Juntos día a día UN BLOG DE REALE SEGUROS

Fecha de Efecto

La fecha de efecto del seguro es una de las partes fundamentales de tu póliza. Conocer realmente qué es y cuáles son sus implicaciones resulta determinante a la hora de presentar partes de siniestros de forma correcta.

De dicha importancia se deduce que lo hayamos incluido como término de nuestro diccionario y que lo abordemos seguidamente.

¿Qué es la fecha de efecto del seguro?

La fecha de efecto del seguro es el momento en que en el contrato se matiza el día y la hora en que entran en vigor sus efectos.

Puedes encontrar este dato en las condiciones particulares del contrato con tu aseguradora.

Una vez hecha esta breve definición, afrontamos otras preguntas comúnmente realizadas por los usuarios sobre esta temática a fin afianzar el concepto que nos ocupa.

¿Cuándo empieza a cubrir un seguro?

Por lo común, la fecha de inicio de las coberturas de una póliza suele coincidir con la fecha de emisión de la misma. Una vez pagada la prima inicial, la carencia puede ser de 24h.

Sin embargo, en caso de que las partes lo acuerden, los efectos del seguro podrán retrotraerse al momento en que se presentó la solicitud o se formuló la proposición.

Antes de entrar en detalles sobre las implicaciones de la fecha de efecto del seguro, es importante conocer otro concepto relacionado como es la fecha de vencimiento de tu contrato.

 ¿Cuál es la fecha de vencimiento de un seguro?

En contraposición a la fecha de efecto, la fecha de vencimiento establece el momento preciso en que las coberturas dejan de tener validez.

Esto sucederá, siempre y cuando no se produzca la extinción del seguro antes de tiempo o que su vencimiento se vea alargado por modificaciones sustanciales en la naturaleza del objeto asegurado.

Nos detendremos en el siguiente punto dadas las implicaciones de estas dos fechas.

 Implicaciones de la fecha de efecto y la fecha de vencimiento

Tanto la fecha de efecto como la fecha de vencimiento son dos piezas indispensables en la póliza del contrato de tus seguros.

Según expone la Ley 50/1980, de 8 de octubre, del Contrato de Seguro, las partes mínimas que debe contener tu póliza para ser efectiva son estas 9 que te detallamos:

  1. Nombre, apellidos, dirección o denominación social de las partes contratantes. En su caso también debe constar la designación del asegurado y del beneficiario.

  2. Concepto por el cual se asegura.

  3. Naturaleza del riesgo cubierto.

  4. Designación de los objetos asegurados y de su situación.

  5. Suma asegurada o alcance de la cobertura.

  6. Importe de la prima, recargos e impuestos.

  7. Vencimiento de las primas, lugar y forma de pago.

  8. Duración del contrato, con expresión del día y la hora en que comienzan y terminan sus efectos.

  9. Nombre del agente o agentes en caso de que intervengan en el contrato.

Asimismo, es importante saber que la fecha de efecto también tiene implicaciones en situaciones de sobreseguro, esto es, en el caso de que cuentes con varias pólizas con distintas entidades. Toma nota de lo que te explicamos a continuación.

 Fecha de efecto y sobreseguro cuando hay dos o más pólizas

La fecha de efecto y la fecha de vencimiento, como hemos visto, marcan los límites de las coberturas de tu seguro. Sé consciente de que si cuentas con dos o más contratos con distintas entidades aseguradoras que cubren los mismos riesgos de un mismo objeto durante el mismo periodo de tiempo, salvo que exista un pacto contrario, debes, como tomador del seguro o asegurado, comunicarlo a cada asegurador.

En el caso de que omitas esta información, si se produce un sobreseguro ante un siniestro, las entidades aseguradoras no estarán obligadas a pagar la indemnización.

No te quedes con ninguna duda en lo que a seguros se refiere. Contacta con nuestro equipo de asesores, ellos te ayudarán a resolver tus preguntas y te acompañarán en el proceso de selección del mejor seguro para ti y los tuyos.