación con las Comunidades Autónomas. 

En virtud de la magnitud de los daños, se puede acordar auxilio económico general para los damnificados.

Diferencia entre damnificado y perjudicado

Las palabras damnificado y perjudicado suelen utilizarse sin distinciones para hacer referencia a la persona que sufre un daño o las consecuencias de un siniestro. 

Sin embargo, la condición de damnificado se suele atribuir a los perjudicados por un desastre con efectos colectivos, tal y como te hemos avanzado hace unas líneas.

En este sentido, la indemnización del damnificado se encuentra supeditada a la consideración de la causa del daño y a la atribución de la compensación pertinente. 

Relación damnificado y aseguradora: cláusula de compensación

En lo que respecta a la relación entre el damnificado y el seguro, el asegurado o tomador debe comunicar a su aseguradora, según lo estipulado en la Ley de Contrato de Seguro, la relación de los objetos afectados, así como la estimación de los daños ante un siniestro.  

Debes ser consciente de que las entidades aseguradoras que ofrecen coberturas de riesgos extraordinarios –como pueden ser los fenómenos naturales anteriormente citados– tienen un recargo obligatorio a favor del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) bajo la denominación de cláusulas de compensación de seguros

La naturaleza de estas cláusulas se fijan por ley, discriminando entre: 

  • Seguros contra daños. Como parte de pólizas de vehículos terrestres y ferroviarios, incendios y eventos de la naturaleza.
  • Seguros contra personas. Con arreglo a pólizas del ramo de vida o del ramo de accidentes.  

El CCS es quien solicita a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones la aprobación de las tarifas aplicables de la cláusula de compensación.